Inicio ESPAÑA ARAGÓN QUÉ VER EN AÍNSA Y ALREDEDORES: Uno de los pueblos más bonitos...

QUÉ VER EN AÍNSA Y ALREDEDORES: Uno de los pueblos más bonitos de Aragón

0
La arquitectura de la villa está muy cuidada
Qué ver en Aínsa – La arquitectura de la villa está muy cuidada

Aínsa es considerado uno de los pueblos más bonitos de Aragón y de la Península Ibérica. Al callejear por sus calles se tiene la sensación de el tiempo se ha detenido en el medievo. Sus calles empedradas y su cuidada arquitectura forman un armonioso conjunto monumental, integrado a la perfección en un espectacular entorno natural, en las confluencias de los ríos Cinca y Ara.

Además, su ubicación privilegiada le sirve de puerta de entrada a numerosas rutas de senderismo, pero también a una amplia oferta cultural y de ocio. A continuación, os detallamos qué ver en Aínsa y alrededores.

Excursiones con niños por el Pirineo aragonés

¿Planificando una escapada?

En nuestra guía de senderismo “Excursiones con niños Pirineo aragonés”, encontrarás 25 rutas por enclaves sorprendentes.

Qué ver en Aínsa

1. Murallas y Castillo de Aínsa

Panorámica del pueblo de Aínsa
Panorámica del pueblo de Aínsa
Puerta de entrada al centro histórico desde las murallas del castillo
Puerta de entrada al centro histórico desde las murallas del castillo

Este complejo defensivo tiene una estructura compleja, ya que ha habido dos periodos en el tiempo en el que se ha realizado su construcción. La primera fue en el siglo XI, cuando se levanta la Torre del Homenaje sobre restos de una edificación árabe para protegerse de la dominación musulmana. Y una segunda, en el siglo XVII cuando Felipe II manda construir las torres y los muros para protegerse de los invasores que accedían a la Península Ibérica desde los Pirineos.

En la actualidad, solo quedan vestigios del esplendor de aquella época. Se mantiene en pie un espectacular Patio de Armas, donde se celebra el Festival del Castillo de Aínsa y algunas ferias temporales, la Torre del homenaje que alberga el Ecomuseo de la Fauna Pirenaica, y otra torre de menores dimensiones, en la que está ubicado el Centro de Interpretación Espacio del Geoparque Sobrarbe Pirineos y la Oficina de Turismo.

2. Plaza Mayor de Aínsa

Espléndida Plaza Mayor de Aínsa
Espléndida Plaza Mayor de Aínsa
Calles de la villa medieval
Calles de la villa medieval

Es el corazón de la villa. Sus grandes dimensiones posibilitan que se celebren ferias importantes a lo largo del año, pero también que sea, el punto neurálgico de la hostelería de Aínsa. Bajo sus arcos de medio punto y ojivales encontramos numerosos restaurantes y locales donde hacer un receso y degustar los manjares aragoneses.

Mientras tomamos este tentempié, podremos observa que la plaza es trapezoidal, y no rectangular, como puede parecer en un primer momento. Y, además, deleitarnos con una construcción armoniosa de soportales que data de los siglos XII y XIII, y que además conserva parte de la muralla inicial y el actual Ayuntamiento.

3. Iglesia de Santa María

Aínsa es visitada por miles de turistas cada año
Aínsa es visitada por miles de turistas cada año
Espectacular campanario de la Iglesia de Santa María
Espectacular campanario de la Iglesia de Santa María

Un imprescindible que ver en Aínsa, es la iglesia de Santa María. Data de los siglos XI y XII, y es uno de los templos más importantes del románico aragonés en la comarca de Sobrarbe. Esta iglesia que tuvo la consideración de Colegiata.

Se supone que se puede visitar de 10:00 a 18:00 h todos los días de la semana. Pero lo cierto es que, la mayor parte del tiempo permanece cerrada. Es una pena porque tiene una cripta preciosa y un campanario con unas esplendidas vistas.

4. Casco Histórico de Aínsa

Callejuelas empedradas de Aínsa
Callejuelas empedradas de Aínsa
Casco Histórico
Casco Histórico

Además del Castillo, la Plaza Mayor y la iglesia de Santa María, también forman parten de Conjunto Histórico Artístico de Aínsa, las fachadas de la Casa Arnal (siglo XVI), Casa Bielsa (siglo XVI-XVII) y Casa Latorre (siglo XVI), testimonios del estilo gótico medieval que atesora Aínsa.

Por tanto, hay que perderse sí o sí, por las calles de la villa y disfrutar de cada rincón, plazuela, fachada, escudo que encontremos a nuestro paso.

