Inicio ESPAÑA BALEARES 10 LUGARES IMPRESCINDIBLES QUE VER EN PALMA DE MALLORCA EN FAMILIA

10 LUGARES IMPRESCINDIBLES QUE VER EN PALMA DE MALLORCA EN FAMILIA

0
Panorámica de la Catedral de Santa María de Palma
Qué ver en Palma de Mallorca – Panorámica de la Catedral de Santa María de Palma

La ciudad de Palma es una auténtica maravilla. Es uno de los destinos vacacionales más demandados a nivel nacional e internacional, debido a su vida cosmopolita, su gran legado arquitectónico y cultural y su siempre irresistible ambiente. Sus calles medievales acogen casas señoriales, iglesias barrocas, plazas animadas, barrios bohemios, restaurantes y galerías de arte que convierten a la capital de Mallorca en el centro neurálgico del fondeo de grandes embarcaciones de gente adinerada y de una animada vida nocturna. Todos vienen atraídos por la belleza de una ciudad en la que no faltan preciosas calas y playas de aguas cristalinas y arena dorada.

Qué ver en Palma de Mallorca en 1 o 2 días

1. Catedral de Mallorca

Detalle ornamental de la Catedral de Palma
Detalle ornamental de la Catedral de Palma
Interior de la Catedral Basílica de Santa María
Interior de la Catedral Basílica de Santa María

La Catedral Basílica de Santa María, también llamada La Seu, es el templo más significativo de la ciudad de Palma. Las grandes dimensiones de la catedral de estilo gótico, unido al color miel de la piedra con la que está construida que se reflejan en las aguas de la bahía de Palma, la hacen uno de los monumentos más visitados de la ciudad balear.

Aunque los verdaderos tesoros los esconde en su interior donde alberga elementos arquitectónicos de Antonio Gaudí y Miquel Barceló, así como un enorme rosetón de más de 13 m de diámetro que se puede ver con detalle en las visitas guiadas a la Catedral, y que es uno de los mayores del mundo.

Podéis consultar los horarios de la Catedral de Palma en esta página.

2. Palau de l’Almudaina y jardines de S’Hort del Rei

Palau de l’Almudaina
Palau de l’Almudaina
Palacio de l’Almudaina desde S’Hort del Rei
Palacio de l’Almudaina desde S’Hort del Rei
Muralla medieval del Palacio de la Almudaina
Muralla medieval del Palacio de la Almudaina

Esta construcción, ubicada frente a la Catedral, fue inicialmente una fortaleza islámica. Pasando a partir del siglo XIII a ser residencia para la monarquía. Si no están hospedados los miembros de la Casa Real se puede visitar el patio de armas, en el que se encuentra la fuente del león del siglo XI, de origen árabe. Así como, una serie de estancias exquisitamente decoradas. Lo que más llaman la atención de esta parte del Palacio Real son los techos artesanados y la capilla gótica de Sant Anna construida en mármol rosa y blanco.

Junto al Palacio de Almudaina están los Jardines del Rey. Un espacio abierto al público con fuentes y senderos arbolados que en su día formó parte del palacio, pero que, en la actualidad, es un lugar ideal para hacer un receso y disfrutar del sonido sosegado de las fontanas.

3. Sa Llotja

La Lonja de Palma de Mallorca es un armonioso edificio construido en el siglo XV como punto de encuentro de comerciantes. Aunque su exterior puede no llamar la atención, en su interior se esconde una obra maestra de Guillem Sagrera marcada por unos pilares retorcidos, sin base ni capitel, que sustentan unas bóvedas de crucería, simulando unas grandes palmeras pétreas. Aunque que quizás, no sea una visita imprescindible por el alto valor arquitectónico que tiene Palma y que resta valor a este edificio, sí nos parece un lugar a visitar si se está en la zona.

El horario de visita es de martes a domingo de 10:30 a 13:30 y de 17:30 a 21:00 h entre los meses de abril y octubre. El resto del año por las tardes, el horario es de 16:00 a 18:00 h. La entrada es gratuita.

4. Plaza de Cort

Ayuntamiento de Palma
Ayuntamiento

Esta emblemática plaza acoge el Ayuntamiento de Palma y un olivo centenario de unos 600 años. El edificio fue construido en el siglo XVII y tiene una fachada con una refinada ornamentación de estilo barroco. Este es un buen lugar para tomar un tentempié si no lo hemos hecho antes.

5. Casco antiguo y Judería

Casco histórico de Palma
Casco histórico
Calles del casco histórico en con el edificio de Can Corbella de fondo
Calles del casco histórico en con el edificio de Can Corbella de fondo

El casco antiguo es el centro neurálgico de Palma. Aquí un laberinto de callejuelas y pequeñas plazas se arremolinan en torno a los dos edificios más importantes de la ciudad: la Catedral y el Palacio de Almudaina. Destacando los barrios de Sa Portella, Sa Calatrava, el paseo comercial d’es Born y el barrio marinero de Santa Catalina con sus pequeñas casas y largas calles en el que hay numerosas galerías de arte y boutiques.

