LAS BATUECAS CON NIÑOS: Una excursión hasta el Chorro

Las Batuecas, La Alberca, Salamanca

Las Batuecas – Camino superior del Valle Batuecas

El Valle de Las Batuecas es siempre una apuesta segura para disfrutar de los sonidos de la naturaleza. Pasear junto al Arroyo de Las Batuecas rodeados de formaciones rocosas y una espesa vegetación, invita a relajarse y dejarse sorprender por la belleza del entorno. El punto final de la ruta se sitúa en el Chorrito de las Batuecas, pero no es necesario ir hasta aquí para conocer este turbador paisaje. Las_Batuecas_Mi_familia_viajera

Uno de los parajes más conocidos de la provincia de Salamanca, es sin duda, Las Batuecas en el término municipal de La Alberca.

Hasta aquí, se trasladan cada año numerosos senderistas, curiosos, turistas y amantes de la naturaleza para dejarse embriagar por la belleza y el silencio del entorno. Y es que este escenario, inspira relajación y sosiego, e invita a la reflexión y al recogimiento.

Por este motivo, los monjes de la Orden de los Carmelitas Descalzos han vivido como ermitaños en estas tierras desde 1597. Aquí se encuentran el Monasterio Desierto de San José de Batuecas y el Convento Carmelitas Descalzos Batuecas, pero no es posible la visita a ninguna de las dos instalaciones. Aún así, merece la pena pasear por el entorno y escuchar el sonido de la naturaleza.

Y si os apetece perderos por el Parque Natural, es posible ir hasta las pinturas rupestres de las Cabras Pintadas o hasta el Chorro de las Batuecas.

Nosotros iremos hasta el Chorro de las Batuecas, dividiendo la ruta en cuatro tramos para que cada uno elija la distancia que desea recorrer.

Cómo llegar a Las Batuecas:

Las Batuecas, La Alberca, Salamanca

Senda accesible

La Batuecas se encuentran dentro del Parque Natural de Las Batuecas – Sierra de Francia.

Para llegar a este enclave es necesario ir hasta La Alberca (Salamanca) y tomar la carretera SA-201, en dirección hacia Las Mestas (Cáceres).

La carretera es sinuosa, ya que presenta numerosas curvas. Cuando llevamos recorridos unos 11.5 kms veremos a la derecha el Monasterio Desierto de San José de Batuecas. Antes era posible ir con el coche hasta el propio Monasterio, pero ahora comprobaréis que el acceso está restringido.

Debéis continuar unos metros más abajo hasta un aparcamiento pequeño que tiene reservadas plazas para personas con movilidad reducida. Existe un segundo parking que se encuentra a tan solo 1.5 kms donde también se puede estacionar el vehículo.

Hay un sendero que une ambos estacionamientos, ya que el inicio de la ruta se encuentra en el primer parking.

Itinerario por el Valle de Las Batuecas:

Tramo 1: Aparcamiento (alt: 578 m) – Monasterio (alt: 600 m). Distancia: 1 km aprox.

Las Batuecas, La Alberca, Salamanca

Senda accesible

Se trata de un sendero adaptado y didáctico que cuenta con varios carteles informativos sobre la flora y la fauna del Parque Natural.

El recorrido se realiza por una pasarela de madera, por tanto, es accesible para personas con minusvalías y carritos de bebé.

Nos introduciremos en un bosque espeso de pino, alcornoque, encinas, jaras, lavanda… que nos irá dando una idea de la belleza del entorno que nos rodea.

Por el camino encontraremos una fuente y un área recreativa, donde podemos hacer un receso para escuchar el sonido de la naturaleza.

Tras cruzar un puente de madera, tomaremos una pista de grava que nos llevará hasta el Monasterio. En esta zona los niños pueden disfrutar tirando piedras y jugando junto al Arroyo Batuecas. Pero no olvidéis que no hay que realizar excesivo ruido porque es una zona de oración y recogimiento.

Tramo 2: Monasterio (alt: 600 m) – Canchal de las Cabras Pintadas (alt: 627 m). Distancia: 1,2 km aprox.

Las Batuecas, La Alberca, Salamanca

Inicio de la ruta

El recorrido comienza por un sendero que se encuentra entre el Arroyo Batuecas y el muro del Monasterio. Es un camino curioso porque tiene numerosas raíces entrelazadas entre sí.

Veremos árboles centenarios que llamarán la atención a grandes y pequeños y no podremos evitar pensar ¿cuántos años llevarán presidiendo este hermoso lugar? Sobre todo, al alcanzar un tejo vetusto que no dejará indiferente a nadie.

El camino hasta el Canchal de las Cabras Pintadas es sencillo y está señalizado con marcas blancas y amarillas. El tramo más complicado son unos 200 metros en el que el sendero atraviesa un pedrero, pero es fácil sortearlo.

Sin salirnos del camino que va paralelo al arroyo, llegaremos a un cruce correctamente señalizado con la dirección a tomar para ir al Canchal de la Cabras Pintadas y al Canchal del Zarzalón.

Es posible continuar el sendero sin desviarse a la derecha a la ida y aprovechar para verlo a la vuelta. Nosotros creemos que merece la pena ascender unos metros para acercarse hasta las pinturas rupestres del Neolítico.

