LAS HURDES CON NIÑOS (I): Chorro de la Meancera y alquerías, belleza natural en cada paso

Senda Chorro de la Meancera (Miacera)

Chorro de la Meancera (Miacera)

La comarca de Las Hurdes siempre permite disfrutar de bellos parajes. Uno de ellos, es el Chorro de la Meancera. Una senda sencilla, accesible para todos y que nos traslada a un hermoso salto de agua. Para aquellos que deseen caminar más, pueden acercarse a la alquería de Matilandrán, y ver los serpenteantes meandros del río Malvellido.

Cuando hablamos de la Comarca de Las Hurdes, aún sin querer, viene a nuestra memoria el recuerdo de leyendas, mitos y tópicos que han perseguido a esta zona de Extremadura durante muchas décadas.

Senda Chorro de la Meancera (Miacera)

Senda Chorro de la Meancera (Miacera)

Todo ello debido a que históricamente ha sido una comarca aislada y con escasos recursos económicos. Basados fundamentalmente en la economía de subsistencia, a través de pequeños cultivos de olivo, patatas, cereales…, y la explotación de productos naturales como la miel, el corcho o el carbón de brezo.

Esto ha cambiado en los últimos años y acercarse a Las Hurdes, es acercarse a paisajes agrestes de pizarras y piedras.  Salpicados de jaras, brezos y pinos, que junto con las aguas cristalinas que moldean las riberas de los ríos, dan paso a preciosos meandros, cascadas y saltos de agua. Todo ello, forma una embriagadora y bucólica armonía de colores y sonidos, que hacen que este paraje sea un lugar privilegiado de retiro y reflexión.

Para conocer mejor esta comarca, vamos a proponeros varias visitas a la zona de Las Hurdes, tanto en este post como en entradas posteriores.

La primera ruta que realizaremos será a El Chorro de la Meancera (o Miacera), en El Gasco, para luego de vuelta, realizar un recorrido que se ha habilitado recientemente entre El Gasco y Martilandrán.

Chorro de la Meancera (Miacera):
Senda Chorro de la Meancera (Miacera)

Senda Chorro de la Meancera (Miacera)

Para dirigirnos al Chorro de la Meancera, debemos adentrarnos en lo más profundo de Las Hurdes, e ir hasta la alquería de El Gasco, perteneciente al municipio de Nuñomoral. En la plaza del pueblo dejaremos aparcado el coche, y tomaremos junto a la fuente, una de las callejuelas que se dirige hacia el río de Malvellido, para luego descender por un callejón con escaleras hasta el cauce del río, que a su vez cruzaremos por un pequeño puente.

Chorro de la Meancera (Miacera)

Panorámica Chorro de la Meancera (Miacera)

Debemos continuar por un camino empedrado, siguiendo las señales blancas y amarillas que hay desde el comienzo de la ruta, dejando a nuestra izquierda el río Malvellido. La senda no tiene pérdida y tras unos pocos metros giraremos a la derecha, alejándonos del curso del río, para adentrarnos en la garganta formada por el arroyo de la Meancera. Siguiendo el curso del arroyo, ascenderemos por el cañón con la ayuda de las escaleras y pasarelas de madera que se han acondicionado recientemente, hasta llegar a la base de la cascada.

Senda Chorro de la Meancera (Miacera)

Arroyo de la Meancera

Habremos recorrido menos de 1,5 kms y aunque ahora es más sencillo acceder al salto de agua, porque no hay que vadear el arroyo por las piedras mojadas, como ocurría antes de instalar las pasarelas. Igualmente hay que ascender un tramo del desfiladero, pero la subida tiene su recompensa ya que la caída de agua es de unos 100 m de altura y forma una imponente cascada que no se ve hasta que prácticamente estás delante de ella.

Cualquier época del año es buena para hacer este recorrido, pero en primavera y otoño, sobre todo tras unos días de lluvia, el caudal del arroyo llevará más agua y más espectacular será el chorro de agua.

Senda Gasco – Martilandrán:
Senda El Gasco-Martilandrán

Senda El Gasco-Martilandrán

Como la subida al Chorro de la Meancera nos llevó apenas 1h 30m, decidimos seguir disfrutando de este hermoso paraje. De forma, que al regresar hacia El Gasco decidimos adentrarnos en el Valle del Malvellido. Para ello, en la bifurcación en la que se empieza a ascender hacia El Chorro y se deja el río Malvellido atrás, se puede tomar un camino hacia la derecha que nos lleva hasta la alquería de Martilandrán (4 kms, ida).

