SENDERISMO EN EL VALLE DE BENASQUE CON NIÑOS

-

Ibones de Villamuerta en el Valle de Benasque
Valle de Benasque – Ibones de Villamuerta

El Valle de Benasque tiene una belleza indómita donde los espacios naturales desprenden un aura cautivadora. Un enclave de alta montaña y de origen glaciar que convive con inmensos prados verdes, cascadas de aguas cristalinas, ibones de tonalidades turquesas, pueblos con encanto y bordas tradicionales.

Benasque tiene todos los ingredientes para disfrutar de la naturaleza más pura, ya que cuenta con trece glaciares, noventa y cinco lagos, numerosos saltos de agua y los tresmiles más representativos de los Pirineos. Un lugar privilegiado que merece una escapada para dejarse llevar por los numerosos senderos balizados que recorren el Parque Natural del Posets Maladeta.

A continuación, os detallamos algunos de los senderos que se pueden hacer en familia por el Valle de Benasque.

FORAU DE AIGUALLUTS

Ruta al Forau de Aigualluts en el Valle de Benasque
Ruta al Forau de Aigualluts
Forau de Aigualluts
Forau de Aigualluts
Torrente de agua del Forau de Aigualluts
Torrente de agua del Forau de Aigualluts

La ruta al Forau de Aigualluts es de las más demandadas por las familias que visitan el Valle de Benasque. El recorrido no tiene dificultad técnica y permite deleitarse con una gran cascada de aguas cristalinas que desaparece por un sumidero y que surge de nuevo, 4 km más abajo, en el Valle de Arán.

Para llegar hasta esta sima kárstica lo mejor es subir en el autobús lanzadera que parte de Benasque o de Llanos del Hospital hasta el paraje de La Besurta. Luego sólo hay que ascender valle arriba siguiendo la señalización hacia el refugio de La Renclusa. Aunque hay que ir atentos, porque llega un momento en que el sendero se bifurca. En este punto, hay que ir por el ramal de la izquierda para subir hasta el mirador y el salto de Aigualluts.

Si queremos alargar la excursión podemos seguir subiendo hasta alcanzar las idílicas praderas de Plan de Aigualluts, surcadas por meandros de las aguas procedentes del deshielo y con vistas hacia el glaciar del Aneto. Es un lugar ideal para hacer un receso, antes de iniciar el retorno al punto de origen.

IBONES DE VILLAMUERTA

Ibones de Villamuerta
Ibones de Villamuerta

Al igual que el Forau de Aigualluts, los Ibones de Villamuerta, es otra ruta sencilla que se puede llevar a cabo con niños en Benasque.

También comienza en La Besurta y en este caso, una vez superado el restaurante de La Besurta, hay que girar a la izquierda y proseguir por un sendero que asciende hasta el Ibón Inferior de Villamuerta. Las panorámicas del lago glaciar con las cumbres montañosas que lo rodean reflejadas en sus aguas no dejan indiferente a nadie.

Si lo deseamos podemos continuar la excursión hasta el Ibón Superior de Villamuerta, siguiendo el torrente de agua que desemboca en la laguna inferior. Una vez disfrutado del paraje, solo queda desandar el camino.

LAS TRES CASCADAS DE ARDONÉS

Senda las tres cascadas de Ardonés en el valle de Benasque
Senda las tres cascadas de Ardonés
Cascada de Ardonés o del Bom
Cascada de Ardonés o del Bom
Salto de agua de Ardonés
Salto de agua de Ardonés

Las tres cascadas de Ardonés o del Bom es otra ruta de senderismo sencilla. Parte del pueblo de montaña de Cerler y tras superar la ermita de San Pedro Mártir se dirige hacia el barranco de Ardonés.

Una vez en la garganta fluvial, un sendero estrecho y algo abrupto nos lleva hasta las cascadas de Ardonés. Una pasarela metálica permite ver el primer salto de agua que se desliza en forma de cola de caballo hacia el valle, y su vez, acceder a las otras dos cascadas de menores dimensiones, pero igual de bonitas.

SENDERO BOTÁNICO Y GORGAS DEL ALBA

Sendero de las Gorgas del Alba en el Valle de Benasque
Sendero de las Gorgas del Alba
Gorgas del Alba
Gorgas del Alba

Ambas rutas parten del aparcamiento de Baños de Benasque. En primer lugar, se recorre el Sendero Botánico que cuenta con carteles didácticos con información de la flora y la fauna de la zona, y después enlaza con la senda de las Gorgas del Alba.

