LAS HURDES CON NIÑOS (II): Ovejuela, mucho más que “el Chorrituelo”

Senda Chorrituelo de Ovejuela, Las Hurdes

Chorrituelo de Ovejuela

En la comarca de Las Hurdes, nos encontramos con la alquería de Ovejuela. Un bonito pueblo, que aún conserva parte de la arquitectura hurdana con sus casas de piedra, pequeñas ventanas y tejados de pizarra. Desde aquí, se pueden realizar varias visitas, a cual más hermosa, a pie, en coche o en bicicleta. Veremos impresionantes cascadas, ruinas de conventos o puentes del s. XIII.

El cineasta Luis Buñuel, grabó en 1932 el documental “Tierra sin pan” sobre la situación de pobreza y abandono que sufrían la comarca y los habitantes de las Hurdes. Hoy en día, aún se cuestiona si el documental recogía la realidad de una época o si fue una manipulación en la que se exageró la degeneración física, moral e intelectual de los habitantes de esta zona montañosa del norte de Extremadura. Lo que sí está demostrado es que, en Las Hurdes, apenas si se horneaba pan, la carne era escasa, mientras que las enfermedades y las muertes tempranas eran habituales.

Senda Chorrituelo de Ovejuela, Las Hurdes

Senda Chorrituelo de Ovejuela

Aunque son muchos los hurdanos que consideran que las imágenes y la situación que se describe en el documental es falsa y que causó un daño irreparable a la comarca. También hay mucha gente que opina, que su única intención fue denunciar la situación de abandono de la comarca y contribuir así a poner los medios para mejorarla. Sea como fuere, lo cierto es que con el paso del tiempo la obra ha publicitado la zona y ha generado un turismo de interior que está en pleno auge.

Y una zona que nadie debe perderse si se acerca a Las Hurdes, es la alquería de Ovejuela. En la que se puede disfrutar de varias rutas, algunas de ellas, os las detallamos a continuación.

Ruinas del Convento de los Ángeles y el Puente de los Machos:

Para acceder a este paraje hay que tomar la carretera CC-155 que nos conduce hacia el poblado de Ovejuela. Antes de llegar al pueblo (unos 3kms antes), a la izquierda hay unos carteles informativos y unas señales que indican la dirección que hay que tomar para visitar las ruinas del convento, el puente y el Chorro de los Ángeles.

Puente de los Machos, Ovejuela, Las Hurdes

Puente de los Machos

En esta ocasión la excursión se puede realizar a pie, en bicicleta o en coche. Todo el recorrido es por una pista forestal en buenas condiciones que nos sumerge en un bosque de jaras, brezos y pinos.

Esta vez, decidimos realizar la salida en coche (algo raro en nosotros, aunque, creemos que la mejor forma de hacer esta ruta es en bicicleta, pero las dejamos en casa). Tras recorrer unos 6 kms, nos encontramos con un desvío señalizado, que indica que debemos desviarnos a la izquierda para ir a las ruinas del Convento de los Ángeles y al Puente de los Machos, o continuar recto para ir hacia el Chorrituelo y el río de los Ángeles (está será nuestro siguiente destino).

Tomamos, obviamente, el ramal de la izquierda y solo unos metros más abajo hay otro cruce de caminos en el que debemos desviarnos de nuevo hacia la izquierda hasta ver un cártel informativo sobre el Convento de los Ángeles (s.XIII).

Puente de los Machos, Ovejuela, Las Hurdes

Puente de los Machos

Esta zona de retiro fue mandada construir por San Francisco de Asís, cautivado por la belleza de las montañas, cuando se dirigía hacia Portugal. Igualmente cautivó a San Pedro de Alcántara, patrón de Extremadura que vivió muchos años en este monasterio.

Junto al panel informativo podemos dejar el coche (aunque no hay mucho sitio) y continuar a pie, pasando junto a las ruinas del Convento de los Ángeles, hasta llegar al río de Los Ángeles.

Junto al riachuelo sale un pequeño sendero paralelo a la rivera que nos lleva, solo unos pasos más adelante, al Puente de los Machos (s.XIII). Es una curiosa construcción, que destaca por su interés histórico y arquitectónico, ya que está cimentado únicamente con piedras de pizarra, sin ningún tipo de argamasa o mezcla que sirva de unión.

