Inicio SENDERISMO ESPAÑA RUTA A CHARCA VERDE EN LA PEDRIZA POR EL CÁLIZ Y EL...

RUTA A CHARCA VERDE EN LA PEDRIZA POR EL CÁLIZ Y EL DEDO DE TADART CON NIÑOS

0
Charca Verde, en La Pedriza

El Paraje de Charca Verde es uno de los más visitados de La Pedriza. Un enclave de pequeños saltos de agua y pozas de tonalidades verde esmeralda a las que se puede acceder de forma sencilla.

Dentro del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, tenemos el paraje de La Pedriza. Un caos de piedras, canchales, riscos, arroyos y praderas. Aunque hemos de decir, que entre este espectacular paisaje de montaña hay también rutas de senderismo sencillas en las que podremos deleitarnos con el entorno y disfrutarlas en familia.

Una de estas sendas es la Charca Verde. Una sucesión de cascadas y saltos de agua creadas por el río Manzanares que debe su nombre a la tonalidad verde esmeralda que adquiere el agua en contacto con los rayos solares.

Dónde comenzar la ruta a Charca Verde

Paraje de La Pedriza

La ruta se puede comenzar en el propio pueblo de Manzanares el Real, aparcando en la parte alta del pueblo. De esta forma, realizaremos un recorrido de unos 9 km con un desnivel de 198 m. O bien, acceder al paraje natural y estacionar el coche dentro del Parque Nacional, en el parking de Las Machacaderas, La Rana o de Cantacochino. Nosotros nos decantamos por aparcar en Cantacochino.

Pero debéis tener en cuenta que el acceso en vehículo privado está regulado para proteger el Parque Nacional. Sólo se permite la entrada de 270 vehículos diarios. Una vez completado el aforo se baja la barrera ubicada en el paraje de “La Camorza”, y ya no se puede entrar. En La Camorza, también hay un aparcamiento amplio para estacionar el coche, pero igual que ocurre con los parkings de Cantocochino, La Rana y Las Machacaderas, se llena. Por tanto, os recomendamos madrugar y estar antes de las 8 de la mañana allí, sobre todo, en periodos de temporada alta. En este enlace os dejamos los horarios y condiciones de acceso a La Pedriza.

Lo bueno es que en Semana Santa y periodos estivales hay un autobús lanzadera que parte de Manzanares el Real y llega hasta La Camorza o Cantocochino. Este servicio es gratuito y es una buena opción si no queréis madrugar.

Itinerario de la ruta a Charca Verde

Señalización de senda a Charca Verde

La Pedriza cuenta con numerosos senderos que se entrelazan entre sí, pero que tienen poca señalización. Motivo por el cual, es fácil desorientarse, pero tiene la ventaja que se pueden realizar numerosos recorridos con múltiples variantes.

Nosotros vamos a ir hasta Charca Verde ascendiendo por el Cáliz, el Dedo de Tardart y el Collado Cabrón. Para luego regresar por el margen izquierdo del río Manzanares hasta Cantocochino. Pero se puede hacer un recorrido muy sencillo y apto para todos los públicos. A continuación, os detallamos ambas opciones:

Ruta fácil hasta Charca Verde

Uno de los parajes más visitados de La Pedriza es Charca Verde

Para llevar a cabo esta senda, lo mejor es aparcar en el último estacionamiento, en Las Machacaderas. Al final del parking, parte una pista amplia, llamada camino de Mataelpino, por la que no se puede circular con el coche porque hay una barrera. Pero esto no impide ir a pie por la misma, de forma que llegaremos al paraje de Charca Verde con comodidad y sin ninguna dificultad.

El recorrido no tiene pérdida, hay que seguir el camino de Mataelpino hasta que la vía se bifurca en forma de “Y”. En este punto, cogeremos el ramal de la derecha hasta llegar a un puente que nos permitirá sortear el caudal de río. Luego, sólo resta girar a la izquierda y ascender por el margen derecho del Manzanares hasta el emplazamiento de Charca Verde.

El regreso podemos hacerlo desandando el camino, o bien, acometiendo una variante. Para esta última opción, a la altura del puente, en lugar de cruzarlo, continuaremos por un sendero estrecho que desciende por el margen izquierdo del caudal de agua. Esta senda es mucho más sombría, bonita y agradable que la pista por la que hemos ascendido.

Tened en cuenta que, para llegar hasta el aparcamiento de Las Machacaderas hay que cruzar a la altura de la segunda pasarela que nos encontremos al ir bajando, ya que la primera lo que hace es enlazar de nuevo con la pista.

