RUTA DE CASTRO DE ALCAÑICES A BRANDILANES: Un paseo familiar por la Rivera de los Molinos

-

Rivera de los Molinos de Brandilanes
Ruta de Castro de Alcañices a Brandilanes

La Rivera de los Molinos de Brandilanes es uno de los paseos más bonitos que se pueden realizar en los Los Arribes zamoranos. El agua y la piedra están presentes en todo el recorrido que se realiza junto el arroyo de la Ribera donde aún se aprecian molinos de agua y puentes de pontones y lajas.

Iconos

Hoy vamos a realizar una ruta de senderismo de gran belleza dentro de la comarca zamorana de Aliste. El itinerario comienza y finaliza en Castro de Alcañices, una localidad ubicada dentro del Parque Natural Arribes del Duero.

El agua va a ser la gran protagonista de la excursión, ya que vamos a desplazarnos desde la Ribera de Castro de Alcañices a la Rivera de Brandilanes por un sendero con un gran valor paisajístico y etnológico. Y es que la zona, esconde numerosos vestigios de la importancia que tenía el agua para la subsistencia de los alistanos. Aquí, queda patente la transcendencia y el alcance que tenían los molinos harineros para la actividad económica y desarrollo de la comarca. En la actualidad están en desuso y aunque algunos han sido reformados, la mayoría se encuentran muy deteriorados, pero, aun así, la ruta merece la pena.

Cómo llegar a Castro de Alcañices:


Peña La Era - Castro de Alcañices
Peña La Era – Castro de Alcañices

Castro de Alcañices se ubica a 49 km de Zamora. Para llegar hasta este emplazamiento hay que coger la carretera N-122 y pasada la localidad de Fonfría, desviarse hacia Castro por la vía secundaria ZA-L-2432.

A la entrada del pueblo hay una pequeña ermita. Podemos estacionar aquí el coche, ya que es el punto de inicio del recorrido circular.

Esta localidad es conocida por la presa y el embalse sobre el Duero. Si os apetece, podéis acercaros hasta este enclave que está, a tan solo, 4 km del pueblo, una vez finalizada la excursión.

Itinerario de la ruta Castro de Alcañices – Brandilanes:


Inicio de la Ruta de Castro de Alcañices a Brandilanes
Inicio de la Ruta de Castro de Alcañices a Brandilanes

La ruta desde Castro de Alcañices a Brandilanes está señalizada parcialmente. La mayor parte del recorrido tiene balizas blancas y amarilla, pero incompresiblemente, faltan señales en algunos puntos importantes. Por tanto, hay que ir atentos para no desorientarse.

Dicho esto, partimos de la Ermita y nos dirigimos hacia las casas del pueblo. A la altura de un pequeño parque nos desviamos a la derecha, siguiendo la señalización hacia “Portugal”. Tras recorrer unos metros por la carretera, nos alejamos de esta vía por el primer camino agrícola que parte por la derecha. Nos daremos cuenta que estamos en el punto correcto, porque ya hay señales de la ruta.

Al llegar a un camino agrícola, cogemos de nuevo, el ramal de la derecha para dirigirnos hacia un pequeño arroyo. Tras superar la pasarela sobre el riachuelo, giramos a la izquierda para continuar paralelos al cauce de agua. Ahora el sendero es estrecho y discurre entre encinas y rocas graníticas redondeadas y moldeadas por la acción de la erosión del viento y el agua durante miles de años.

Área recreativa junto al arroyo de la Ribera
Área recreativa junto al arroyo de la Ribera

Alcanzaremos un área recreativa, situada donde el regato por el que discurría nuestro sendero desemboca en el Arroyo de la Ribera. Es un lugar muy agradable con mesas y barbacoas, ideal para disfrutar de una tarde en el campo. Aquí, también hay unos pontones para superar el arroyo, pero no los vamos a utilizar, porque la excursión prosigue por el margen izquierdo de la Ribera.