Mirador del Chorro de los Ángeles:

Una vez disfrutado del paisaje de montaña, la flora, la vegetación y el sonido del agua, nos dirigimos de nuevo al coche y retrocedemos hasta el primer cruce para encaminarnos hacia el Mirador del Chorro de los Ángeles, que está unos 3 kms más adelante.

Mirador del Chorro de los Ángeles, Ovejuela, Las Hurdes

Mirador del Chorro de los Ángeles

Solo llevamos recorridos unos pocos metros y ya empezamos que ver a nuestra izquierda el impresionante salto de agua.

Aparcamos el coche a la izquierda de la pista forestal, junto a un área recreativa con mesas. Desde aquí, nos asomaremos desde el mirador a la cascada de 250 m de altura aproximadamente, que se desliza entre rocas de pizarra y matorral bajo de jara y brezo, típico de esta zona. Un hermoso espectáculo que bien merece unos minutos de nuestro tiempo para ver el Valle del arroyo de los Ángeles, escuchar el sonido de la naturaleza y ver sobrevolar los buitres leonados y los alimoches que abundan en este paraje.

Pero si os parece que el mirador está un poco lejos de la cascada y os apetece verla desde más cerca, existe la posibilidad de ir hasta otro mirador, unos 3 kms más adelante, que se ha construido recientemente.

Para ello, continuamos por la pista forestal hasta un cruce de caminos, en el que debemos girar a la izquierda en dirección a Llanos del Convento y seguir atentos a las señales de la “Senda del Chorro de los Ángeles” que nos desviará de nuevo hacia la izquierda. Finalmente, llegaremos a una pasarela de madera, donde podremos aparcar el vehículo y continuar andando hasta el nuevo mirador.

Mirador del Chorro de los Ángeles, Ovejuela, Las Hurdes

Mirador del Chorro de los Ángeles

Desde aquí escucharemos con más claridad el salto de agua y veremos la parte superior de la cascada, pero no tendremos una visión completa del Chorro de los Ángeles, porque a nuestro entender el mirador está mal ubicado.

Para subsanar esto, hay una salida a la izquierda desde la pasarela de madera, un poco antes de la plataforma del mirador, que nos lleva por una traza paralela al arroyo unos 90 m (no debemos dirigirnos hacia la cascada, sino ir paralelos al arroyo), hasta un saliente de la montaña que permite ver el Chorro en todo su esplendor.

Es necesario tener especial precaución en este tramo para evitar una caída fortuita al vacío. Por tanto, en caso de ir con niños, recomendamos no hacer este último tramo con ellos.

Ahora solo queda desandar el camino (unos 12 kms en total) y volver a la carretera CC-155 para ir a Ovejuela y hacer la siguiente ruta.

Chorrituelo de Ovejuela:

Senda Chorrituelo de Ovejuela, Las Hurdes

Senda Chorrituelo de Ovejuela

La alquería de Ovejuela es uno de los pueblos más antiguos de Las Hurdes. En esta pedanía aún se conservan algunas construcciones típicas de la zona, formadas por calles empedradas y estrechas, franqueadas por casas con las paredes de piedra, las ventanas pequeñas y los tejados de pizarra. Aunque cada vez se va abriendo más el paso al ladrillo y al cemento, lo que hace que estas bonitas alquerías pierdan parte de su encanto, pero aun así el pueblo invita a deambular por sus calles de forma pausada y relajada.

Senda Chorrituelo de Ovejuela, Las Hurdes

Piscina natural de Ovejuela

Para acceder al Chorrituelo de Ovejuela hay que dejar el coche aparcado en la plaza y ascender por una calle inclinada que nos lleva hasta la Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles. De aquí parte una ruta señalizada con franjas blancas y amarilla y postes con baliza verde, a través de un camino asfaltado entre fincas y huertos, donde predominan los olivos, y que nos lleva hasta la piscina natural.

Pasada la piscina fluvial hay un puente de piedra que debemos cruzar para salvar el río Ovejuela. Tomaremos un sendero estrecho, dejando el río a la derecha, para ir ascendiendo paulatinamente por el valle entre fincas cercadas por antiguas construcciones de piedra, que servían para delimitar las propiedades o guardar el ganado y los cultivos de los habitantes de Ovejuela.

Llegaremos a un primer puente de madera y un poco más arriba a un mirador, que nos permitirá disfrutar de los meandros del río. Estas pasarelas han sido instaladas recientemente y posibilitan acceder con mayor comodidad a la cascada, ya que permiten vadear el río sin tener que saltar de piedra en piedra y sin peligro, como ocurría antes. Aunque también le da un aire más turístico y menos natural e indómito al paseo.