La Gorgas del Alba es una sucesión de cascadas formadas por las aguas que el río Esera recoge del Macizo de Maladeta. Es un paraje muy bonito ya que el desfiladero se estrecha antes de desembocar en el río Cinca y da lugar a las Gorgas del Alba que se pueden ver desde los miradores adaptados a tal fin.

IBÓN DE BATISIELLES E IBÓN DE ESCAPINOSA

Ibón de Batiselles
Ibón de Batiselles
Ruta al Ibón de Batisielles
Ruta al Ibón de Batisielles
Ibón de Escarpinosa
Ibón de Escarpinosa

Es una de las rutas más bonitas del valle. Además, no es necesario realizar el recorrido completo para poder apreciar la magnitud y la hermosura del paraje de Estós. Por tanto, este itinerario se puede adaptar a las condiciones físicas de los integrantes del grupo. De todas formas, no se requieren nociones técnicas para hacer la ruta, lo que ocurre es que, el terreno es abrupto y la longitud elevada para niños de corta edad (13.5 km).

El sendero comienza en el aparcamiento de Estós y asciende valle arriba, dejando atrás el embalse de Estós y la cabaña de Santa Ana. Tras superar la fuente de Coronas, tomaremos el ramal de la izquierda que asciende hacia los ibones de Batisielles y Escarpinosa.

La subida se realiza por un camino amplio con varias revueltas y desnivel acusado que tras cruzar un frondoso bosque finaliza en las praderas del Ibón de Batisielles. Un paraje único y de una belleza excepcional.

Si deseamos continuar hacia Escarpinosa hay que bordear la laguna y coger una senda de montaña estrecha, pero señalizada que llega hasta el Ibón de Escarpinosa. El lago glaciar es una gran cubeta de aguas cristalinas, rodeado de pinos negros y a los pies de las agujas de Ixeia y de Pemarró. Un lugar precioso que bien merece el esfuerzo de la subida.

GORGAS GALANTES

Gorgas Galantes
Gorgas Galantes
Gorgas Galantes
Gorgas Galantes
Refugio de Estós en el Valle de Benasque
Refugio de Estós

Las Gorgas Galantes también se ubican en el valle de Estós. En este caso, en lugar de seguir el itinerario de los ibones de Batisielles y Escarpinosa, al llegar al desvío tras la fuente Corona, giraremos a la derecha, en lugar de la izquierda.

Subiremos por el valle de Estós hacia el refugio de mismo nombre. Por el camino pasaremos por el paraje de Aigüeta de Batisielles y unos kilómetros más arriba tendremos los desvíos hacia los miradores de las cascadas. Las Gorgas son una sucesión de cascadas que se deslizan por las paredes rocosas y en las que se han formado pozas o marmitas por la erosión del agua durante millones de años.

Llegar hasta las Gorgas Galantes tiene una longitud de 12 km i/v, por tanto, se puede hacer en el día sin dificultad. Pero si os apetece dormir en un refugio de montaña, podéis alargar la ruta hasta el Refugio de Estós que está 2.5 km más arriba. Es una experiencia interesante para los niños si nunca la han probado. Eso sí, recordad que hay que hacer previamente la reserva para la pernoctación.

IBONES DE GORGUTES Y PUERTO DE LA GLERA

Ibones de Solana de Gorgutes
Ibones de Solana de Gorgutes
Ibón de Gorgutes
Ibón de Gorgutes

Aunque la ruta de los Ibones de Gorgutes y el Puerto de La Glera es exigente, es muy bonita. Además, se puede hacer con niños, siempre y cuando se realice con calma y tiempo suficiente para realizar paradas.

La excursión comienza en el aparcamiento “Final Carretera A-139”, cerca de los Llanos del Hospital. Un sendero de montaña señalizado, asciende montaña arriba, dejando atrás un espeso bosque de coníferas y adentrándose en el barranco de Gorgutes.

El camino prosigue hacia Solana de Gorgutes donde hay dos ibones de pequeñas dimensiones, pero muy bonitos. El desvío hacia estos lagos glaciares es opcional, ya que el objetivo de la ruta es alcanzar el Ibón de Gorgutes. Una cubeta glaciar con el Puerto de la Glera de fondo. De hecho, se puede ascender hasta este paso de montaña que delimita el pirineo francés del oscense.