5. Museos de Aínsa

Ecomuseo de la Fauna Pirenaica de Aínsa
Ecomuseo de la Fauna Pirenaica

Entre las cosas que ver en Aínsa están los museos que os ayudarán a completar la vista a la villa. Hay tres espacios culturales:

  • Museo de Oficios y Artes Tradicionales. Está ubicado en la Casa Latorre, en pleno casco antiguo, y alberga piezas etnográficas sobre oficios tradicionales como alfarería, cestería o herrería.

Horario: de jueves a domingo de 11:30 a 13:30 h y de 18:00 a 20:00 h.

Entrada general: 1 €.

  • Ecomuseo de la Fauna. Cómo ya indicamos está en la Torre del Homenaje del Castillo y es una fundación para la conservación del Quebrantahuesos. Además de ver la exposición, se pueden reservar visitas guiadas al comedero de buitres entre los meses de julio y agosto.

Horario: Todos los días de 11:00 a 14:00 h y de 15:00 a 20:00 h.

Entrada general: 5 €.

  • Centro de Interpretación Espacio del Geoparque Sobrarbe Pirineos. Situado también en el Castillo, en la Oficina de Turismo, es un espacio pequeño, pero muy instructivo sobre el espacio natural en el que nos encontramos. Es ideal para ir con niños por las maquetas, paneles y audiovisuales que contiene.

Horario: de miércoles a domingo de 9:30 a 14:30 h y de 16:30 a 19:30 h.

Entrada general: Gratuito

  • Centro de Arte Contemporáneo Aínsa-Sobrarbe. Una sala de exposiciones para fomentar el Arte Contemporáneo aragonés y que tiene como objetivo estar en sintonía con el entorno medieval de la villa de Aínsa.

Horario: jueves y viernes de 17:00 a 20:00h, los sábados de 11:00 a 14:00 h y de 17:00 a 20:00 h y los domingos de 11:00 a 14:00 h.

Entrada general: Gratuito

6. Cruz Abierta de Aínsa

Ubicada a 1.5 km del centro de Aínsa, puede ser un agradable paseo para dar por finalizada la visita esta villa medieval. Se trata de una construcción circular con un templete, que data del siglo XVII. Este monumento se levantó para conmemorar la victoria de los cristianos sobre los musulmanes en el siglo IX.

Nosotros no fuimos hasta la Cruz Abierta por falta de tiempo, pero seguro que el paseo merece la pena.

Cómo llegar a Aínsa y dónde aparcar

Iglesia de Santa María
Iglesia de Santa María

Si tomamos cómo referencia Huesca, la mejor opción es tomar la A-23 en dirección a Puente de Sabiñánigo. En este punto, enlazaremos con la carretera N-260 que nos llevará hasta Aínsa (Huesca).

Al llegar al pueblo, tenemos dos opciones para estacionar el coche:

  • Dejar el coche en las zonas de aparcamiento gratuitas de la parte baja del pueblo o en el parking que hay cruzando el río Cinca, junto al parque infantil y el merendero. Si elegimos esta opción, habrá que subir a pie hasta la zona alta de Aínsa.
  • Estacionar el coche en los parkings de pago. Son 3€/24 h, en el caso de los vehículos, y, 6€/24 h, las caravanas. Hay dos estacionamientos. El primero que vemos es el Parking 88, ubicado a la derecha de la carretera N-260, según llegamos al pueblo. Y, el más cómodo, el Parking Municipal de Aínsa, que está en la zona alta del pueblo, junto al Castillo. Tiene unas 1.000 plazas y es muy amplio. Nosotros fuimos en agosto y había plazas de sobra, por tanto, dudamos que se llene, salvo fechas muy concretas.

Dónde alojarse en Aínsa – Planifica tu viaje

Aínsa cuenta con multitud de alojamientos. La mayoría tienen una calidad excepcional. Para los viajes en familia podéis echar un vistazo al Apartahotel Dos Ríos Aínsa, a los Apartamentos el Palacete de Aínsa o a los Alojamientos Aínsa Sánchez.

Si estos no os convencen, podéis buscar más hospedajes, actividades y servicios para vuestra escapada en los siguientes enlaces.

Qué ver cerca de Aínsa

Pasarelas del Vero
Pasarelas del Vero
Explicación del guía “Canyontrek Guara”
Explicación del guía “Canyontrek Guara”
Llanos de La Larri
Llanos de La Larri – Valle de Pineta

Como ya hemos indicado Aínsa es el punto de partida de numerosos espacios naturales. Desde aquí, podemos desplazarnos hasta el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara para hacer deportes de aventura como rafting o barranquismo. Así como, para hacer rutas de senderismo preciosas como las Pasarelas del río Vero, en Alquézar, o el Mascún Inferior, en Rodellar.

Sin olvidar, que el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido está muy cerca, y aquí, las posibilidades son infinitas. Desde perderse por pueblos de montaña con encanto como Broto hasta hacer rutas de senderismo espectaculares por el Parque Nacional.

Suscríbete

SIN COMENTARIOS

Deja un comentarioCancelar respuesta

Salir de la versión móvil