Ruta Bosque Mágico de Cerredo y Lagunas de Chagüeños en Degaña

-

Subida a las lagunas de Changüeños
Subida a las lagunas de Chagüeños
Iconos

El parque natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias es uno de los parajes menos conocidos de Asturias. Pero no por ello, carece de belleza. Un claro ejemplo es la ruta que os vamos a detallar hoy por el Bosque Mágico de Cerredo que se puede prolongar hasta las preciosas lagunas glaciares de Chagüeños. 7 km de pura magia, en el que el bosque de Cerredo es el gran protagonista, con rincones de una gran belleza que enamoran a cada paso.

Cómo llegar al Bosque Mágico de Cerredo

Salida oficial del Bosque Mágico de Cerredo
Salida oficial del Bosque Mágico de Cerredo

El punto de inicio de la ruta se ubica en un amplio aparcamiento a 2.8 km de la localidad de Cerredo en dirección al Puerto de Cerredo. El estacionamiento es amplio y cuenta con unas mesas y unos carteles informativos de la ruta que no están en su mejor estado de conservación. Podéis ver el punto exacto del aparcamiento en este enlace.

Itinerario de la ruta del Bosque Mágico de Cerredo y las Lagunas de Chagüeños

Tanto el bosque como las lagunas, se encuentran dentro del concejo de Degaña. Una zona minera, que cuenta, además, con una gran riqueza natural, con amplios robledales y espesos bosques de abedules, tejos y acebos. Sin olvidar que aquí, se cobijan especies de animales tan singulares y protegidas como el oso pardo, el urogallo o el gato montés.

Primera parada del camino, la Cueva de la Fonchada

Inicio de ruta
Inicio de ruta
Valle del concejo de Degaña
Valle del concejo de Degaña
Bifurcación de ruta
Bifurcación de ruta

Para conocer en profundidad este paraje del parque natural de Degaña, nos internaremos en el Bosque Mágico de Cerredo. Para ello, desde el aparcamiento, descenderemos unos metros por la carretera para desviarnos enseguida por la izquierda, en dirección a La Prohibida / Lagunas de Changüeños. En los primeros compases del recorrido, una pista amplia nos acompaña hasta una señal vertical, en el que el ramal de la izquierda se dirige al Puerto de Cerredo (alto de la Collada) y de frente continúa hacia nuestro objetivo, las lagunas de Changüeños.

Solo unos pasos más adelante, tenemos una nueva bifurcación señalizada, en el que podemos ir tanto por la derecha como por la izquierda. Si únicamente vamos a ver el Bosque Mágico, lo más recomendable es ir por el camino de la izquierda, pero si vamos a hacer la ruta completa, lo más razonable es ir por la derecha. De esta forma, proseguiremos por la pista hasta llegar a una propiedad privada, en la que tenemos que desviarnos por un sendero estrecho que parte por la izquierda y que desemboca en un camino más amplio. Tenemos que ir atentos, porque abandonaremos este trazado enseguida, a la altura de una curva pronunciada a la izquierda, en el que seguiremos las señales blancas y verdes que ascienden montaña arriba, realizando algunos zigzags hasta alcanzar la cueva de la Fonchada. Nos encontramos, según cuenta la leyenda, en un lugar histórico, ya que aquí se refugiaron las tropas musulmanas del asedio de Don Pelayo, primer monarca de Asturias.

Bosque Mágico de Cerredo

Día otoñal en el Bosque Mágico de Cerredo y lagunas de Changüeños
Día otoñal en el Bosque Mágico de Cerredo y lagunas de Chagüeños
Señalización de ruta del Bosque Mágico de Cerredo y lagunas de Changüeños
Señalización de ruta
Planisferio
Planisferio
Pasarelas sobre el arroyo
Pasarelas sobre el arroyo
Puentes de madera sobre la regata
Puentes de madera sobre la regata

Tras visitar la cueva, descenderemos de nuevo al camino principal por un sendero que desciende por la izquierda de la oquedad. Avanzaremos con el arroyo de Regueiral como compañero y en el que debemos de prestar de nuevo atención, porque, aunque las señales se repiten cada pocos pasos, lo cierto es que se pierden entre la espesa vegetación, pero esto no impide llegar con facilidad a una pista forestal amplia. Es la misma pista que traeríamos si hubiéramos cogido el camino más corto hacia el Bosque Mágico en la bifurcación a la que hacíamos referencia antes.

