CASCADA DE LUMAJO CON NIÑOS: rincones escondidos en el Valle de Laciana

 

Cascada de Lumajo, Valle de Lacina

Cascada de Lumajo – Valle de Laciana

La cascada de Lumajo es un tesoro escondido dentro del Valle de Laciana. El salto de agua y la garganta por la que se desliza crean un entorno natural de gran belleza.

Cascada de Lumajo, Valle de Lacina

El Valle de Laciana tiene una gran riqueza natural, cultural y paisajística. Aprovechando que habíamos ido a ver la laguna y el mirador del Castro en Villaseca de Lacinana, nos acercamos a conocer otro rincón preciso del valle: la cascada y el pueblo de Lumajo.

Aunque el entorno natural del Valle de Laciana es espectacular, la verdad es que en muchas ocasiones nos ha dado la sensación de que es un “quiero, pero puedo”. Las rutas están señalizadas, pero de una forma deficiente que inducen a error con frecuencia. Los enclaves en muchas ocasiones no tienen correctamente habilitados los accesos o no se han puesto los medios para observar y disfrutar el fenómeno natural con comodidad y sin peligro. No existen aparcamientos, aunque sean pequeños, para poder estacionar el coche sin invadir las carreteras o sin obstaculizar el paso en los pueblos.

Y esto es lo ocurre con la Cascada de Lumajo. Es un precioso salto de agua, pero hay que aparcar el coche en el arcén de la carretera y llegar a la cascada un poco por intuición. Y, lo que es peor, hay algunos elementos poco decorativos entorno al torrente de agua debido a una falta de concienciación ecológica. Pero, aun así, os lo recomendamos.

Cómo llegar a la Cascada de Lumajo:

Cascada de Lumajo, Valle de Lacina

Cascada de Lumajo

Debemos ir hasta Villaseca de Laciana y tomar la carretera que se dirige hacia la localidad de Lumajo. Cuando hemos recorrido unos 2.9 kms, a la derecha veremos un pequeño cartel que anuncia la Cascada de Lumajo. Hay que aparcar el coche en un lateral de la carretera, evitando invadirla.

Itinerario de la ruta a la Cascada de Lumajo:

Cascada de Lumajo, Valle de Lacina

Cascada de Lumajo

Nos encaminaremos hacia la orilla del río, atravesando un prado y salvando un fuerte desnivel descendente. Solo hay que caminar unos metros para alcanzar el salto de agua de Lumajo. Es una preciosa cascada de unos 20 m de altura, creada por el río Almuzarra que se desliza entre las rocas en busca del río Sil.

Es un emplazamiento agradable, con un cierto aire bohemio, debido a que la cascada está protegida por una garganta en la que entra poca luz. Y, en la que, además, hay mucha humedad y vapor de agua suspendido, procedente del caudal del río.

Una vez disfrutado de este espectáculo de la naturaleza, solo queda regresara por el coche y acercamos al pueblo de Lumajo.

Pueblo de Lumajo:

Lumajo, Valle de Laciana

Lumajo

Este pequeño poblado de Lumajo sufre como muchos otros la despoblación del mundo rural, pero ha sabido conservar la esencia de los pueblos de interior. Sorprende gratamente el buen estado de las casas con paredes de piedras y tejados de pizarra. Así como, los elegantes hórreos y el restaurado lavadero.

Al final del pueblo hay un aparcamiento desde donde se inician varias rutas de montaña y senderismo por la zona. Aunque no vayamos a realizar ninguna, os recomendamos dar un paseo por el valle de Lumajo y disfrutar de las formaciones rocosas que albergan una amplia hondonada en la que es fácil ver yacimientos de fósiles.


Planifica tu viaje:

Cuando salimos de casa se agradece pernoctar en un lugar cómo y agradable. En el Valle de Laciana hay una amplia y excelente oferta de alojamientos rurales. Uno muy agradable, tranquilo y decorado con mucho gusto es la Casa Rural Bango, en Caboalles de Abajo.


También te puede interesar:

Vídeo:

 

Sígueme

Deja un comentario


Looking for Something?