Inicio ESPAÑA CASTILLA Y LEÓN CUEVA DE BUSECO EN OSEJA DE SAJAMBRE

CUEVA DE BUSECO EN OSEJA DE SAJAMBRE

0

Un mundo subterráneo sorprendente

Cueva de Buseco: A los niños les encanta la excursión

Oseja de Sajambre es un precioso pueblo de montaña en el Valle de Sajambre. Son múltiples las actividades al aire libre que se pueden hacer en este precioso paraje natural, una de ellas es adentrarse en las entrañas de la Tierra, para ello visitaremos la Cueva de Buseco.

Oseja de Sajambre es uno de los pueblos más bonitos de Picos de Europa. Su peculiar orografía da lugar a paisajes de montaña de ensueño, pero también esconde tesoros subterráneos como la Cueva de Buseco.

Tras pasear por las majadas, praderías, bosques y senderos del Valle de Sajambre, podemos hacer una excursión sencilla, pero muy divertida que hará las delicias de los más pequeños, pero que también será toda una aventura para los mayores. Está a nuestro alcance descubrir un mundo subterráneo de galerías, oquedades, salas, estalagmitas y estalactitas…, a menos de 1 km de Oseja de Sajambre.

Cómo llegar a la Cueva de Buseco:

Cueva de Buseco

Lo ideal es buscar alojamiento en Oseja de Sajambre e ir dando un paseo hasta la cueva. Si no es así, tenemos que desplazarnos en coche hasta este pueblo de montaña y estacionar en alguna de sus calles del pueblo o subir a aparcar hasta la Ermita de San Roque.

Como la excursión es sencilla y corta, podéis aprovechar a ver el Centro de Información “La Fonseya”. Es la Casa del Parque de Picos de Europa y tienen salas con información detallada del entorno del Valle de Sajambre y del Parque Natural de Picos de Europa. Los niños pueden aprender muchas cosas sobre la flora y la fauna con audiovisuales, maquetas, y paneles y juegos interactivos. Es una visita que os recomendamos, porque es amena y muy apropiada para hacer con los niños.

Itinerario de la ruta a la Cueva de Buseco:

Ermita y mirador de San Roque

Oseja de Sajambre

Independientemente de donde estacionemos, tenemos que dirigirnos hacia la Ermita de San Roque siguiendo el PR “Ruta de los Pueblos” en dirección hacia Soto de Sajambre. El trazado coincide, asimismo, con la Senda del Arcediano, y hasta el templo está asfaltado.

En las inmediaciones de la capilla hay un mirador hacia el valle y un área recreativa con mesas y sillas de madera.

Desde este punto, la excursión prosigue por un camino amplio de tierra que se interna en un frondoso bosque de castaños, hayas y robles. Es un paseo muy agradable que va paralelo al río hasta alcanzar un puente de piedra.

Cascada de Buseco

Cascada de Buseco

En este enclave, el caucel del río Buseco o de las Arenas crea una pequeña cascada sobre el camino. No tiene grandes dimensiones, pero el entorno en el que se encuentra es muy tranquilo y placentero, e invita a dedicarle unos minutos de contemplación.

Cueva de Buseco

Columnas

Justo antes de cruzar el puente sobre el arroyo, a la derecha, hay una oquedad en la roca, es la entrada a la Cueva de Buseco.

La gruta no está acondicionada para visitas turísticas, de hecho, hasta hace poco se utilizaba para resguardar al ganado. Por tanto, para adentrarse en este mundo subterráneo hay que ir provistos de un calzado adecuado y de linterna o frontal.

Internarnos por la grieta de la montaña no supone un riesgo para los niños, pero sí hay que tener en cuenta que el suelo está húmedo y puede resbalar. Además, hay varias galerías con canales y zonas en las que el terreno es desigual. Tener un accidente es improbable, pero se puede producir una caída accidental. Aun así, con cuidado se puede llegar perfectamente, al menos, a la sala central.

Columnas de la Cueva de Buseco

Una vez en el interior de la cueva, se aprecian correctamente estalagmitas, estalactitas, columnas y otras formaciones caprichosas de roca caliza. Igualmente, las paredes y los techos devuelven tonalidades de diferentes colores al ser iluminados por las linternas.

Es un lugar mágico, que debemos visitar con respecto y sin dejar huella de nuestro paso. En este paraje natural hay una gran riqueza biológica, zoológica y geológica, y es responsabilidad de todos conservarla.

No debemos molestar a los murciélagos que habitan las galerías, ni arrancar o modificar las formaciones rocosas. Limitémonos a escuchar el murmullo del arroyo Buseco, cómo música de fondo, y a disfrutar de este asombroso y perturbador mundo subterráneo.

Dónde alojarse el Oseja de Sajambre:

Reservando tu hotel o casa rural aquí, nos ayudas a mantener el blog. Recuerda que esto no modifica el precio final del alojamiento. ¡Gracias!

Booking.com

También te puede interesar:


Galería de fotos:

A los niños les encanta la excursión

Vídeo:

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario Cancelar respuesta

Salir de la versión móvil