SENDERISMO EN LA GARGANTA DE ESCUAÍN CON NIÑOS

-

Garganta de Escuaín
Garganta de Escuaín

La Garganta de Escuaín es el espacio natural menos conocido del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Un complejo de gran belleza creado por la acción del río Yaga sobre la roca caliza durante millones de años. La acción kárstica ha dado lugar a profundos barrancos, fuentes y surgencias.

Debido a la verticalidad de las paredes del cañón, la parte inferior de Escuaín está mucho más resguarda que la superior, donde proliferan los hayedos y los asentamientos de colonias de quebrantahuesos. Esto genera dos hábitats distintos que se aprecian correctamente al recorrer los senderos que surcan la Garganta de Escuaín.

En esta entrada os vamos a detallar las rutas de senderismo que se pueden hacer por la Garganta de Escuaín diferenciando las que discurren por la parte superior de la garganta fluvial de las que lo hacen por el fondo del valle.

Excursiones con niños por el Pirineo aragonés

¿Planificando una escapada?

En nuestra guía de senderismo “Excursiones con niños Pirineo aragonés”, encontrarás 25 rutas por enclaves sorprendentes.

Rutas de senderismo en la Garganta de Escuaín

Ruta Miradores de Revilla

Miradores de Revilla
Miradores de Revilla

Ruta familiar y sencilla que comienza en las inmediaciones del pueblo de Revilla. Esta ruta de senderismo discurre por la parte superior del cañón y nos adentra en el valle de Escuaín.

Durante el recorrido tenemos unas panorámicas espectaculares de cañón con sus abruptas paredes y sus masas boscosas. Al final del sendero se encuentran los miradores de Angonés con unas magníficas vistas hacia las fuentes de Escuaín y del valle.

Si os interesan los quebrantahuesos, estáis de suerte porque aquí hay amplias colonias de aves que veréis perfectamente al realizar la ruta. Además, la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos y el departamento de Medio Ambiente de Aragón ofrecen visitas guiadas para conocer mejor a estas aves de presa. (Información: 974 500 597)

Dolmen de Tella

Dolmen de Tella
Foto: wikimedia commons

Más que una ruta, es un paseo. El sendero comienza en la carretera, unos 700 m antes de llegar al pueblo de Tella, y solo hay que seguir un sendero bien trazado. De hecho, es fácil identificar el comienzo porque hay unos carteles informativos.

El Dolmen de Tella es testigo privilegiado de un imponente paisaje natural de montañas, prados y gargantas. La estructura megalítica está formada por seis losas verticales y una horizontal, a modo de cubierta. Es un lugar que invita a la relajación y hacer un merecido descanso deleitándose con las panorámicas.

Sendero de las Ermitas de Tella

Ermita de San Juan y Pablo, en Tella
Ermita de San Juan y Pablo, en Tella

La ruta de las Ermitas de Tella es también muy sencilla y recorre varios templos ubicados en la cornisa del valle. La excursión comienza en la iglesia de Tella y remonta una zona de bosque para luego enlazar con la Ermita de San Juan y Pablo, la Ermita de Fajanillas y la Ermita de la Virgen de la Peña, antes de regresar al pueblo.

El bonito pueblo de montaña de Tella tiene un amplio legado de prácticas de brujería. Mucha gente llama a esta localidad, el pueblo de las brujas. Y es que se dice que era el lugar elegido por las mismas para realizar sus aquelarres. En la Casa de la Maestra encontraréis un museo dedicado a la bruja y en el que os darán información detallada sobre la Danza d’as Bruxas que aún se baila en el pueblo. (Información: 974 504 093 / 974 782 659)

Igualmente, el ayuntamiento de Tella ofrece visitas guiadas a la Cueva del Oso, en primavera y verano. En esta oquedad se pueden ver estalagmitas y estalactitas, así como vestigios de restos óseos de plantígrados cavernarios que habitaron esta zona hace más de 20.000 años. (Información: 974 504 093 / 974 782 659)

Ruta por la Garganta de Escuaín

Garganta de Escuaín
Garganta de Escuaín

En la parte final del barranco de la Garganta de Escuaín se crea un precioso rincón natural en el que una cascada se desliza hacia el valle formando varias pozas de colores turquesa. Llegar hasta aquí no es tan sencillo como las rutas que os hemos detallado anteriormente. De todas formas, se pueden hacer perfectamente con niños si están acostumbrados a caminar por terrenos de montaña.

