CAMINO DE LOS PRODIGIOS: Senderismo por la Sierra de Francia con niños

Tercera cama

Camino de los Prodigios

La mejor forma de conocer la Reserva de la Biosfera de las Batuecas-Sierra de Francia es recorriendo sus senderos naturales. El Camino de los Prodigios es uno de los tesoros que esconde este Parque Natural, además de contar con muchos alicientes y con sorpresas a cada paso.

Camino de los Prodigios

El camino de los Prodigios es uno de los cuatro recorridos que aúnan arte y naturaleza dentro del Parque Natural Batuecas-Sierra de Francia. Junto al Camino de la Raíces, el Camino del Agua y el Asentadero-Bosque de los Espejos, forman un conjunto de senderos que recorren las sierras, valles y riberas de los ríos Batuecas, Francia y Alagón.

Un extenso territorio al sur de la provincia de Salamanca, declarado Reserva de la Biosfera y que recibe al caminante con un espectacular patrimonio y una amplia diversidad de flora y fauna.

El camino de los Prodigios discurre entre los pueblos de Miranda del Castañar y Villanueva del Conde. Ambas tienen la condición de villa y conservan una estructura que es herencia árabe y judía, y que se aprecia en sus calles laberínticas y su arquitectura.

Dónde comenzar el Camino de los Prodigios

Miranda del Castañar

Miranda del Castañar

La ruta se puede comenzar en Villanueva del Conde o en Miranda de Castañar (Salamanca). Ambos puntos de inicio son válidos y no representan diferencia alguna. Aunque, se recomienda realizar la senda en el sentido contrario a las agujas del reloj.

Nosotros fijamos como punto de partida Miranda de Castañar. Esta villa representa a uno de los Pueblos más Bonitos de España. Y hemos de decir que el título lo tiene más que merecido. Por este motivo, a veces, aparcar no es sencillo. Pero, salvo fechas concretas podemos dejar el coche en un aparcamiento gratuito que hay a la entrada del pueblo, sin dificultad.

Itinerario de la ruta

Sexta cama

Sexta cama

Una vez estacionado el vehículo, encaminamos nuestros pasos hacia el Castillo de Miranda. A la altura del puesto de información turística, abandonamos la vía principal, por la derecha, descendiendo por una calle empedrada que nos lleva a las afueras del pueblo por la calle Carrera Ancha.

La ruta está señalizada desde el primer momento con unas flechas de color rosa y la imagen de un ojo que simboliza el hechizo del camino: “Míralo como si fuese mágico y sorpréndete”.

En un primer momento el camino no está correctamente acondicionado, le falta un poco de mantenimiento, pero enseguida el encanto del lugar se hace patente, abriéndose ante nosotros una atractiva panorámica. De hecho, solo unos pasos más adelante vamos a ver la primera de las diez camas que tiene la ruta. Todas diferentes y todas integradas en el paisaje.

Séptima cama

Séptima cama

Continuamos por un agradable camino empedrado que tras una pequeña revuelta nos sitúa en la carretera SA-225. Debemos cruzar con precaución para descender hacia un antiguo molino, situado junto a un puente de piedra de un solo ojo. Este edificio junto al río Francia, es ahora un restaurante con una agradable terraza y punto de encuentro de muchos turistas de la Sierra de Francia.

Proseguimos la ruta por una pista asfaltada que permite vadear el arroyo de San Benito. Durante unos metros vamos a ir por el margen derecho del riachuelo hasta alcanzar un puente de piedra y la segunda de las camas del Camino de los Prodigios.

Miranda del Castañar

Miranda del Castañar

En este punto, si lo deseamos podemos volver a Miranda del Castañar. Sólo hay que cruzar la pasarela, de forma que, realizamos un recorrido circular de unos 2 kms de longitud. Nosotros vamos a continuar con la excursión, pero luego regresaremos por este itinerario.

Continuamos por un sendero estrecho que desemboca en una pista forestal más amplia. La ruta no tiene pérdida, en algunos momentos va por senderos estrechos y otros por pistas forestales más anchas, pero todos los cruces están señalizados. Iremos ganando altura por un bosque de encinas, alcornoques, robles… hacia Villanueva del Conde. Por el camino veremos otras obras arte y disfrutaremos de algunos rincones de gran encanto. De esta forma, podremos hacer un merecido descanso en unos bancos de madera con inscripciones de obras de Miguel de Unamuno bajo la sombra de las encinas.

Bosque de encinas, alcornoques, robles…

Bosque de encinas, alcornoques, robles…

A la altura de la séptima cama con piedras rojas, el camino empieza a descender hasta llegar a un cruce de caminos. Si nos fijamos en la señalización, veremos que podemos abandonar la excursión y regresar a Miranda del Castañar desde aquí, restan 3.4 kms. Para el resto, comenzamos a ascender hacia Villanueva del Conde. En esta parte de la ruta, llama la atención la numerosa población de madroños que hay junto al camino.

Antes de entrar en la villa, hay una fuente con peces y un pequeño merendero, donde podemos aprovechar a reponer fuerzas.

Villanueva del Conde

Villanueva del Conde

El Camino de los Prodigios atraviesa Villanueva del Conde y sus casas pintadas de verde y negro. Hay que seguir las señales para callejear entre el laberinto de callejuelas y soportales del casco histórico hasta abandonar el pueblo a la altura del cementerio. Ascenderemos por una carretera con poco tráfico hasta la altura de la Bodega Cámbrico. En este punto, cogemos un sendero estrecho que nos interna de nuevo en el arbolado de la Sierra de Francia.

El camino hacia la ribera del río Francia es muy agradable y está empedrado. Además, tiene numerosas obras de arte como una roca redondeada que simula un pez, un olivo con forma de dragón o unos huevos dorados que evocan los tiempos de la fiebre del oro. Cuando la senda comienza a llanear, veremos Miranda del Castañar de frente. En esta zona, hay otro rincón que transmite paz y sosiego, junto a unas alegres tortugas.

Huevos de oro

Huevos de oro

Queda muy poco para llegar al puente de piedra con la segunda cama, junto al Arroyo de San Benito, del inicio de la ruta. Ahora sí, atravesamos el viaducto, así como la carretera, y comenzamos el ascenso en zig-zag hacia Miranda del Castañar. Entraremos en el pueblo a la altura de la Ermita de la Virgen de la Cuesta y tras atravesar la Puerta de San Ginés, sólo nos quedará recuperar el coche.

No olvidéis visitar el Castillo de Miranda del Castañar que alberga el Centro de Interpretación de la Reserva de la Biosfera de las Sierras de Francia y Béjar 😉.

Dónde alojarse

Esta ruta está muy cerca de nuestro domicilio, por tanto, nunca hemos pernoctado en esta zona. Pero en el siguiente enlace tenéis alojamientos muy agradables para alojaros y sentiros como en vuestra casa.



Booking.com


También te puede interesar


Vídeo:

Galería de fotos «Camino de los Prodigios»:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Track Camino de los Prodigios:

Powered by Wikiloc

Perfil MIDE (*):

Camino de los Prodigios

Sígueme

Deja un comentario


Looking for Something?