CASCADA DE ABELÓN CON NIÑOS: un paisaje de cuento en los Arribes zamoranos

Cascada de Abelón, Sayago, Zamora

Cascada de Abelón

La cascada de Abelón es un singular salto de agua formado por tres torrentes de agua que se abren en abanico y crean una espectacular cascada. Además permite asomarse a los Arribes del Duero desde el Mirador de la Poyata o desde el Mirador de San Vicente, donde el río Esla desemboca en el río Duero.

Cascada_de_Abelón_Mi_familia_viajera

Nos habían recomendado ir a ver la cascada de Abelón en la comarca de Sayago y tras un par de intentos infructuosos, este fin de semana por fin pudimos acercarnos hasta esta villa en la que parece detenerse el tiempo.

La cascada de Abelón es un salto de agua espectacular por su belleza y el enclave en que se encuentra. Ahora bien, es una cascada estacional y que debe ser visitada en época de lluvias o poco después de su finalización, pues el arroyo que alimenta este bello salto se seca en los meses de verano.

Cómo llegar:

Cascada de Abelón, Sayago, Zamora

Sendero Cascada de Abelón

Nos desplazamos para empezar la ruta al pueblo de Abelón (Zamora)Esta localidad se encuentra a 81.4 kms de Salamanca y a tan solo 38.2 kms de Zamora.

Para llegar aquí, iremos normalmente desde Zamora por la carretera CL-527 en dirección a Bermillo de Sayago. Para posteriormente desviarnos siguiendo las indicaciones a Moralina de Sayago por la carretera ZA-P-2224, que nos llevará a Abelón.

El pueblo tiene dos barrios, y debemos ir al segundo de ellos. Aparcaremos al lado de una báscula de pesaje donde hay un cartel con indicaciones de la ruta que vamos a seguir.

Itinerario de la ruta a la Cascada de Abelón:

Cascada de Abelón, Sayago, Zamora

“Cortinas” en Abelón

A la izquierda de la báscula, según miramos desde el cartel, sale una calle asfaltada perpendicular a la carretera que nos ha traído al pueblo. Este será el inicio de la ruta que se encuentra sin señalizar en este breve primer tramo.

Tras avanzar unos metros entre casas nos encontramos con un cruce que a la izquierda tiene señales blancas y rojas del GR-14 o senda del Duero (por ese camino volveremos, por tanto, ahora lo obviamos) y de frente aparecen ya estacas con señales blancas y amarillas que nos acompañarán en nuestro recorrido.

El primer tramo de la ruta (unos 2 kms, ida) se podría hacer en coche, pero en este caso el recorrido sería de ida y vuelta.

Nosotros recomendamos hacer la excursión circular porque creemos que merece la pena disfrutar de este entorno natural. Además, el recorrido es completamente llano y sin dificultades.

Los dos primeros kilómetros de nuestro itinerario van por una pista en buen estado, casi llana, en ligero descenso entre muros de fincas con encinas y pastos.  Estamos recorriendo lo que en esta zona se denominan “cortinas” que son fincas de pequeñas dimensiones delimitadas por paredes de piedra y que se utilizan para el pasto de ganado.

Cascada de Abelón, Sayago, Zamora

Mirador de la Poyata

Recorrido este tramo, la pista se estrecha algo y empezamos a ver señales en madera que indican “Poyata”.  La camino amplio que traíamos va dando paso a un sendero y empezamos a bajar hacia el “arribe” con vistas sobre el cañón que el río Duero empieza a labrar.

Alcanzaremos una bifurcación con señales blancas y amarillas tanto hacia la izquierda como hacia la derecha. Ambos sentidos son correctos, el ramal de la izquierda (camino principal) nos lleva directamente a la cascada de Abelón, mientras que si cogemos el sendero de la derecha veremos previamente el Risco de la Campaña y el Mirador de la Poyata.

Esta parte del recorrido es opcional, pero nosotros lo recomendamos, debido a que no supone prácticamente ni un kilómetro más de recorrido y permite asomarse al río Duero y ver una formación rocosa singular.

Para llegar a ver ambos atractivos del camino, debemos cruzar un pequeño arroyo. Se trata del arroyo de La Cunca que formará la cascada de Abelón. Según cómo veamos que está de caudal al cruzarlo, podremos hacernos una idea de cómo estará de espectacular la cascada.

Tras cruzar el arroyo subimos una veintena de metros y nos encontraremos con la Peña de la Campana a la derecha y las indicaciones del Mirador de la “Poyata” de frente bajando unos 100 metros más.

El mirador no existe como tal, sino que es una explanada en forma de balcón sobre el río Duero que ofrece magníficas vistas. Es una zona donde habrá que tener cuidado con los niños, pues sin tener grandes precipicios, si es posible sufrir una caída con cierto desnivel.

