SENDERISMO EN EL VALLE DE HECHO: Qué ver y hacer en la Selva de Oza

-

Aguas Tuertas
Valle de Hecho – Aguas Tuertas

El Valle de Hecho está ubicado en la comarca de La Jacetania, en la zona más occidental del Pirineo oscense, en pleno corazón del Parque Natural de los Valles Occidentales. Aquí, se mezclan con una gran armonía, el magnetismo de una espléndida y exuberante naturaleza, con pueblos de montaña sorprendentes y gentes hospitalarias. Un enclave natural, donde destaca el paraje de la Selva de Oza. Un lugar ideal para disfrutar del aire libre, el senderismo y las montañas, y dejarse embelesar por sus múltiples y variados colores.

Os vamos a reseñar algunas de las rutas más interesantes de la zona, y así, conoceremos el valle de principio a fin.

La mágica Selva de Oza y la Corona de los Muertos

Bosques de colores en la Selva de Oza
Bosques de colores en la Selva de Oza
Hayedo de la Selva de Oza
Hayedo de la Selva de Oza
Praderas en la Selva de Oza
Praderas en la Selva de Oza
Manantiales de la Selva de Oza
Manantiales de la Selva de Oza

Entre las muchas cosas que hay qué hacer y ver en el Valle de Hecho, destacan los caminos y senderos por la Selva de Oza.

Rodeada de picos y cumbres entre los 2.300 y 2.700 m, la Selva de Oza es el lugar ideal para hacer turismo familiar en plena naturaleza. Aquí encontraréis rutas muy sencillas como, por ejemplo, la que va hasta la Corona de los Muertos. Un yacimiento arqueológico de carácter funerario. Se trata de un paraje singular, formado por círculos de piedra construidos desde finales del Neolítico (3000 a.c) hasta finales de la Edad de Hierro (500 a.c). 

La ruta comienza en el aparcamiento del campamento Ramiro el Monje. Desde este punto, cogeremos una pista, en las inmediaciones del camping de Selva de Oza. Enseguida nos adentraremos en el espectacular bosque de la Selva de Oza, en el que se esconde la Corona de los Muertos, cobijada por esbeltos abetos y hayas.

Ibón de Acherito

Ascensión al Ibón de Acherito
Ascensión al Ibón de Acherito
Ruta ibón de Acherito
Ruta ibón de Acherito
Ibón de Acherito
Ibón de Acherito

Es una de las rutas más populares del Valle de Hecho. El lago glaciar, creado durante el Cuaternario, se ubica en un entorno privilegiado que atrapa por su belleza y por ser uno de los enclaves menos modificados por la mano del hombre.

Comenzaremos el recorrido en el aparcamiento de la Mina. Para luego, ascender por el Barranco de la Foyas hasta alcanzar el lago más occidental del Pirineo oscense: el Ibón de Acherito. Un emplazamiento sorprendente con un entorno único y unas panorámicas de ensueño.

Valle de Estriviella

Pradera del Valle de Estriviella
Pradera del Valle de Estriviella
Valle de Estriviella
Valle de Estriviella
Pozas barranco de Estriviella
Pozas barranco de Estriviella

Estriviella es un paraje de fácil acceso y de una gran belleza. El enclave natural está presidido por una amplia pradera, rodeada de cumbres montañosas y, surcada por un arroyo que se desliza desde el collado y el circo glaciar de Estriviella hacia el valle. Las panorámicas son especialmente llamativas a finales de primavera cuando los prados de montaña están salpicados de flores de colores y las nieves perduran en las cumbres.

La senda comienza en el aparcamiento del refugio Selva de Oza. Desde este punto se interna en un agradable y frondoso hayedo que asciende por el barranco de Estriviella. Al ganar altura, se pueden observar algunos saltos de agua y cascadas antes de alcanzar los pastos de montaña y el circo glaciar de Estriviella.