Senda Chorrituelo de Ovejuela, Las Hurdes

Senda Chorrituelo de Ovejuela

El sendero continúa paralelo al arroyo, ya que no nos abandonará en ningún momento de la ruta. Lo iremos salvando, cruzando otros tres puentes y pasarelas de madera hasta llegar a la base de la cascada.

El salto de agua cae desde unos 70 metros de altura entre piedras de pizarra que dejan en la base una preciosa piscina natural, digna de cualquier escena de cine romántico o de aventuras.

Llegados a este punto hay dos opciones, una es regresar por el mismo camino hasta Ovejuela y la otra hacer la ruta circular cogiendo el antiguo camino de Robledillo.

Senda Chorrituelo de Ovejuela, Las Hurdes

Chorrituelo de Ovejuela

Para hacer la ruta circular debemos tomar una senda estrecha que sube montaña arriba desde el mirador de la cascada. Aunque no está señalizada, se aprecia correctamente el recorrido. De forma que abandonaremos el río Ovejuela con sus cascadas y pequeñas pozas para adentrarnos en un bosque de pinos, hasta alcanzar un muro de piedra en el que hay una señalización clara. Si se gira a la derecha nos dirigiremos a Robledillo y si se gira a la izquierda a Ovejuela.

Senda Chorrituelo de Ovejuela, río Ovejuela,Las Hurdes

Río Ovejuela

Nosotros giramos a la izquierda y ya solo queda descender paulatinamente entre jaras, escobas, brezos y en algunas zonas altos pinos hasta la piscina natural de Ovejuela. Al hacer este recorrido circular nos permite tener una perspectiva del valle y apreciar los bancales y terrazas con los cultivos y olivos tan presentes en esta zona de Extremadura.

Ahora solo queda, si el tiempo acompaña, darse un segundo chapuzón en las frescas y cristalinas aguas de la piscina o saborear la variada gastronomía hurdana en el pueblo o sus alrededores.

Senda Chorrituelo de Ovejuela por el camino de Robledillo, Las Hurdes

Senda Chorrituelo de Ovejuela – Camino de Robledillo

Porque no debéis abandonar esta comarca sin haber tomado un rico cabrito asado, una ensalada de limones, un moje de peces, un matajambre (huevos con aceite, bicarbonato, agua, harina, sal, leche y miel), unas patatas meneás (puré de patatas con pimentón dulce de La Vera y ajos), unas migas hurdanas (sopa con pan duro y un sofrito de ajos y aceite de oliva) o unos socochones (castañas pilongas con leche, canela y un poco de sal). Todo un despliegue de sabores y aromas, en el que no puede faltar un rico orujo de miel.

E igualmente, Las Hurdes nos ofrece todo un despliegue de naturaleza, aromas, sonidos y contrastes de colores para poder sumergirnos y deleitarnos en familia en cualquier época del año.

Galería de fotos de las Ruinas del Convento de los Ángeles y el Puente de los Machos:

Galería de fotos del Mirador del Chorro de los Ángeles:

Galería de fotos del Chorrituelo de Ovejuela:

Track de mifamiliaviajera.com en Wikiloc de la Senda circular del Chorrituelo de Ovejuela:

Powered by Wikiloc

Perfil MIDE de la Senda circular del Chorrituelo de Ovejuela:

(*)Los datos son siempre orientativos, hay que tener en cuenta las condiciones propias del día.

 

Plano facilitado por la Oficina de Turismo de Caminomorisco del Municipio de Muñomoral:

 

Sobre nosotros Ana Elvira Picado

Bienvenidos al blog de Ana, Manuel, Pablo Y Daniel. Somos una familia viajera, que a raíz del nacimiento de nuestros dos hijos hemos tenido que adaptar nuestras salidas a los más pequeños de la casa. Pero nunca hemos renunciado a la pasión por viajar, ya que pensamos que es una forma apasionante y diferente de educar a nuestros hijos, aportándoles valores tan esenciales como el amor por la naturaleza, la libertad, la igualdad y el respeto por todo lo que les rodea. Con este blog pretendemos aportar nuestras experiencias, ideas y consejos para que os sean de ayuda y os permitan disfrutar en familia de algo tan maravilloso, como es viajar.

Un comentario

  1. Pingback: LAS HURDES CON NIÑOS (III): El Valle del Esperabán, entre petroglifos y poblados abandonados – Mi familia viajera

Deja un comentario