Inicio ESPAÑA ARAGÓN PASARELAS DE PANTICOSA SOBRE EL RÍO CALDARÉS CON NIÑOS

PASARELAS DE PANTICOSA SOBRE EL RÍO CALDARÉS CON NIÑOS

0
Pasarelas y puente de Panticosa

Asomarse a la garganta del río Caldarés es posible desde las pasarelas de Panticosa

Las pasarelas colgantes de Panticosa permiten recorrer unos 800 m de la garganta del río Caldarés. A pesar de que no falta el ingrediente de la verticalidad en la ruta, no tienen la espectacularidad de otras instalaciones semejantes ubicadas en otras zonas del territorio español. Pero, aun así, son perfectas para completar un día en el pirineo aragonés.

Datos prácticos para visitar las Pasarelas de Panticosa

Tramo final de la ruta

Fechas de apertura

Las pasarelas no permanecen abiertas todos los días del año. La fecha de apertura coincide con los primeros días de abril o Semana Santa y cierran a finales de octubre. Una vez abiertas, el horario es ininterrumpido desde las 10:00 a 17:40 horas (último pase). Los pases se realizan con una periodicidad de unos 20 min y el aforo está limitado a un máximo de 60 personas por pase.

Acceso a las pasarelas con niños

Los niños menores de 7 años o que miden menos de 1.30 m no pueden acceder a las pasarelas de Panticosa. El resto tiene que ir acompañado de un adulto y hay que firmar un documento en el que los padres aceptan las recomendaciones para hacer la ruta y afirman que los datos aportados de los menores son verdaderos.

Compra de entradas a las Pasarelas de Panticosa

El precio de la entrada a las pasarelas es de 4€/persona, independientemente de la edad. Tened en cuenta que los tickets no se compran a la entrada de las pasarelas, sino que hay que sacarlos en las máquinas expendedoras que hay en el aparcamiento de la estación de esquí de Panticosa. Si no los compramos aquí y hacemos el tramo hasta el inicio de ruta sin las entradas, tendremos que regresar hasta este punto a buscarlas.

Si la compra se realiza online por la página web www.pasarelasdepanticosa.com la tarifa es de 3 €. Pero aseguraros de sacar correctamente los tickets en hora y día porque no se realiza la devolución del dinero.

Además, para ambos casos, tened en cuenta que se tarda entre 20-25 min en llegar desde la máquina expendedora del parking hasta el punto de inicio de las pasarelas. Así como, que está prohibido el acceso con perros, con mochilas voluminosas o con mochilas portabebés.

Ruta por las Pasarelas de Panticosa

Aproximación a las pasarelas de Panticosa

En primer lugar, indicar que la ruta no tiene ninguna dificultad técnica, más allá de que nos dé o no vértigo las alturas. Pero, que os quede claro que no es un paseo. El recorrido nos llevará entre una hora o hora y media. Y, tanto la aproximación como el regreso al punto de partida se realiza por un sendero de montaña bien señalizado, pero con un terreno algo irregular. Además, si hace mucho calor, apenas si hay sombras.

Dicho esto, comenzamos la aventura. El inicio está fijado en el aparcamiento del telesilla de la estación de esquí de Panticosa. Desde el primer momento veremos las señales. Tenemos que cruzar el puente sobre el río Caldarés, para unos pasos más adelante, girar a la izquierda para coger el camino hacia las pasarelas.

Pasarelas de Panticosa

La senda tiene unas vistas amplias y en algunos momentos está delimitada por paredes de piedra. Sin darnos cuenta, llegaremos hasta el inicio de ruta. Comienza aquí, un recorrido por unas pasarelas y un puente de metal que nos permiten asomarnos a la garganta fluvial que ha ido horadando el río Caldarés durante millones de años. Las paredes verticales dan una sensación de altura mayor de la que realmente es, ya que estamos a unos 25 m sobre el río.

Las vistas de la garganta son espléndidas

Una vez recorrida toda la plataforma que son unos 800 m, y desde nuestro punto de vista, saben a poco, saldremos a una senda que nos permite llegar de nuevo al parking. Tan solo tendremos que caminar unos metros antes de alcanzar una bifurcación de caminos. Por la derecha, llegaremos al aparcamiento por el camino de As Paúles (tiempo 20 min, desnivel: 125 m). Y por la izquierda subiremos al mirador de O’Calvé para luego descender al punto de inicio (tiempo: 25 min, desnivel: 160 m).

Mirador de O’Calvé

Ambas opciones son sencillas, por tanto, nosotros os recomendamos ascender hasta el mirador de O’Calvé y deleitaros con unas vistas estupendas del valle de Tena y del pueblo de Panticosa con sus casas blancas. Además, tendréis la oportunidad de ver bunkers de la Guerra Civil.

Luego, solo resta descender hacia el aparcamiento. En el tramo final el sendero se interna en un bosque con espesa vegetación hasta salir a las calles del pueblo de Panticosa. Hay que callejear un poco por el pueblo para regresar al punto de origen, pero no tiene pérdida.

Esta es una de las rutas que se puede hacer en el Valle de Tena, pero hay muchas más. Podéis ver más ideas en Qué ver y qué hacer en el Vall de Tena y en Senderismo con niños en el Alto Gállego.

Dónde alojarse en Panticosa

En Panticosa hay numerosos alojamientos y muchos de ellos con un encanto especial. Por nombrar alguno de ellos, tenéis el ático El Ciervo de Panticosa, la casa Valle Duplex de Montaña y casa Lobo de Panticosa. Para ver el resto, podéis hacerlo en el siguiente enlace:

Booking.com

Adquiere nuestra guía «Excursiones con niños por el Pirineo aragonés»:

  • 25 rutas con itinerarios detallados
  • Guía visual con mapas y fotos representativas de la zona
  • Variantes para adaptarse a la edad y condición física de los integrantes de la excursión
  • Ideas para completar el día, visitando puntos de interés de cada localidad
  • Descarga de tracks para seguirlos por GPS o navegador

También te puede interesar:


Galería de fotos:

Pasarelas y puente de Panticosa

Vídeo:

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario Cancelar respuesta

Salir de la versión móvil