EL CAMÍN ENCANTAU CON NIÑOS, un paseo por la mitología astur

El Camín Encantáu, Llanes, Asturias

El Camín Encantau

El Camín Encantau es una ruta sencilla que nos sorprende con unas hermosas vistas del Valle de Ardisana. Pasearemos entre seres mitológicos y conoceremos mejor en qué consisten sus mitos y leyendas.

Camin_Encantau_(Mi_familia_viajera)

La mitología asturiana es muy extensa y variada. Por ello, son muchos los caminos, senderos o rutas que tienen nombres relacionados con duendes, brujas, hadas o serpientes aladas.

El Camín Encantáu, Llanes, Asturias

Reunión de Trasgos.

Hoy recorreremos el Valle de Ardisana, en el concejo de Llanes (Asturias), siguiendo los pasos de unos curiosos seres mitológicos que nos transportan en el tiempo y nos exhortan a respetar la naturaleza.

El Camín Encantáu comienza en la localidad de La Venta El Pobre (Llanes), junto a un bar con un amplio aparcamiento y la bolera, donde un cartel informativo nos indica el punto de partida de la ruta.

Aquí una “Reunión de Trasgos” nos dan la bienvenida y nos invitan a iniciar la ruta encantada en la que encontraremos muchas sorpresas, unas buenas y otras no tan buenas.

Los trasgus son duendes con forma de hombrecillos muy delgados, arrugados y algo feúchos. Se mueven con mucha agilidad, a pesar de cojear un poco y tener unas manos especialmente alargadas, una de las cuales tiene un agujero en el medio de la palma. Pero, sobre todo, son especialmente hogareños. Visten con un blusón de pana roja y un gorro del mismo color. Se cuelan al atardecer en las casas para sentir el calor del fuego. Según como le caigan sus moradores, en las primeras horas de oscuridad, recogerán la cocina y ordenarán todo en su sitio o bien enredarán por la casa, haciendo mil y una travesuras, y por supuesto, mucho ruido.

Según la tradición, hay que mandarles una tarea del hogar que no sean capaces de llevar a cabo para que abandonen la casa con el orgullo herido. Mudarse de casa no servirá de nada porque se consideran de la familia y se irán contigo al nuevo hogar. (1)

El Camín Encantáu, Llanes, Asturias

El Camín Encantau

Cruzaremos el pueblo, siguiendo las señales, hasta llegar al río San Miguel, donde nos desviaremos a la izquierda antes de atravesar el puente.

Tomaremos un camino junto a la ribera del río hasta alcanzar la carretera, que debemos atravesar con precaución, para tomar un camino de tierra y piedra correctamente señalizado.

En este primer tramo de la ruta, el sendero es siempre en sentido ascendente. Es la parte que requiere mayor esfuerzo. Una vez superado este desnivel, nos encontraremos con “El Sumiciu”, del cual dicen que no existe, pero cuando algo desaparece todo el mundo se acuerda de él.

El Sumiciu es un duende, también muy hogareño, que aprovecha su pequeño tamaño para hacer desaparecer cosas útiles del hogar, aprovechando un despiste. Llegando incluso, a hacer desaparecer a las personas, especialmente, a los niños.

Para librarse de él y recuperar los objetos, hay que rezar una oración a San Antonio sin equivocarse. (1)

El Camín Encantáu, Llanes, Asturias

El Camín Encantau

Continuaremos ascendiendo, pero ahora la pendiente es más suave y nos iremos adentrando en un bosque de eucaliptos, acebos, hayas y robles que nos llevará hasta el pueblo de La Malatería.

La localidad de La Malatería se originó en el s. XVII, en el que se construyeron las primeras casas en torno a un hospital de leprosos. Desde la Capilla de la Magdalena tendremos unas preciosas vistas de los Picos de Europa. Si nos fijamos bien, veremos unos tejos centenarios, cuyos frutos son venenosos para el ser humano.

Cuenta la leyenda, que los antiguos pobladores de Asturias al luchar contra los ejércitos romanos, siempre llevaban una bolsita con frutos de tejo. Y en caso de caer prisioneros, para evitar el suplicio y la esclavitud, se envenenaban para conseguir una muerte súbita.

El Camín Encantáu, Llanes, Asturias

El Hombre del Saco

Junto a la Capilla, encontraremos al segundo de los personajes del bosque “El Hombre del Saco”

El Home del Sacu es otro célebre personaje de la mitología asturiana. Se dice que ronda los caminos con un saco al hombro y entra en las casas de los niños que no quieren dormir o se portan mal. En completo silencio, los introduce en el saco y se los lleva, para nunca más aparecer. (1)

Cruzaremos el pueblo, en el que podemos apreciar construcciones típicamente asturianas como los hórreos que sirven para mantener los alimentos alejados de la humedad y de los roedores.

Abandonaremos esta villa por una carretera asfaltada, por tanto, aunque apenas si tiene tráfico, siempre hay que extremar las precauciones con los más pequeños.

