PRIMEROS AUXILIOS: ¿Qué hacer ante…?

Primeros auxilios

Primeros auxilios

En la entrada anterior indicábamos las pautas para hacer frente a un pequeño accidente en montaña o en casa, así como, los elementos necesarios con los que debe contar un buen botiquín.

El presente post va a completar la información anterior, indicando las actuaciones que deben llevarse a cabo en determinadas circunstancias:

  • Pequeñas heridas y raspones…:Primeros auxilios

  • lavarse las manos antes de actuar,
  • limpiar con abundante agua la herida,
  • retirar con las pinzas o con los guantes los restos de tierra o piedrillas que pudiera haber (si un objeto está clavado profundamente en una herida NO debemos retirarlo pues podríamos provocar una hemorragia importante),
  • lavar con jabón,
  • desinfectar con agua oxigenada o betadine,
  • cubrir con tirita si está en zona que pueda ensuciarse, si no dejar al aire.
  • Hemorragias:

  • presionar con gasas o pañuelo hasta conseguir detener la hemorragia sobre la propia herida (no retirar las puestas si hace falta poner más),
  • limpiar con cuidado la zona para no abrir de nuevo la herida,
  • cubrir con vendaje,
  • acudir al centro de salud si consideramos que pueda necesitar sutura o si presenta objetos incrustados.
  • Contusiones leves:

  • aplicar árnica, agua fría…
  • reposar un poco para ver si el golpe provoca disminución de la movilidad y no se puede continuar.
  • Si la contusión es fuerte o afecta a la cabeza no perder de vista al accidentado pues los síntomas pueden aparecer un rato después.
  • Esguinces, torceduras…:Primeros auxilios

  • si es leve, vendar.
  • Comprobar si puede caminar sin dolor pasado un tiempo, si no intentar evacuar…
  • Si es grave acudir centro de salud.
  • Fracturas de cualquier tipo, contusiones que impiden la movilidad, dislocaciones de articulaciones:

  • Nunca intentar recolocar nada.
  • Inmovilizar la zona afectada con entablillado o cabestrillo.
  • Valorar si podemos transportar sin dañar al accidentado, si no, pedir posible evacuación a los servicios de emergencia.
  • En todo caso, acudir con prontitud a los servicios sanitarios más próximos.
  • Picadura de ortigas:Primeros auxilios

  • lavar con agua fría,
  • intentar no rascarse,
  • aliviar con paños fríos…
  • Picaduras de insectos:Primeros auxilios

  • Si tras la picadura se produce una reacción alérgica (hinchazón, dificultad para respirar…) se debe alertar cuanto antes al 112, proporcionar un antihistamínico si lo llevamos con nosotros.
  • Si no hay reacción alérgica se debe intentar retirar el aguijón con el borde de una tarjeta o algo plano (con las pinzas podemos apretar y liberar más veneno), lavar con agua fría, refrescar con paños húmedos.
  • Mordeduras de animales:Primeros auxilios

  • Se tratan como heridas, pero una vez tratadas se debe acudir a los servicios sanitarios por el elevado riesgo de infección que suponen.
  • Si es una mordedura de serpiente se debe avisar cuanto antes al 112.
  • Corte de digestión:

Se produce por una disminución de la sangre en el aparato digestivo debido a un cambio brusco de temperatura o al ejercicio físico intenso en las horas posteriores a la comida.

No se produce si los cambios son graduales de temperatura (podemos bañarnos después de comer si nos mojamos poco a poco) o el ejercicio es moderado. En caso de producirse, abandonar el agua o el ejercicio.

  • Se debe tumbar a la persona con los pies un poco en alto
  • Pérdida del conocimiento:Primeros auxilios

  • Si es un adulto, comprobar que respira.
  • Si el adulto no respira o si es un niño el que está inconsciente habría que iniciar maniobras de reanimación cardio pulmonar (RCP hablaremos de ella en niños en otro artículo, pero esto es lo que hay que aprender en un cursillo a hacer) hasta que recupere la conciencia (en este caso mientras uno continua la RCP otra alerta al 112).
  • Se debe aflojar la ropa ceñida,Primeros auxilios
  • colocar en un lugar cómodo y tumbar de lado si es un adulto y continua inconsciente.
  • Si recupera la conciencia, boca arriba con las piernas ligeramente elevadas.
  • Cuando se encuentre mejor, mantener sentado un tiempo.
  • Pasado ese tiempo, comprobar si continúa encontrándose bien, ofrecer algo de agua.
  • Pasado más tiempo se le puede ofrecer algo de comer de rápida absorción.
  • Quemaduras leves:

  • aplicar abundante agua fría hasta disminuir dolor,
  • cubrir con una gasa estéril, proteger con ligero vendaje.
  • No aplicar pomadas o ungüentos caseros sin prescripción médica.
  • Si la quemadura es más grave y presenta ampollas nunca debemos romperlas, o si está pegada la ropa a la piel nunca debemos despegarla.
  • En ambos casos, debemos tras lavar y vendar acudir al centro de salud más próximo.
  • Insolaciones o golpe de calor:

Los niños son más sensibles a él antes de los 6 años. Si percibimos mareo, fiebre alta, ausencia de sudoración, incluso vómitos…

  • Debemos trasladarlo a un lugar fresco,
  • rebajar su temperatura con paños o prendas húmedas sobre la piel y avisar a los servicios de emergencia para valorar su evacuación.
  • Hipotermia:

Bien por caer al agua fría, o por no llevar suficiente ropa (o estar expuestos mucho tiempo a bajas temperaturas) aparecen síntomas de pérdida alarmante del calor corporal (temblores incontrolados, enrojecimiento de extremidades…).

  • Se debe proteger del frío abandonando cuanto antes la zona y abrigando al afectado (cambiando si es necesaria la ropa mojada de forma rápida).
  • Favorecer la circulación en extremidades.
  • Calentar a la víctima de modo gradual, con mantas, en contacto con otra persona…
  • Procurarle en cuánto pueda comer alimentos energéticos.

 

  • Lo último que queremos hacer con esto que os contamos es alarmaros, todo lo contrario… en la gran mayoría de los casos nunca tendréis que hacer uso de lo dicho en el artículo, pero si llegado el caso lo necesitarais que por lo menos os suene qué debemos hacer. Repetimos lo más importante la prevención… ¡y a disfrutar de la naturaleza!!!

Sígueme
Compártelo

Deja un comentario