Esta senda entre Martilandrán y El Gasco, pasando por la alquería de La Fragosa, se ha acondicionado recientemente y está marcada. Aunque, nosotros opinamos que la señalización es escasa e incorrecta en ciertos tramos. Pero, aun así, recomendamos hacer el recorrido que nos adentra en la más pura esencia de Las Hurdes. Con sus valles profundos y cerrados; con sus bancales y terrazas labradas por el hombre en una tierra austera y a la vez fértil y con su arquitectura negra hurdana, típica de la zona.

Senda El Gasco-Martilandrán

Senda El Gasco-Martilandrán

Comenzaremos la ruta, cruzando el arroyo de la Meancera por un puente de madera, para luego ascender montaña arriba por un camino en zig-zag hasta llegar a unas terrazas con olivos. Durante unos metros la ruta llanea por la ladera de la montaña hasta comenzar a descender de nuevo en zig-zag para llevarnos a la parte más espectacular del trayecto. Porque nos permite ver los serpenteantes meandros del río Malvellido, los bancales de la agricultura hurdana, respirar el aire puro y escuchar el sonido del agua. Esta comarca realmente sí que trasmite paz y relax.

Senda El Gasco-Martilandrán

Panorámica Senda El Gasco-Martilandrán

Un poco más adelante, empezaremos a ver las casas de La Fragosa e iremos descendiendo paulatinamente, pero no cruzaremos el río por el puente de piedra que se ve, sino que continuamos por el sendero dejando el pueblo y el río a nuestra izquierda, para luego descender hasta la piscina natural de esta localidad.

Callejearemos por las empinadas calles y callejones hasta alcanzar la carretera, donde tomaremos un paseo asfaltado con vistas al río, que nos conducirá a las afueras del pueblo hasta las pistas deportivas, de donde parte una senda estrecha que nos llevará hasta Martilandrán.

Al final de la ruta hay un parque de juegos, donde los niños pueden descansar y divertirse.

Vistas mirador al Valle del Malvellido

Vistas mirador al Valle del Malvellido

Ahora, solo queda desandar el camino o realizar la vuelta por la carretera hacia El Gasco, donde hay miradores con vistas espectaculares al Valle de Malvellido. (El sentido de la ruta puede realizarse a la inversa, es decir, salir de Matilandrán hacia El Gasco y ampliar el recorrido ascendiendo a la Meancera).

Las dos rutas detalladas en este post pueden ser realizadas en familia y con niños, aunque recomendamos tener precaución sobre todo en la senda hacia Martilandrán, porque en algunos tramos del camino se pueden producir caídas por los barrancos. Por tanto, los niños menores de 6-7 años deben ir acompañados de un adulto.

Galería de fotos de la Senda al Chorro de la Meancera (Miacera):

Galería de fotos de la Senda El Gasco – Matilandrán:

Track mifamiliaviajera.com en Wikiloc:

Powered by Wikiloc

Perfil MIDE (*):

MIDE_Senda_El_Gasco_Martilandrán_por_Chorro_de_la_Meancera(mi_familia_viajera)
(*)Los datos son siempre orientativos, hay que tener en cuenta las condiciones propias del día.

 

Plano facilitado por la Oficina de Turismo de Caminomorisco del Municipio de Muñomoral:

Sobre nosotros Ana Elvira Picado

Bienvenidos al blog de Ana, Manuel, Pablo Y Daniel. Somos una familia viajera, que a raíz del nacimiento de nuestros dos hijos hemos tenido que adaptar nuestras salidas a los más pequeños de la casa. Pero nunca hemos renunciado a la pasión por viajar, ya que pensamos que es una forma apasionante y diferente de educar a nuestros hijos, aportándoles valores tan esenciales como el amor por la naturaleza, la libertad, la igualdad y el respeto por todo lo que les rodea. Con este blog pretendemos aportar nuestras experiencias, ideas y consejos para que os sean de ayuda y os permitan disfrutar en familia de algo tan maravilloso, como es viajar.

Un comentario

  1. Pingback: LAS HURDES CON NIÑOS (II): Ovejuela, mucho más que “el Chorrituelo” – Mi familia viajera

Deja un comentario