Palma también cuenta con un barrio judío, llamado Call Maior. Aunque se conserva poco de este vestigio medieval, sí que se pueden recorrer algunas de las calles de la antigua judería en las que se observan algunos elementos de origen judío.

Call Maior comienza en la Plaza de Cort para dirigirse hacia la Catedral de Santa María de Palma de Mallorca, y tras pasar por la Iglesia de Montesión, enfilar la calle Santa Eulalia y finalizar en las Escaleras de la Costa del Teatro. Un recorrido ameno que ayuda a completar el paseo por el casco antiguo de Palma. Además, hay Free Tours gratuitos que recorren la judería de Palma. ¡No os los perdáis!

6. Plaza Mayor

Plaza Mayor
Plaza Mayor

La Plaza Mayor de Palma de Mallorca tiene unas dimensiones considerables y está formada por edificios de escasa altura con contraventanas de color verde y una red de soportales. Es el lugar ideal para tomar un café o un helado y ver la animada vida turística que tiene esta ciudad balear. De aquí, parte la calle de Sant Miquel, una de las vías más conocidas y comerciales de Palma en la que encontraremos además de numerosas tiendas, bares y heladerías, la famosa pastelería de Santo Cristo que elabora ensaimadas artesanas desde 1910. Así como, la basílica de Sant Miquel, el Claustre de Sant Antoniet —perteneciente al banco BBVA—, el Convento y hospital de Sant Antoni y el Mercat de l’Olivar.

7. Baños árabes

Los baños árabes de Palma de Mallorca son parte del importante patrimonio islámico que conserva la ciudad. Estos vestigios musulmanes datan del siglo XI y aunque tienen pequeñas dimensiones, sorprenden a todo el que los visita. Además de un agradable jardín, se accede a una sala principal, destinada en su día, a los baños calientes que cuenta con una cúpula semiesférica de ladrillos en la que hay una claraboya, rodeada de 12 columnas de arcos de herradura. Es un espacio curioso que, si bien no es una visita imprescindible, sí que es interesante por su legado histórico y cultural.

El horario de acceso es de 9:30 a 19:00 h, en horario de invierno y de 9:30 a 20:00 h de abril a noviembre. El precio de la entrada son 3 €.

8. Parc de la Mar

Catedral de Palma desde Parc de la Mar
Catedral de Palma desde Parc de la Mar

Otro de los imprescindibles de Palma es el parque de la Mar. Desde este enclave natural en el que destaca un gran lago salado y del que sale un potente chorro de agua, se tienen las mejores vistas panorámicas de la Catedral y del Palacio de la Almudaina tanto de día como de noche. Nosotros os recomendamos dejar esta visita para cuando el sol comienza a desaparecer porque el paseo carece de sombras y si el sol aprieta, es un auténtico achicharradero.

9. Paseo marítimo

El Puerto de Palma es el más grande de Baleares, y hasta aquí llegan cada año cientos de cruceros, pero también tiene una importante actividad pesquera, comercial y marítima. Podemos aprovechar para dar un Paseo en catamarán por la bahía de Palma y deleitarnos con sus vistas.

Si no nos decidimos por el paseo en barco, a lo largo de la avenida de Gabriel Roca se puede dar un agradable paseo con vistas a las embarcaciones deportivas amarradas en el muelle y al mar Mediterráneo, en el que siempre estará presente la silueta de la Catedral de Palma de Mallorca.

10. Castell de Bellver

El Castillo de Bellver está a las afuera de la ciudad de Palma, en concreto a 3 km del centro. Se trata de una construcción defensiva con planta circular, que se ubica en un promontorio boscoso. Fue mandada construir por Jaume II como residencia real, pero la verdad es que ha sido para lo que menos se ha utilizado, ya que, a lo largo de la Historia ha sido cárcel y bastión de defensa en las guerras napoleónicas y en la guerra civil española.

Durante la visita podremos subir a la terraza desde la que hay unas vistas espléndidas de Palma y su bahía, además de visitar el Museo de Historia de la Ciudad. Para llegar al Castillo de Bellver hay que desplazarse en coche y estacionar en un pequeño parking gratuito o bien coger los autobuses 3, 46 o 50 que nos dejan en la plaza Gomila y desde la que hay que ascender una empinada cuesta de 1 km.

Por esta razón, quizás, la mejor forma de visitar este emplazamiento es dentro del recorrido del Autobús turístico de Palma que también incluye el paseo en barco por la Bahía si lo deseamos.

Horario:

El horario de visitas al castillo es de martes a sábado, desde abril hasta septiembre, de 10:00 a 19:00 h. Los domingos y festivos de 10:00 a 15:00 h.

Entre los meses de octubre y marzo, está abierto de martes a sábado de 10:00 a 18:00 h y los domingo y festivos mantiene el horario del resto del año.   