Calzada Romana y la senda de los Ganchos

Ruta de la Calzada Romana
Ruta de la Calzada Romana
Castillo Viejo o Castiello Biello
Castillo Viejo o Castiello Biello
Llegada al Campamento San Juan de Dios
Llegada al Campamento San Juan de Dios

La ruta circular de la Calzada Romana y los Ganchos no es para todos los públicos por su marcado desnivel. Por este motivo, recomendamos que, si nos decantamos por hacer este sendero del valle de Hecho con niños pequeños o con senderistas que no están acostumbrados a caminar por terrenos abruptos y con pasos estrechos, os centréis sólo en la Calzada Romana.

La ruta completa es circular y se puede comenzar en el puente de Santa Ana. Luego solo hay que ir ascendiendo por la Calzada Romana hasta llegar a los vestigios de Castillo Viejo o Castiello Biello, donde sólo queda en pie el torreón defensivo. Desde este punto, comienza un descenso paulatino hacia el Campamento San Juan de Dios, situado junto a la carretera. Aquí finaliza el sendero de la Calzada Romana y comienza la senda de Los Ganchos.

Si sólo vamos a hacer la Calzada Romana hay que descender por la carretera superando el desfiladero de la Boca del Infierno hasta llegar al Puente de Santa Ana.

Mientras que, si hacemos el sendero de Los Ganchos, hay que seguir la señalización desde el campamento de San Juan de Dios e ir ganando altura sobre el Valle de Hecho. Tras superar el barranco de Agüerri, comienza el descenso hacia el puente de Santa Ana, donde iniciamos la ruta.

Barranco Boca del Infierno

Desfiladero Boca del Infierno
Desfiladero Boca del Infierno
Garganta fluvial Boca del Infierno
Garganta fluvial Boca del Infierno
Boca del Infierno
Boca del Infierno

Es uno de los enclaves más espectaculares del valle de Hecho. Se trata de una angosta garganta fluvial erosionada por el río Aragón Subordán. Aunque sólo se puede apreciar desde la carretera, salvo que nos decidamos a hacer un descenso de barrancos por la Boca del Infierno, merece la pena acercarse por su espectacularidad.

En la misma carretera que lleva al desfiladero de Boca del Infierno, se encuentra el Centro de Interpretación del Megalitismo. Es recomendable visitar el centro y os recordamos que realizan excursiones guiadas a los monumentos megalíticos, la calzada romana y al monasterio de San Pedro de Siresa.

Ruta de montaña a la cima del Castillo d’Acher

Panorámicas de la Selva de Oza desde la cumbre del Castillo d'Acher
Panorámicas de la Selva de Oza desde la cumbre del Castillo d’Acher
Vistas de la Selva de Oza
Vistas de la Selva de Oza
Selva de Oza en otoño
Selva de Oza en otoño

Ubicado a 2.384 m, esta cima parece una fortaleza desde todas sus vertientes. Esto es debido a que tiene una línea montañosa de pequeñas cimas aserradas, motivo por el cual, recibe el nombre de Castillo d’Acher. Subir hasta la cumbre merece la pena porque permite tener unas amplias panorámicas del Pirineo. Además, dependiendo de la época del año, las cumbres se tiñen de blanco, aumentando más si cabe la belleza paisajística de la zona.

La ruta comienza en el aparcamiento del campamento Ramiro el Monje, para luego adentrarse en el espléndido bosque de abetos y hayas de la Selva de Oza.  Tras cruzar el barranco de la Espata y proseguir por su margen derecho, llegaremos a las faldas de la cadena montañosa. En este punto, comienza un sendero ascendente con mucha piedra suelta para coronar la mole rocosa del Castillo d’Acher por una de sus brechas. Una vez en la cumbre, hay que desviarse a la derecha y crestear para dirigirnos la cima más elevada.

Valle de Aguas Tuertas e Ibón de Estanés

Subida al valle de Aguas Tuertas
Subida al valle de Aguas Tuertas
Valle de Aguas Tuertas con los meandros del río Aragón Subordán
Valle de Aguas Tuertas con los meandros del río Aragón Subordán
Aguas Tuertas
Aguas Tuertas

El valle de Aguas Tuertas es una pradera llena de vida, en la que los grandes protagonistas son los meandros que forma el río Aragón Subordán. Aquí las montañas colindantes protegen un paraje natural de múltiples colores y que parece sacado de una postal de ensueño. Si esto nos parece poco, podemos continuar la ruta hasta llegar al precioso Ibón de Estanés. El único inconveniente es que el recorrido hasta el lago glaciar es un poco largo para hacerlo con niños de corta edad, ya que estaríamos hablando de unos 16 km i/v.