Cascada de Abelón, Sayago, Zamora

Risco de la Campaña

Retrocedemos sobre nuestros pasos desde la Poyata y nos acercamos ahora a nuestra izquierda al cercano Risco de la Campana. Esta es una formación geológica llamada Taffoni, y se origina por la erosión diferencial del agua y el viento que modelan este curioso relieve. A los niños les encantará situarse debajo de esta gigantesca piedra con sus curiosas oquedades en la base. Es un buen lugar para tomar un tentempié, pues en la zona de la cascada no encontraremos mucho sitio para sentarnos si el caudal del agua es abundante.

Continuamos retrocediendo hasta el cruce en el que nos desviamos de la pista principal, aunque algunos senderos parezcan atajar hacia la bajada, ninguno de ellos permite hacerlo. En la pista principal (ya convertida en senda ancha) giramos a la derecha y comenzamos a descender con más pendiente hacia el Duero. El camino se estrecha y aparecen algunos escalones de piedra para evitar resbalones en los prados. Vemos ya a la derecha el arroyo La Cunca precipitarse en múltiples saltos y avanzaremos con el ruido del agua animándonos a contemplar la maravilla que nos espera.

La senda empieza a efectuar varias lazadas en la parte más abrupta para bajar el escarpe por el que se precipita la cascada. Se alternan tramos de tierra pendiente, con algún escalón rocoso. El descenso es sencillo, pero que exige ir muy pendientes de los niños y ayudándoles en algunos tramos.

Cascada de Abelón, Sayago, Zamora

Río Duero

Ya oímos el fragor del agua precipitándose. Pasaremos al lado de los restos de un antiguo molino, desde donde ya tenemos la imagen de la cascada (en un cruce anterior a la izquierda podríamos habernos asomado a una especie de balcón que permite ver desde arriba la cascada).

Este último tramo lo bajaremos por terreno escalonado con el agua discurriendo un poco ya por todas partes. Debemos tener especial cuidado pues la roca húmeda y el musgo convierten algunas zonas en muy resbaladizas.

Cascada de Abelón, Sayago, Zamora

Cascada de Abelón

Estamos ya en la base de la cascada, saltando aquí y allá, podremos situarnos cerca para contemplar el espectáculo. Caen tres chorros que se dividen en varios brazos que se precipitan en escalones por doquier. El río Duero se encuentra muy cerca, a nuestra espalda. Si eres un amante de la fotografía querrás pasar largo rato aquí buscando perspectivas para captar este fotogénico salto.

Al regresar al camino principal podemos aprovechar a ver el molino (desde aquí también hay una buena vista de toda la cascada si se quiere hacer fotos) y subir por detrás de su pozo.

Hay que subir parte del desnivel bajado, retrocediendo sobre nuestros pasos, pero hay que ir atentos para desviarnos en una apertura en un cercado a la derecha en dirección a los restos de la antigua Ermita de San Vicente.

Subiremos ahora una loma, bajaremos y cruzaremos dos arroyos, para subir con más pendiente hasta una pista.

Aunque las balizas marcan hacia la izquierda, si vamos atentos veremos que a la derecha por una pista de no más de 30 metros se encuentra el mirador de San Vicente.

Cascada de Abelón, Sayago, Zamora

irador de San Vicente

Desde este mirador veremos la desembocadura del Esla en el Duero, con las mezclas de las aguas de distintos colores. En este paraje tendremos en frente algunos escarpes en los que anidan buitres que podremos ver volar con un poco de suerte.

Desde el mirador también observaremos una cruz y los restos de la planta de la antigua ermita. Hay una piedra a la que han añadido una especie de campanario asemejando una pequeña capilla.

Tomamos ya la pista con ligera subida no muy pendiente, pero si constante durante un kilómetro y medio para regresar al pueblo. (Es posible hacer el tramo desde el pueblo de Abelón hasta la ermita en coche y luego descender a pie hasta la cascada).

Nos encontraremos cerca del pueblo con un cruce que nos señala a la izquierda las marcas blancas y rojas del GR 14, mientras que a la derecha se encuentran las señales blancas y amarillas de nuestra ruta.

Si nos apetece seguirlas llegaremos hasta la carretera que une Abelón con Moralina, será un kilómetro más de paseo realizando la última parte por carretera.

Nosotros giraremos a la izquierda por un camino ancho, siguiendo las señales del Gr-14 y que nos dejará en poco más de un kilómetro en el pueblo (en el cruce comentado al principio).

Ya estamos a poco más de 100 m de donde hemos dejado nuestro vehículo.

Vídeo:

Galería de fotos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Track de la ruta en Wikiloc:

Powered by Wikiloc
Perfil MIDE (*):
Cascada_de_Abelón_Mi_familia_viajera

Sígueme

Deja un comentario