Inicio ESPAÑA CASTILLA Y LEÓN CASCADA DE LAS LASTRAS DE AGUAS BRAVAS EN MÁMOLES CON NIÑOS

CASCADA DE LAS LASTRAS DE AGUAS BRAVAS EN MÁMOLES CON NIÑOS

0
Sendero hacia el Mirador del Testero del Burro y la Cascada de las Lastras de Aguas Bravas

La Cascada de las Lastras de Aguas Bravas y el Mirador del Testero del Burro es una ruta de senderismo sencilla que permite ver, además del salto de agua, las abruptas e inhiestas paredes de la garganta fluvial de Arribes del Duero.

Mámoles se encuentra en pleno corazón del Parque Natural Arribes del Duero. Es uno de los pueblos de la comarca de Sayago que por su gran valor paisajístico y faunístico forman parte de la Reserva de la Biosfera Transfronteriza, denominada por la Unesco, Meseta Ibérica.

Cómo llegar a la Cascada de las Lastras de Aguas Bravas:


GR-10 “Senda del Duero”

Mámoles pertenece al municipio de Fariza. Por tanto, si nos desplazamos desde Zamora, debemos coger la carretera CL-527 en dirección a Bermillo de Sayago, para enlazar en este punto con la vía ZA-304 hasta Fariza. Una vez en esta localidad una travesía asfaltada, pero estrecha, nos permite llegar a Mámoles.

Podemos aparcar junto a la Iglesia de origen románico, donde hay un pequeño aparcamiento para unos 10 coches.

Itinerario de la ruta al Mirador del Testero del Burro y la Cascada de las Lastras de Aguas Bravas:


Inicio ruta

Esta excursión comparte el primer tramo de la ruta con el trazado del GR 10 de la “Senda del Duero” que se dirige hacia Fornillos de Fermoselle y con el recorrido BBT “Ruta del Duero”. Ambas señalizadas con balizas blancas y rojas.

Los tres recorridos comienzan en el Km.0 de la etapa 29 del Camino Natural “Mámoles – Fermoselle”. Esta señal se encuentra junto a la caseta del transformador de la luz que hay por encima de la Iglesia. Aquí, también hay un cartel con información de la ruta al Mirador del Testero del Burro.

Pozo sayagués

Partimos por un camino agrícola delimitado desde el inicio por las paredes de piedra, típicas de Sayago, denominadas “cortinas”. Igualmente, veremos otra construcción de un alto valor etnológico, como es un pozo protegido por lanchas de roca graníticas, en forma de pórtico.

Fuente del Sapo

Sin darnos cuenta, llegaremos a una pradera en la que se encuentra la Fuente del Sapo. Descenderemos por aquí para dirigirnos hacia el arroyo de la Rivera, en el que hay un puente de piedra. Podemos llegar a este punto de dos formas diferentes. Las dos son válidas y la distancia apenas varía.

Puente sobre el arroyo de la Rivera

Una opción es, seguir descendido una vez cruzada la pradera por una finca particular, y tras abrir y cerrar una cancela, ir hasta el puente de rocas graníticas sobre el arroyo de la Rivera. Y otra es, enlazar con una pista forestal tras superar el prado y continuar hasta un área recreativa que hay junto a la Cañada Vieja. Aquí, sortearemos un puente sobre el arroyo y giramos a la derecha para ir hacia el Molino de Fraguales.

Nosotros a la ida elegimos bajar por la finca particular y a la vuelta ir hasta el área recreativa. En ambos casos, se abandona el Camino Natural de la Senda del Duero y se comienza a seguir la señalización de color blanco y amarillo de la ruta del Mirador del Testero y la Cascada de Aguas Bravas.

Desvío hacia el Molino de Fraguales

Independientemente, del itinerario elegido, una vez en el puente sobre el arroyo de la Rivera, observamos que hay una señalización vertical que marca una bifurcación de caminos. Si giramos a la derecha, vamos hacia el Molino de Fraguales, y por la izquierda, hacia el mirador y la cascada.