CASCADA DE ESPIGANTOSA Y REFUGIO DE ÁNGEL ORÚS

Cascada de Espigantosa
Cascada de Espigantosa
Valle de Benasque
Salto de agua de Espigantosa

Llegar hasta la cascada de Espigantosa es sencillo, solo hay que ascender por una pista que sale del pueblo de Eriste y que pasa por el bucólico puente de Tramarrius, bien a pie o andando, hasta el aparcamiento de Espigantosa. En temporada alta solo se puede ir hasta el parking en el autobús que enlaza el pueblo con este emplazamiento.

Una vez en el aparcamiento, se coge un sendero que va por el margen izquierdo del río Eriste y a los pocos metros tenemos el salto de agua. La Cascada de Espigantosa es un torrente de gran altura que se desliza en forma de cola de caballo hacia el valle, dejando una panorámica fotogénica y sorprendente.

Si deseamos alargar la excursión, el sendero prosigue tras cruzar el puente, en continuo ascenso hacia el refugio de montaña de Ángel Orús.

IBONET DE LITEROLA

Ibón de Literola en el Valle de Benasque
Ibón de Literola. Foto: Wikimedia Commons

En este caso, la ruta es de montaña y exige un importante esfuerzo físico. Igualmente, es necesario tener unos conocimientos técnicos de montaña básicos, ya que podemos encontrar neveros o placas de hielo para alcanzar el ibón de Literola. Esta excursión es la menos recomendada para hacer con niños, sobre todo, si no están acostumbrados a caminar por montaña o son muy pequeños. De hecho, nosotros esta ruta no la hemos hecho con los niños porque nos parecían pequeños para llevarla a cabo.

La ruta comienza a la altura del puente de Literola, que se ubica entorno a los Baños de Benasque. El sendero asciende por terreno escalonado e irregular por un bosque de pinos negros hasta alcanzar unas praderas de montaña. Se prosigue por el margen izquierdo del barranco para ganar altura y superar un collado que marca un nuevo ascenso hacia el Ibón de Literola.

La laguna glaciar se ubica a 2.500 m de altitud, a los pies del pico Perdiguero. Un enclave natural sorprendente que bien merece el esfuerzo que hay que hacer para llegar hasta él.

PUEBLOS CON ENCANTO DEL VALLE DE BENASQUE

Cerler en el Valle de Benasque
Cerler
Embalse de Linsoles, en Eriste
Embalse de Linsoles, en Eriste

Anciles

Se trata de un pequeño poblado de casas pirenaicas que parece sacado de un cuento. Es una visita obligada si se pasan unos días en el valle de Benasque. Buscar alojamientos en Anciles.

Eriste

De mayores dimensiones que Anciles y sin tanto encanto, pero con la ventaja de tener el embalse de Linsoles y el Centro de Interpretación de los Glaciares Pirenaicos. Es un lugar ideal para pasear o pasar una tarde entretenida surcando las aguas del embalse subidos en una piragua o un kayak. Ver alojamientos en Eriste.

Cerler

Este precioso pueblo de montaña, es uno de los más elevados del Pirineo oscense. Tiene un casco histórico precioso plagado de casas de piedra y mampostería con portones de madera. Hay que dejarse perder por sus calles empinadas y de paso buscar la casa de verano del ratoncito Pérez que, aunque está escondida, se ve perfectamente 😉. Casas rurales en Cerler.

Benasque

Benasque es el centro neurálgico del valle. Aquí no faltan restaurantes, tiendas, suvenires, plazas y calles abarrotadas de gente con ganas de senderismo y actividades al aire libre. Se respira ambiente de montaña de noche y de día. Es un buen emplazamiento para vuestras escapadas al valle. Ver alojamientos en Benasque.


Adquiere nuestra guía «Excursiones con niños por el Pirineo aragonés»:

  • 25 rutas con itinerarios detallados
  • Guía visual con mapas y fotos representativas de la zona
  • Variantes para adaptarse a la edad y condición física de los integrantes de la excursión
  • Ideas para completar el día, visitando puntos de interés de cada localidad
  • Descarga de tracks para seguirlos por GPS o navegador
Excursiones con niños por el Pirineo aragonés

También te puede interesar:

IATI Seguros

Ana Elvira Picado
Ana Elvira Picado
Siento fascinación por los viajes, por los paisajes de ensueño y las culturas diferentes a las que me ha tocado vivir, por eso quiero compartir y difundir en este blog las experiencias más motivadoras y las vivencias más enriquecedoras que realizo junto a mi familia. Espero que os sean de ayuda para seguir manteniendo vivo el sueño de viajar.

Deja un comentario