Sólo unos pasos más adelante, vemos los restos de un primer molino de agua. A partir de aquí, el terreno se torna un poco más abrupto, pero no tiene una gran dificultad, salvo que se tenga un problema de movilidad reducida.

Molino
Molino

La señalización nos va a ir alejando del cauce del río para ir ganando altura hasta un segundo molino. Una vez superada esta construcción, hay una bifurcación de caminos. El ramal de la derecha nos devuelve al pueblo por una pista forestal, mientras que por la izquierda continuamos hacia Brandilanes.

—Existe la posibilidad de venir por este recorrido alternativo. Si no queremos bajar hasta el área recreativa, a la altura del puente sobre el regato, en lugar de girar a la izquierda, continuamos de frente por la pista forestal que nos llevará hasta esta bifurcación. Nosotros creemos que es más bonito el recorrido descrito, pero, os informamos de esta opción alternativa por si os interesa—.

Garganta fluvial del Castro
Garganta fluvial del Castro

Independiente del itinerario elegido, continuamos paralelos al Arroyo de la Ribera hasta alcanzar un tercer molino. Aquí hay que prestar atención, porque por la parte derecha de los restos de la almazara, sale un sendero con una subida pronunciada, pero sin gran desnivel, entre el boscaje de encinas. Pasaremos junto a un chozo de pastor, para continuar la senda por la derecha, antes de torcer un poco más arriba hacia la izquierda y así coronar la cumbre sobre la garganta fluvial. En este punto, podremos ver el cañón por el que se desliza el Arroyo de la Ribera del Castro y la parte portuguesa de la Ribera Prateira. En esta zona de Los Arribes las paredes verticales no son muy pronunciadas, pero sí que conservan la esencia del Parque Natural con vegetación baja y penillanuras de cultivos.

Ruta de Castro de Alcañices a Brandilanes
Ruta de Castro de Alcañices a Brandilanes

Comenzaremos el descenso hacia la Rivera de Brandilanes. La senda es muy agradable, y sin darnos cuenta, estaremos de nuevo junto al cauce del Arroyo de la Ribera. En esta parte de la excursión, veremos de nuevo molinos, pasando junto a los restos de un par de construcciones donde se molía el grano de los cereales.

Puente de pontones y lajas
Puente de pontones y lajas

La ruta no tiene pérdida, proseguiremos paralelos al arroyo hasta alcanzar un bonito puente de pontones y lajas sobre la rivera. Tenemos que cruzar y girar a la derecha para ver un sexto molino. Se trata de las ruinas del Molino de Sollapa. Desde este punto, el terreno mejora y discurre por un camino amplio. Veremos un segundo puente, que en este caso no cruzamos, sino que continuamos de frente. —Si nos fijamos por encima de esta pasarela, hay un pequeño merendero, donde podemos hacer un receso si queremos—.

Rivera de los Molinos de Brandilanes
Rivera de los Molinos de Brandilanes

Junto a la rivera de Brandilanes veremos el puente de la Tejera que era utilizado por los vecinos de Castro de Alcañices para cruzar con sus carros de camino hacia el interior de Aliste. A su lado, una pequeña represa y el molino de Los Tejeros. Esta edificación es la mejor conservada de la excursión: cuenta con tres edificios y dos muelas para la molienda del grano.

No hay que cruzar la pasarela de la Tejera, sino que tenemos que continuar de frente hacia Brandilanes donde finaliza la ruta.

Puente de pontones y lajas
Puente de pontones en Brandilanes

Llegando al pueblo, veremos un nuevo puente sobre la rivera. Aquí, tenemos tres opciones para finalizar la ruta:

  • Terminar en Brandilanes. Para ello, tenemos que disponer de dos coches. En cuyo caso, o bien hemos intercambiado las llaves por el camino, o bien, hemos dejado un vehículo en cada pueblo para luego poder desplazarnos de un punto a otro.
  • Desandar el camino hasta Castro de Brandilanes.
  • O, regresar por las veredas agrícolas que unen ambos pueblos. En este caso, la ruta no está señalizada, pero no tiene grandes complicaciones. A continuación, os detallamos como llevar a cabo esta opción.