Estamos entrando en el encantado y mágico bosque de Cerredo. Lo primero que encontramos es un mirador hacia la amplia arbolada y un planisferio. A partir de este punto, encontramos la parte de la ruta más entretenida, sobre todo si ha llovido mucho, porque hay que vadear el arroyo hasta en cuatro ocasiones por puentes y pasarelas que no están en condiciones óptimas, y en otras ocasiones, de piedra en piedra, lo que implica que seguramente os mojaréis los pies. Pero esto realmente no tiene ninguna dificultad ni justifica abandonar la excursión.

De hecho, se ve recompensado con un enclave natural que conjuga a la perfección el verde del musgo, con las aguas cristalinas de la regata y el contraste de colores de las hojas de un interminable hayedo. Nos encontramos, como su propio nombre indica, es un lugar mágico, en el que perfectamente pueden habitar xanas, trasgos o gnomos del bosque. Es un enclave espectacular.

Subida a las Lagunas de Chagüeños

Ascensión por el hayedo de Cerredo
Ascensión por el hayedo de Cerredo
Ruta Bosque Mágico de Cerredo y lagunas de Changüeños
Ruta Bosque Mágico de Cerredo y lagunas de Chagüeños
Arroyo de Regueiral en el Bosque Mágico de Cerredo y lagunas de Changüeños
Arroyo de Regueiral
Cascada en el Bosque Mágico de Cerredo y lagunas de Changüeños
Cascada
Tejos del bosque
Tejos del bosque
Lago colmatado de Laguneto en el Bosque Mágico de Cerredo y lagunas de Changüeño
Lago colmatado de Laguneto
Laguna de Changüeños
Laguna de Chagüeños
Panorámica de la Laguna de Changüeños
Panorámica de la Laguna de Chagüeños
Contemplando la Laguna de Changüeños
Contemplando la Laguna de Chagüeños
Saliendo del Bosque Mágico de Cerredo
Saliendo del Bosque Mágico de Cerredo
Sendero Bosque Mágico de Cerredo y lagunas de Changüeño
Sendero Bosque Mágico de Cerredo y lagunas de Chagüeño
Pista que lleva al aparcamiento
Pista que lleva al aparcamiento

Si queremos prolongar la excursión hasta las Lagunas de Chagüeños, cosa que os recomendamos, tenemos que desviarnos por la izquierda, al desembocar en un camino forestal en el que hay unos bancos para contemplar el Bosque Mágico.

Comienza aquí, una subida prolongada con un desnivel acusado que se interna en un bosque de hayas, en el que el musgo, el liquen y los saltos de agua que crea el arroyo, tienen una hermosura abrumadora. Tras superar el desnivel, que hemos de decir que supone un cierto esfuerzo físico, vadearemos el arroyo y saldremos a una zona despejada de vegetación. En esta planicie es necesario superar de nuevo las aguas de la regata para llegar hasta la primera de las lagunas, denominada Laguneto. Se trata de una pequeña balsa de agua, que, en la actualidad, está colmatada por una vegetación incipiente.

Aunque este lago es bonito, merece la pena hacer un último esfuerzo y subir hasta la segunda laguna. Para ello, bordearemos el Laguneto por la derecha y proseguiremos por un sendero bien trazado que asciende en pocos minutos hasta la laguna superior de Chagüeños. Un espectacular lago a los pies de un circo glaciar que separa las provincias de Asturias y León y que marca el final de esta interesante ruta.

Ahora solo queda desandar el camino y dirigirnos hacia el Bosque Mágico, en el cual, al llegar al mirador y el planisferio, en lugar de desviarnos por el sendero que nos llevó a la pista principal, lo ignoraremos, y seguiremos recto hasta llegar al aparcamiento, en el que estacionamos el coche al inicio de la ruta.

Dónde alojarse en la comarca de Degaña – Planifica tu viaje

El alojamiento en esta parte del parque natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, no abunda. Aun así, es sencillo encontrar un alojamiento rural en el que disfrutar de una agradable escapada. Podéis mirar los apartamentos rurales Casa Xepo, en Rengos o los apartamentos L’Abiseu, en Caboalles de Abajo, ya en la provincia de León para disfrutar de vuestra estancia. De todas formas, en los siguientes enlaces encontraréis todo lo necesario para planificar vuestro viaje.

Qué ver cerca del Bosque Mágico de Cerredo y las Lagunas de Chagüeños

Ana Elvira Picado
Ana Elvira Picado
Siento fascinación por los viajes, por los paisajes de ensueño y las culturas diferentes a las que me ha tocado vivir, por eso quiero compartir y difundir en este blog las experiencias más motivadoras y las vivencias más enriquecedoras que realizo junto a mi familia. Espero que os sean de ayuda para seguir manteniendo vivo el sueño de viajar.

Deja un comentario