Inicio PORTUGAL Algarve PLAYA DE AMOREIRA: Sol, senderismo y playa en Aljezur

PLAYA DE AMOREIRA: Sol, senderismo y playa en Aljezur

0
Playa de Amoreira
Playa de Amoreira

La región de El Algarve esconde rincones naturales de una belleza increíble, destacando sus arenales. En la pequeña localidad de Aljezur tenemos una muestra de ello: la Playa de Amoreira. Un enclave semi salvaje con ecosistema dunar e impresionantes flysch negros.

Aljezur es una pequeña localidad perteneciente a Faro, dentro del Algarve portugués. Pero hay que destacar que este pequeño pueblo se ubica ya en la costa Vicentina, por lo que, conserva la esencia de los pueblos y parajes del sudoeste alentejano.

Al pasear por el entresijo de callejuelas que configuran el centro neurálgico de la villa, se observa una arquitectura de casas pequeñas pintadas de colores blancos en las que resaltan las ventanas de vivos colores. En lo alto de la colina, presidiendo el valle, se encuentra el Castillo de Aljezur. La entrada es libre y ofrece unas panorámicas espléndidas del pueblo y el valle con la ribera del río Aljezur de fondo.

El surf y la agricultura están muy presente en esta localidad, en la que las tiendas, cafés y restaurantes conservan un aire rural y tradicional, pero a la vez bohemio, inspirado en la filosofía surfista. Aquí se cosechan las mejores patatas dulces de todo Portugal. La carta gastronómica las presenta como auténticos manjares en todas sus versiones: asadas, al horno, en compota, con chocolate, como bebida caliente, en aguardiente… No debéis abandonar la zona sin saborear la “Batata dulce”.

La villa de Aljezur es el emplazamiento ideal para unas vacaciones tranquilas, lejos de los grandes bullicios, y en los que se busca el contacto con la naturaleza y las playas vírgenes.

Playa de Amoreira:

Playa de Amoreira

La Praia da Amoreira es un auténtico tesoro natural. Se conserva en un estado prácticamente salvaje y no se ha visto excesivamente modificada por la mano del hombre. Aunque eso no la salva de tener un aparcamiento amplio y un café-restaurante a pie de playa.

Pero el arenal es precioso. En la parte sur de la playa, las dunas se extienden hasta la desembocadura del río Aljezur con su constante y armónico movimiento. Mientras que, hacia el norte, una amplia rasa mareal de color negro se adentra en las aguas del Atlántico, dejando panorámicas de gran belleza.

Lo mejor es acercarse a la playa de Amoreira con marea baja porque es cuando se observan mejor las formaciones rocosas que surgen del mar. Además, se forman surcos o cárcavas en la arena fina y blanca al deslizarse el agua dulce hacia el mar que son una auténtica maravilla.

Ruta de senderismo en la Playa de Amoreira

Acantilados

Si además de disfrutar del sol y la playa, os apetece dar un paseo por el entorno, estáis de suerte, porque hay un recorrido circular entorno a Amoreira.

Para hacerlo, cogemos un sendero señalizado con marcas amarillas y rojas que parte por la derecha del aparcamiento. Iremos ascendiendo dejando el arenal a nuestra izquierda y contemplando un amplio vergel de flores y plantas de vivos colores.

Unos carteles didácticos nos ayudan interpretar la flora y la fauna de Amoreira. Os aseguramos que, si vais en primavera, os sorprenderá la cantidad de flores de distintos colores y tonalidades que hay.

Tras alcanzar un pequeño collado, la ruta se desvía ligeramente a la izquierda hacia los acantilados. La señalización en este tramo de la ruta es clara y no induce a error.

El camino continúa llaneando por una senda de arena fina y con abundante vegetación, antes de girar 45 grados a la derecha. Previo a este cambio brusco en la dirección podemos asomarnos a los acantilados y ver la playa de Carreagem de la localidad de Rogil.

Regreso a la playa de Amoreira

Dunas de acceso a la playa de Amoreira

En este punto debemos decidir si regresamos sobre nuestros pasos o si realizamos el retorno por el interior, alejados de la costa.

Nosotros hicimos el recorrido circular, pero hemos de decir que se nos hizo un poco monótono, e incluso, aburrido.

Pero si queréis completar la ruta, hay que continuar por un camino amplio que se adentra en un bosque de pinos. El trazado es sencillo de seguir, y la mayor parte del recorrido apenas si tiene desnivel.

Cuando llevamos recorridos 3.5 km, encontramos una bifurcación de caminos. Debemos seguir por el GR11 E9 que se dirige a Aljezur.

Continuamos por la ruta vicentina durante 1 km más, siempre por caminos agrícolas, hasta llegar a un nuevo cruce. Si queremos regresar a la playa tenemos que girar a la derecha, restan 2.5 km. En cambio, si queremos ir directamente al pueblo de Aljezur, hay que desviarse a la izquierda (3.5 km). Nosotros obviamente, volvimos a la playa, donde teníamos el coche.

Esta senda vicentina está muy bien señalizada y es sencilla, lo único, como ya hemos comentado, pensamos que pierde interés cuando abandona el litoral costero.

Dónde alojarse:

Aljezur es un importe destino turístico dentro de la costa Vicentina, por tanto, cuenta con una amplia oferta de pernoctación. En el siguiente mapa podréis ver con detalle algunos alojamientos de la zona.

Reservando tu hotel o casa rural aquí, nos ayudas a mantener el blog. Recuerda que esto no modifica el precio final del alojamiento. ¡Gracias!

Booking.com

También te puede interesar:


Vídeo:

Galería de fotos:

Track de la ruta:

Powered by Wikiloc

Perfil MIDE (*):

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario

Salir de la versión móvil