Tarifa:

Entrada general: 4 €.

Los jóvenes entre 14 y 18 años y jubilados: 2€.

Los menores de 14 € y los domingos es gratuito.

Palma de Mallorca con niños

Vistas del Palau de l’Almudaina en Palma
Vistas del Palau de l’Almudaina

Palma de Mallorca es un destino ideal para viajar en familia, a sus playas y calas, se suman numerosas actividades que se pueden hacer con niños de corta edad.

  • La ciudad cuenta con varios parques infantiles como el Parc de les Estacions, cerca de la estación de autobuses y trenes. El parque de aventuras que hay cerca de las murallas de Parc de la Mar o el Parc Sa Feixina que hay en Es Baluard.
  • Otra opción excepcional es Palma Aquarium, donde los niños podrán descubrir más de 8.000 especies marinas que viven en el Mediterráneo y donde destacan los tiburones.
  • Recorrer la isla de Mallorca en autobús, tren, barco o tranvía, y así, no perdernos nada de la esencia de la isla.
  • Realizar un paseo en barco por la bahía de Palma de Mallorca.
  • Comer una rica ensaimada o tomar un helado artesano en el casco histórico de Palma.
  • Darse un chapuzón en las playas que se encuentran cerca de Palma como Ca’n Pastilla, al este de la ciudad, o Cala Major, Gènova, Ses Illetes, Palmanova o Magaluf, en el oeste.

Cómo llegar a Palma de Mallorca

Basílica de Sant Francesc de Palma
Basílica de Sant Francesc

A Palma se puede llegar por vía marítima o por vía aérea.

Desde las principales ciudades españolas encontraremos vuelos a Palma de Mallorca durante todo el año. Y en épocas estivales también desde aeropuertos con salidas desde ciudades más modestas. Lo que sí os recomendamos es reservar el vuelo con tiempo porque en determinadas fechas del año, los precios se disparan. Lo mejor es que busquéis en el buscador de vuelos de Skyscanner el vuelo que mejor se adapte a vuestras necesidades.

Otra forma cómodo y agradable de llegar a Palma es por vía marítima. Los ferrys de las principales compañías Baleària, Transmed o GNV parten de Barcelona, Valencia y Alicante y tardan entre 5 y 7 horas y media en llegar a Palma. Esto tiene la ventaja de que puedes llevar tu propio coche, y así, evitar tener que alquilar un vehículo al llegar a la isla.

Cómo moverse en Palma

Fachada de la Catedral de Palma
Fachada de la Catedral de Palma

Lo mejor es alquilar un coche al llegar a Palma, aunque tampoco es una mala opción decantarse por alquilar una moto que os permitirá encontrar mejor aparcamiento. Tened en cuenta que, en el centro histórico de la ciudad no se puede acceder en vehículo, salvo que se sea residente. Por tanto, el coche lo utilizaréis básicamente para moveros por la playas, calas y pueblos de Mallorca. Si sólo vais a ir unos días y no tenéis intención de desplazaros por la isla, una buena opción son los traslados privados desde el aeropuerto al hotel o cualquier otro punto que vosotros elijáis.

Dónde alojarse en Palma

Iglesia de Santa Eulalia
Iglesia de Santa Eulalia

Palma es una ciudad inminentemente turística, por tanto, tiene una amplia oferta de hoteles y alojamientos de todo tipo. Pero esto no impide que los precios se disparen, sobre todo, en periodos vacacionales. Por tanto, esto también hay que reservarlo con tiempo.

Nosotros os aconsejamos buscar un hospedaje cerca del centro, porque si no se pierde mucho tiempo en los desplazamientos. Palma de Mallorca es bastante grande y los autobuses, aunque pasan con bastante regularidad, al final, son lentos.

Os aconsejamos que le echéis un ojo a JS Palma Plaza, un hotel de 4 estrellas con restaurante que está cerca del centro o Mallorca Suits-Turismo de Interior. De todas las formas, tenéis toda la oferta hotelera en este enlace.

Cuando ir a Palma de Mallorca

Edificio Can Corbella en la Plaza de Cort de Palma
Edificio Can Corbella en la Plaza de Cort

De mayo a septiembre es cuando se reciben el mayor volumen de turistas, sobre todo, en julio y agosto. Pero la verdad, es que a Palma se puede ir en cualquier época del año. Es una ciudad con mucha actividad en la que siempre hay cosas que hacer y lugares que visitar. Otra cosa es, si se va visitar el resto de la isla con sus playas y calas, en cuyo caso, lo mejor es desplazarse en periodo estival, aunque mayo y octubre, son meses ideales para conocer la isla alejamos de aglomeraciones y precios excesivos.

Mapa de las ubicaciones qué ver en Palma

Qué ver cerca de Palma

Planifica tu viaje a Palma de Mallorca

Suscríbete

SIN COMENTARIOS

Deja un comentarioCancelar respuesta

Salir de la versión móvil