Llegar hasta Aguas Tuertas no entraña ninguna dificultad. Hay que iniciar la ruta en el aparcamiento de Guarrinza y ascender hasta el refugio de Aguas Tuertas. Una vez en la pradera, si giramos a la izquierda, como a unos 50 m, tenemos el dolmen de Aguas Tuertas y una cascada que se precipita hacia el valle. Mientras que si nos desviamos a la derecha y continuamos ascendiendo por el valle hacia el puerto de Escalé, llegaremos al lago de montaña de Estanés. Un enclave único y con una belleza sorprendente.

El Salto de La Biella desde el refugio de Gabardito

Gabardito
Gabardito
Pradera de Gabardito
Pradera de Gabardito
Refugio de Gabardito
Refugio de Gabardito
Panorámicas desde el Refugio de Gabardito
Panorámicas desde el Refugio de Gabardito

Llegar al refugio de Gabardito es sencillo, solo hay que desviarse a la altura del puente de Santa Ana hacia el alojamiento por una carretera asfaltada de montaña. Ir hasta allí merece la pena, ya que desde la pradera en la que está situado el refugio se tienen unas vistas espectaculares de los Valles Occidentales.

El enclave, además, invita a realizar rutas de senderismo, bien por la Senda de Camile, o bien por el GR 11.1. Es precisamente siguiendo el GR 11.1 cómo llegamos a la cascada del Salto de La Biella, tras cruzar un frondoso bosque de hayas y robles, y un impresionante desfiladero.

Collado del Foratón desde el refugio de Lizara

Refugio de Lizara
Refugio de Lizara
Ruta del Collado del Foratón
Ruta del Collado del Foratón
Collado del Foratón
Collado del Foratón

Ascender hasta el Collado del Foratón, requiere un cierto esfuerzo físico, ya que es un sendero de montaña exigente. Pero, a cambio ofrece unas panorámicas espléndidas de El Foratón y de las laderas de Fetás.

La ruta comienza en el refugio de Lizara y asciende siguiendo el GR 11.1 que se dirige hacia la popular cumbre de Bisaurín. Pasaremos junto a la fuente de la Fonfría y unos pastos de montaña, cobijados por un circo glaciar, antes de iniciar el ascenso hacia el collado del Foratón. Las vistas desde la loma son espectaculares, sobre todo si están cubiertas de nieve.

Hecho y Siresa los pueblos con mayor encanto del valle

El valle de Hecho integra a las poblaciones de Embún, Urdués, Siresa y Hecho; además del poblado de Santa Lucía.

Hecho
Hecho
Pueblo de Hecho, en la comarca de La Jacetina
Pueblo de Hecho, en la comarca de La Jacetina

El pueblo de Hecho es el núcleo más importante turísticamente hablando. Cuenta con 2 museos: el museo etnológico de Casa Mazo y el museo de Arte Contemporáneo al aire libre. Además, destaca la iglesia de San Martín (s. XIX) y su entramado de calles medievales con grandes edificios de piedra y esbeltas balconadas. Buscar alojamiento en Hecho.

Monasterio románico de San Pedro de Siresa
Monasterio románico de San Pedro de Siresa

Mientras que Siresa es el que más sorprende, por el magnífico monasterio románico de San Pedro de Siresa (s. IX-XIII), que evidencia un pasado esplendoroso y sus bien conservadas casas de montaña. Buscar alojamiento en Siresa.


También te puede interesar:


Ana Elvira Picado
Siento fascinación por los viajes, por los paisajes de ensueño y las culturas diferentes a las que me ha tocado vivir, por eso quiero compartir y difundir en este blog las experiencias más motivadoras y las vivencias más enriquecedoras que realizo junto a mi familia. Espero que os sean de ayuda para seguir manteniendo vivo el sueño de viajar.

Deja un comentario