CUEVA HUERTA CON NIÑOS: fascinante monumento natural en Teverga

Cueva Huerta, Teverga

Cueva Huerta

Cueva Huerta es un plan ideal para realizar en familia. Una visita a las entrañas de la tierra, en la que, niños y mayores lo pasarán en grande.

Cueva Huerta, Teverga

Cueva Huerta es un conjunto kárstico de cuevas, desfiladeros, galerías, sumideros, surgencias y salas que se encuentra en el concejo de Teverga. La visita a este Monumento Natural que se ubica dentro de la Reserva de la Biosfera del Parque Natural Las Ubiñas – La Mesa se realiza siempre de forma guiada. Es un plan de ocio perfecto si se está con niños en la zona o para completar la ruta cicloturística de la Senda del Oso.

Cómo llegar a Cueva Huerta:

Cueva Huerta, Teverga

Cueva Huerta

La cavidad de Teverga se encuentra en el término municipal de Fresnedo (Asturias). Más concretamente, en un desfiladero en la parte baja del Puerto de la Ventana. 6.5 kms separan la población de Teverga del área recreativa de Cueva Huerta por la carretera AS-228. En las inmediaciones de esta preciosa oquedad hay espacio amplio adaptado para aparcar los vehículos y carteles informativos sobre el espacio natural.

Cómo visitar Cueva Huerta:

Cueva Huerta, Teverga

Pasarela de acceso

En la actualidad, la gestión de las visitas guiadas está concedida a la empresa de turismo activo Deporventura. Esta compañía oferta dos tipos de actividades. Una familiar que se realiza por una pasarela de madera de 300 m y una duración de unos 50 minutos. Y otra, para personas más aventureras o qué deseen iniciarse en la espeleología de 3 horas de duración con rappels, gateras, sifones… que recorre el cauce subterráneo del río Val de Sampedro. Las tarifas, horarios y material necesario lo podéis ver en su página web.

Visita a Cueva Huerta:

Cueva Huerta, Teverga

Interior de la cueva

Nosotros nos acercamos al Monumento Natural con nuestros hijos, por tanto, elegimos la visita sencilla. Lo primero que nos llamó la atención son las paredes abruptas y verticales de la angostura que da cobijo a la cavidad. El segundo detalle que nos gustó, es que para realizar el circuito es necesario un casco con frontal porque la cueva carece de luz artificial. Lo cual, es de agradecer tanto por motivos de seguridad, como para evitar deteriorar el interior de la gruta y poder contribuir a un turismo más sostenible.

El recorrido por el interior de las galerías es muy sencillo y apto para todos los públicos, salvo que se tenga movilidad reducida, debido a que, hay que franquear varios escalones de diferentes alturas. Otro posible miedo irracional que nos puede afectar es la quiroptofobia, ya que, en el interior de Cueva Huerta habita una importante colonia de murciélagos.

La parte más importante y espectacular del conjunto kárstico es una sala subterránea de grandes dimensiones que se ha horadado por la acción del cauce del río. Si tenéis la suerte de hacer la visita en época de abundantes lluvias o con el deshielo, el sonido del agua que entra en la cavidad y la sonoridad de la oquedad, aumentará exponencialmente las sensaciones que ofrece la excursión a las entrañas de la tierra. Pero, en cualquier caso, será una experiencia inolvidable para toda la familia y que os dejará con ganas de más aventura.

Vídeo:

Galería de fotos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Sígueme

Deja un comentario


Looking for Something?