Para llegar hasta este bonito enclave, tenemos dos opciones:

  • Acceder a la garganta desde Escuaín:

Es el recorrido más sencillo y corto. Se inicia a 1 km del pueblo de Escuaín y un sendero abrupto, de poco más de 1 km, nos desciende hacia el río Yaga.

Una vez en la orilla, hay que remontar el río unos 100 m por un terreno poco cómodo con grandes rocas, hasta llegar a la cascada de la Garganta de Escuaín.

  • Acceder a la garganta desde Revilla:

La ruta comienza a 1.5 km del pueblo de Revilla, a la altura del barranco de Bucherbala. Desde este emplazamiento descendemos hacia el cañón. A la altura del barranco de Concusa, tenemos una preciosa cascada que se precipita desde una considerable altura. El único inconveniente es que en verano suele secarse, pero, aun así, el paraje tiene cierto encanto.

Tras unos 45 min, llegaremos al mismo punto donde finaliza el sendero que desciende desde Escuaín. Igual que en el caso anterior hay que remontar el río, bien por el margen derecho o bien por el izquierdo. Si elegimos esta última opción hay que superar un paso aéreo sobre una valina para poder llegar a la garganta.

Ruta de la Proa de O’Castiello

Garganta de Escuaín
Garganta de Escuaín

Al igual que el Dolmen de Tella, la ruta de la Proa de O’Castiello es un paseo. En menos de un kilómetro, podremos asomarnos a la garganta desde tres miradores que miran a las gargantas inhiestas de Escuaín y que son sobrevoladas por quebrantahuesos.

Esta ruta puede realizarse de forma guiada por el Centro de Información del Parque Nacional. (Información: 974 941 560)

Pueblos con encanto del Valle de Escuaín

Pueblo de Tella
Pueblo de Tella

Las aldeas más cercanas a la Garganta de Escuaín y que además conservan una arquitectura pirenaica intacta son: Sercué, Nerín, Escuaín, Revilla y Tella. Todos son pueblos de alta montaña con un entramado de casas de piedra y tejados de pizarra que les hacer rezumar un gran encanto. Os podemos asegurar que es una maravilla para los sentidos poder pasear por sus callejuelas y calles empedradas en busca de rincones escondidos que atesoran un gran interés fotogénico y arquitectónico.

Encontrar alojamiento en el Valle de Escuaín no os resultará difícil y algunos son realmente extraordinarios. En Tella, la Posada de Silvan es una auténtica maravilla. Cuenta con jardín, restaurante, bar, terraza, vistas a la montaña… no le falta de nada. Al igual que ocurre con la casa Guardafuentes de Ordesa, en Buerba, que tiene amplias panorámicas hacia los Pirineos.

Podéis ver todos los hospedajes en Escuaín en los siguientes enlaces.


Qué ver cerca de la Garganta de Escuaín

IATI Seguros

Ana Elvira Picado
Ana Elvira Picado
Siento fascinación por los viajes, por los paisajes de ensueño y las culturas diferentes a las que me ha tocado vivir, por eso quiero compartir y difundir en este blog las experiencias más motivadoras y las vivencias más enriquecedoras que realizo junto a mi familia. Espero que os sean de ayuda para seguir manteniendo vivo el sueño de viajar.

Deja un comentario

Libro Asturias en familia
Asturias en familia
Excursiones con niños Pirineo Navarro
Pirineo Navarro con niños
Excursiones con niños por el Pirineo aragonés
Pirineo Aragonés con niños
Excursiones con niños Castilla y León
Castilla y León con niños
Senderismo y montaña con niños
Senderismo y montaña con niños