Regreso por los caminos agrícolas entre Brandilanes y Castro de Alcañices:


Regreso por los caminos agrícolas entre Brandilanes y Castro de Alcañices
Regreso por los caminos agrícolas entre Brandilanes y Castro de Alcañices

Debe cruzar el puente y girar a la derecha. Enseguida veremos un camino amplio delimitado por cortinas. Es un recorrido agradable, rodeado de robles y encinas que no tiene pérdida.

Al llegar a una pradera con un pequeño puente para sortear un regato y una fuente, hay que coger el camino de la derecha y comenzar un descenso que nos va a llevar directamente al pueblo del Castro de Alcañices, donde dejamos el coche.

Dónde alojarse:

Esta zona zamorana de Aliste no cuenta con una amplia oferta de alojamientos rurales, pero los que hay son de una buena relación calidad – precio y están decorados con mucho gusto.

Reservando tu hotel o casa rural aquí, nos ayudas a mantener el blog. Recuerda que esto no modifica el precio final del alojamiento. ¡Gracias!

Booking.com

También te puede interesar:


Vídeo:

Galería de fotos Ruta de Castro de Alcañices a Brandilanes:

  • Inicio ruta
  • Sendero hacia el área recreativa
  • Señalización de la ruta
  • Inicio de la Ruta de Castro de Alcañices a Brandilanes
  • Área recreativa de Castro de Alcañices
  • Área recreativa junto al arroyo de la Ribera
  • Molino
  • Ruta de Castro de Alcañices a Brandilanes
  • Lanchas de roca granítica
  • Molino
  • Arroyo de la Ribera
  • Garganta fluvial del Castro
  • Balizas blancas y amarillas de la Ruta de Castro de Alcañices a Brandilanes
  • Ruta de Castro de Alcañices a Brandilanes
  • Descanso junto a la Rivera de los Molinos
  • Rivera de los Molinos
  • Rivera de los Molinos de Brandilanes
  • Rivera de los Molinos de Brandilanes
  • Rivera de los Molinos de Brandilanes
  • Rivera de los Molinos de Brandilanes
  • Ruta de Castro de Alcañices a Brandilanes
  • Puente de pontones y lajas
  • Puente de pontones y lajas
  • Puente de pontones y lajas
  • Puente de pontones y lajas
  • Regreso por los caminos agrícolas entre Brandilanes y Castro de Alcañices
  • Inmediaciones de Castro de Alcañices
  • Regreso a Castro entre cortinas
  • Peña La Era - Castro de Alcañices

Track de la ruta:

Powered by Wikiloc

Perfil MIDE (*):

Perfil MIDE
Ana Elvira Picado
Siento fascinación por los viajes, por los paisajes de ensueño y las culturas diferentes a las que me ha tocado vivir, por eso quiero compartir y difundir en este blog las experiencias más motivadoras y las vivencias más enriquecedoras que realizo junto a mi familia. Espero que os sean de ayuda para seguir manteniendo vivo el sueño de viajar.

2 COMENTARIOS

  1. Buenos días. Nosotros estuvimos en Semana Santa. El entorno es muy bonito, la empezamos a hacer pero al llegar al chozo del pastor la senda desaparece entre matorrales y árboles y nos fue imposible seguir. Una lástima que haya zonas tan poco conservadas. No descarto volver en otra ocasión porque creo que la zona lo merece. Gracias de todas formas por tus reportajes.

    • Hola Jesús sí que recordamos esa zona y no está bien clara, ahí da la senda un giro completamente a derecha y sube haciendo un zig-zag y no está demasiado señalizada como bien dices. Si sigues el track de la ruta con gps se solventa ese problema, si no es un sitio en el que uno se puede despistar, al igual que al venir por la orilla de la ribera en el momento que hay que subir por unas piedras. La ruta requiere alguna señal más para facilitar seguirla sin gps.

Deja un comentario