Se han instalado estacas con cuerdas en algunos tramos de este recorrido para ayudarse en los tramos más empinados.

Aunque las pinturas están protegidas por una valla, el paso del tiempo ha ido deteriorando los trazos y solo con la ayuda de un panel informativo y de la imaginación veremos figuras de cabras, ciervos, escenas de caza…

Tramo 3: Canchal de las Cabras Pintadas (alt: 627 m) – cruce del Arroyo Batuecas (alt: 694 m). Distancia: 1,2 km aprox.

Las Batuecas, La Alberca, Salamanca

Sendero al Chorro de Batuecas

Continuamos por el camino que traíamos antes de desviarnos hacia el Canchal de las Cabras Pintadas.

En este tramo veremos carboneras en desuso, donde antiguamente se generaba carbón vegetal apilando troncos pequeños de leña y cubriéndolos de arcilla.

También, comienza a haber pozas en el río que son aptas para el baño. Para mucha gente, estas marmitas de agua de cristalinas son el objetivo de su excursión y con darse un baño en estas aguas gélidas dan por finalizada la ruta. Esta es una opción ideal si vamos con niños muy pequeños.

Pero si decidimos continuar. Más adelante (unos 500 m), veremos una bifurcación en la que, si torcemos a la derecha, ascenderemos al Canchal del Zarzalón.

Recomendamos subir por el Canchal del Zarzalón porque el camino está bien trazado y va asciendo poco a poco hasta un camino principal que avanza por la parte superior del valle de las Batuecas. Además, es más sencillo no desviarse de la ruta, ya que, a partir de este momento el sendero deja de estar señalizado.

Si continuamos sin desviarnos, en dirección al Canchal de la Umbría del Cristo, el camino llegará a un nuevo cruce poco visible. Motivo por el cual, es sencillo saltárselo, y, además, en este caso el sendero asciende con mayor pendiente.

Si nos saltamos este desvío no señalizado hacia Canchal de la Umbría del Cristo, el camino nos obligará a continuar muy cerca de la orilla del arroyo, saltando en algunos momentos entre piedras.  El acceso por aquí es más complicado, pero enlazaremos con el sendero principal que iba por la parte superior del valle.

Si hemos seguido bien el itinerario, llegamos a un primer riachuelo que se cruza sin mucha dificultad por las piedras (el camino se nota que está menos frecuentado, y, ya no hay presencia de las marcas blancas y amarillas del sendero que llevaba a las pinturas rupestres).

Continuamos por la margen derecha del río (según subimos) y más adelante, comprobaremos por la presencia de hitos, que debemos girar al sur (izquierda respecto al camino), cruzando el río.

En esta parte de la excursión a penas si vamos a ver gente porque la mayoría se queda en la zona de las pozas o en los canchales. De forma, que va a ser más sencillo si vamos en silencio ver cabras montesas, tejones, ciervos o zorros, como fue nuestro caso.

Tramo 4: cruce del Arroyo Batuecas (alt: 694 m) – Chorrito de las Batuecas (alt: 852 m). Distancia: 1,8 km aprox.

Las Batuecas, La Alberca, Salamanca

Chorro de las Batuecas

Al cruzar el Arroyo Batuecas, tendremos que hacer frente a la parte más dura de la ruta. Ascenderemos en zigzag unos 400 metros, no es mucho desnivel (unos 80 m. aprox), pero si es de mayor pendiente que la que llevábamos.

La senda acaba saliendo a unas terrazas con vistas al valle y casi planas. Avanzamos unos cientos de metros por estos bancales sin desnivel, con el mismo rumbo sur, hasta que la vegetación comienza a cerrarse.

Observaremos que la senda gira a la derecha, para continuar de nuevo pegada al río y con un mayor desnivel.

Hay una parte de este recorrido, cuando la senda se acerca más al río, que comienza a haber pasos complicados para los niños. Se trata de pequeños trepes y destrepes que no suponen ninguna dificultad para un adulto, pero sí para un niño pequeño.

El camino empieza a ser el típico de montaña con piedras y rocas. Además, comenzamos a oír la fuerza del río que baja por el fondo del valle.

Una vegetación espesa que ha pasado a estar compuesta por piornos en algunas zonas, nos separa unas decenas de metros del Arroyo de las Batuecas.

No obstante, cuando llegamos al salto de agua de más de 10 metros de altura, vuelve a aparecer la vegetación típica de Las Batuecas compuesta por robles, pinos y alguna encina.

El paraje en el que nos encontramos es de una gran belleza, pero si lo deseáis podéis ascender hasta la parte superior de la cascada. Para ello, debéis tomar un sendero por la parte derecha del chorro que os permitirá ver la cascada lateralmente y al fondo el Valle de las Batuecas.

La Batuecas se pueden visitar en cualquier época del año. Todas las estaciones ofrecen paisajes de gran belleza. Pero tener en cuenta que el Chorro de Batuecas solo llevará agua en los meses de lluvia: primavera, otoño y quizás invierno. Que esto no os desanime porque el entorno es precioso con y sin agua en el Chorrito.

Galería de fotos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Track de la ruta:
Powered by Wikiloc
Perfil MIDE (*):
Las_Batuecas_Mi_familia_viajera

Sígueme

Deja un comentario


Looking for Something?