El Camín Encantáu, Llanes, Asturias

Pueblo La Malatería

 A unos 200 m, giraremos a la izquierda y abandonaremos los pastizales para adentrarnos en un bosque sombrío, donde nos recibe “El Pataricu”.

El Pataricu es un ser gigante de un solo ojo y buen olfato que vive entre las costas del Eo y Navia. Se alimenta de los náufragos, especialmente de los niños, que llegan a la costa arrastrados por la marea. (1)

Tan solo unos pasos más adelante, el camino se ensancha y veremos a el “Diañu Burlón”.

El Camín Encantáu, Llanes, Asturias

El Diañu Burlón

El Diañu Burlón es un diablillo muy travieso que toma forma de criaturas como carneros, caballos e incluso de ser humano. Gasta pesadas bromas, como permitir que los cansados senderistas monten sobre su lomo para luego trotar a una gran velocidad y acabar con sus huesos en el suelo. (1)

Seguiremos el camino hacia el pueblo de Villanueva, pero antes de llegar nos recibirá el “Nuberu”.

El Nuberu es un hombre alto con barba y envejecido que viste con pieles de cabra y un sombrero de ala ancha. Controla en tiempo y se divierte arruinando las cosechas con tormentas y aguaceros. Para ahuyentarlo es necesario encender cirios o hacer tañir las campanas de bronce de la iglesia. (1)

El Camín Encantáu, Llanes, Asturias

El Camín Encantau

Enseguida llegaremos a la villa de Palaciu, para ello, pasaremos junto a la iglesia de Santa Eulalia de Ardisana hasta llegar a la carretera. Aquí, debemos desviarnos a la izquierda y adentrarnos de nuevo en el pueblo.

En esta población se encuentra el “Segador” con sus guadañas junto a la fuente del Cañu.

Seguiremos por la carretera hasta llegar a Ardisana, donde nos espera el “Cuélebre”.

El Cuélebre es un ser con forma de dragón o serpiente alada que guarda un tesoro. Suele alimentarse de seres humanos, tanto vivos como muertos. Es prácticamente invencible, ya que tiene el cuerpo recubierto de escamas, ojos incandescentes y alas de murciélago. (1)

Junto a este ser mitológico, se encuentra el Mesón Las Cuevas. Este establecimiento es una buena opción si estáis pensando en comer o tomar algo para reponer fuerzas. La calidad – precio es muy recomendable. Sirven un menú con comida tradicional asturiana por un precio aproximado de 10€ (año 2017).

El Camín Encantáu, Llanes, Asturias

El Camín Encantau

A la salida del pueblo, tomaremos un camino a la derecha que parte junto a un reformado lavadero. Por el camino veremos amplias praderas con ganado y un área recreativa.

A nuestro paso saldrá la “Lavandera”, mensajera de malas noticias. Proseguiremos el camino hasta la Cruz de los Garabiales. Es un área de descanso para las antiguas comitivas fúnebres, ya que el cementerio se encuentra en Villanueva. Por tanto, al fallecer los habitantes de Riocaliente, debían ser traslados hasta el cementerio de Villanueva.

En el descenso hacia Riocaliente, saldrá a nuestro paso, el “Busgosu”.

El Camín Encantáu, Llanes, Asturias

El Busgosu

El Busgosu es una criatura mitad hombre, mitad carnero que viste con un traje y un sombrero verde. Es el amo y señor de los bosques. No le gustan los cazadores y los leñadores. (1)

Sólo queda continuar descendiendo por el camino empedrado para llegar a la población de Riocaliente, donde la “Manona” detendrá a todos aquellos que no respeten la naturaleza.

Cómo nosotros si la hemos respetado, nos adentramos en el pueblo cruzando un puente de piedra sobre el río San Miguel. Aquí veremos el último de los personajes mitológicos de esta ruta, la “Castañera”.

El Camín Encantáu, Llanes, Asturias

Río San Miguel, Rocacaliente

Una anciana que asa castañas a la sombra de un castaño centenario, rodeado de hórreos.

En este punto, se debe decidir: si realizar el resto de la ruta todos juntos o permanecer los niños con algún adulto en este lugar, a la espera de ser recogidos. Ya que, lo que resta de ruta, se realiza por carretera y distan unos 2 kms.

En cualquier caso, para llegar al punto de partida hay que regresar al puente sobre el río San Miguel y girar a la izquierda hasta llegar a La Venta, donde hemos aparcado el coche.

(1) Los datos relativos a los seres mitológicos han sido obtenidos del blog “Asturias, Nuestra España Verde”.

Esperamos que os guste esta divertida ruta que conjuga seres mitológicos, naturaleza, montaña y alguna que otra sorpresa.

Galería de fotos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Perfil de la ruta en Wikiloc:

Powered by Wikiloc
Perfil MIDE (*):
Camin_Encantau_(Mi_familia_viajera)
  (*) Los datos son orientativos, siempre hay que tener en cuenta las condiciones físicas y meteorológicas

Sígueme

Deja un comentario