Paso por pontones sobre el arroyo

El Molino se encuentra a unos 300 m, de forma que, podemos verlo a la ida o a la vuelta de la excursión. Nosotros  decidimos dejarlo para el final. Por tanto, continuamos por el sendero hacia el mirador, rodeados de encinas y escobas. Pero antes, hay que cruzar un nuevo riachuelo por unos pontones de piedra. Esto no supone ninguna dificultad, incluso para los más pequeños.

Señalización hacia el Mirador del Testero del Burro

Cuando quedan 1.5 km para llegar al Mirador del Testero del Burro y 1.6 km hasta la cascada, empezaremos a ver los cortados de la garganta fluvial de los Arribes del Duero.

Las escarpadas paredes verticales horadadas durante millones de años por el río Duero, se hacen palpables en esta parte de la ruta. Además, es sencillo ver sobrevolar buitres leonados sobre las aguas y posarse sobre los farallones rocosos. Es todo un espectáculo de la naturaleza que se aprecia correctamente desde el Mirador del Testero del Burro.

Cascada de las Lanchas de Aguas Bravas

Al hacer la ruta veremos que hay una bifurcación señalizada para ir hacia el mirador o hacia la cascada. Es indiferente ir primero a un sitio o a otro. Nosotros nos dirigimos en primer lugar a la Cascada de las Lanchas de Aguas Bravas, para luego descansar en el balcón natural sobre el Duero, un buen rato.

Vistas desde el Mirador del Testero del Burro

El salto de agua formado por el arroyo de la Rivera de Mámoles se desliza entre las formaciones graníticas, desde una altura aproximada de 70 m, para ir a desembocar en el río Duero.  En las inmediaciones de la cascada se han labrado unos escalones e instalado unas cuerdas para poder ver mejor el torrente de agua, pero, aun así, no es posible acercarse mucho a la cascada.

Cascada de las Lanchas de Aguas Bravas desde el mirador

Desde donde mejor se ve, o al menos, en toda su dimensión, es desde el mirador del Testero. Pero, de todos modos, merece la pena acercarse hasta las Lanchas de Aguas de Bravas para ver cómo se desliza el agua.

Molino de Fraguales

Una vez disfrutado del entorno natural, solo queda desandar el camino, desviándose hacia el Molino de Fraguales. Esta parte de la ruta es opcional, pero merece la pena para conocer la importancia del agua en la cultura tradicional sayaguesa. Para ello, sólo hay que cruzar otro puente sobre el arroyo, y tras abrir y cerrar una portezuela, ir hasta el molino.

Interior Molino de Fraguales

Es una construcción junto al río, donde se puede ver perfectamente la tolva, la muela y los rodeznos que se utilizaban para la molienda del trigo, ayudados de la fuerza del agua.

Si esta ruta os ha sabido a poco, desde el pueblo de Mámoles parte un sendero hasta el Mirador de El Cueto. Una balaustrada perfecta para ver los meandros de río Duero y los campos de cultivos. Aunque lo que más llama la atención, son los viñedos y olivares de Mámoles, así como, los del pueblo portugués vecino, de Vila Chã.

Recomendaciones para realizar la ruta:


Arribes del Duero
  • La cascada es estacional, sólo lleva agua en época de lluvias entre noviembre y mayo.
  • El Mirador del Testero del Burro es muy bonito, pero hay que tener precaución con los más pequeños para evitar caídas accidentales.
  • En la zona de Mámoles está permitida la caza por razones cinegéticas. Por tanto, os recomendamos consultar en la Casa del Parque de Arribes del Duero si va a ver batidas por el recorrido de la ruta para evitar accidentes. Teléfono: 980.61.84.25 / 980.61.40.21

Dónde alojarse:


En el propio pueblo de Mámoles hay un alojamiento rural con una excelente relación calidad-precio. Se trata de la casa rural La Alquería de Mámoles. Pero hay muchos otros alojamientos dentro del Parque Natural Arribes del Duero. Podéis verlos en el siguiente mapa:

Booking.com

También te puede interesar:


Galería de fotos Cascada de las Lastras de Aguas Bravas:

Sendero hacia el Mirador del Testero del Burro y la Cascada de las Lanchas de Aguas Bravas

Vídeo:

Track de la ruta:

Powered by Wikiloc

Perfil Mide (*):

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario

Salir de la versión móvil