Ruta hasta Charca Verde por Collado Cabrón

Parking Cantocochino

Puente los Barracones

Partimos del aparcamiento de Cantacochino, dejando el restaurante “Casa Torero” a la izquierda. Cogeremos un sendero asfaltado, delimitado por una barrera, que desciende hacia la ribera del río.

Sortearemos el cauce de agua por el puente los Barracones y giraremos a la izquierda a la altura del edificio de información de Cantocochino. Enseguida veremos una señalización vertical de inicio de las rutas. Nosotros nos desviaremos por la izquierda en dirección al Cancho de los Muertos y Collado Cabrón.

Desvío hacia el Cáliz y el Dedo de Tardart

Las formas caprichosas de las rocas se suceden en La Pedriza

Nos internaremos en un frondoso pinar, salpicado de jaras, por un camino cómodo y señalizado con marcas blancas y amarillas. Cuando llevamos caminados unos 2 km desde el inicio de la ruta, y, en el momento en el que el bosque clarea y las vistas son más amplias, tenemos que desviarnos a la derecha.

Este cruce no está señalizado, pero si nos fijamos bien, se ve una zona de cascadas en el fondo del valle, es en este momento cuando abandonaremos el camino principal para seguir un sendero bien trazado. Cómo ya hemos indicado, está sin balizar, pero es fácil de seguir, ya que todos los carriles ascienden hacia la curiosa formación rocosa de El Cáliz.

Dedo de Tardart
Contemplando el Beso de las Aves

El Caliz se ve desde lejos y no deja indiferente a nadie. Es una de las muchas formaciones que la naturaleza a esculpido a su capricho en La Pedriza, pero no es la única. Si proseguimos por el sendero que sortea los grandes bloques de piedra, llegaremos hasta el Dedo de Tardart. Al bordearlo por la derecha, enseguida veremos un arco de roca. Si nos fijamos bien, veremos que es el Beso de las Aves. Otra de las creaciones fruto de la erosión y el agua, en este paraje natural.

La población de cabra montés en La Pedriza es elevado

Tras superar este caos de piedras, nos adentraremos en un pinar, en el que es sencillo ver cabras montés, uno de los habitantes más popular y llamativo del parque, junto a los reptiles y las aves rapaces. Al ir avanzando, iremos dejando a nuestra derecha el Cancho de los Muertos, hasta alcanzar un collado. En este punto, comienza un descenso paulatino por una senda que va girando ligeramente hacia la izquierda hasta salir a un sendero más amplio. En este punto, nos desviaremos a la izquierda para dirigirnos hacia el Collado Cabrón.

Collado Cabrón

Descenso desde Collado Cabrón a Charca Verde

En Collado Cabrón hay una pequeña explanada en la que convergen varias rutas. En nuestro caso, tenemos que coger el ramal de la izquierda, en el que, al ir avanzando, veremos de nuevo las marcas blancas y amarillas del PR del inicio de ruta.

Ahora el sendero es amplio, cómodo y con un desnivel favorable. Además, hay atajos que acortan el camino si deseamos cogerlos.

Al llegar a un barranco, en que hay un pequeño manantial procedente el arroyo del Risco, hay que abandonar el sendero de Collado Cabrón para desviarnos por una senda que parte por la derecha. Al igual que en los casos anteriores, el desvío no está señalizado, pero sí bien trazado.

Charca Verde

Charca Verde
Enclave de Charca Verde
Panorámica de Charca Verde

Sin darnos cuenta, llegaremos a la piscifactoría. Aquí, tenemos que girar a la derecha para ir hacia Charca Verde.

Al finalizar el vallado de la piscifactoría y cuando vemos la formación rocosa de Piedra Partida, comenzaremos a descender hacia la orilla del río.

Aún tendremos que subir unos metros por el margen izquierdo del río para llegar hasta Charca Verde. Esto no tiene ninguna dificultad, salvo que haya llovido, en cuyo caso, las rocas resbalan y pueden provocar una caída accidental.

Charca Verde es una alberca amplia de aguas cristalinas con tonalidades verdes que invitan al baño, aunque os recomendamos que esta práctica no está permitida dentro del Parque Nacional.

Una vez disfrutado del entorno natural y haber realizado un merecido receso, hay que regresar hasta el aparcamiento. Para ello, retrocederemos sobre nuestros pasos, pero sin abandonar el sendero que va paralelo al río hasta llegar a un puente. En este punto tenemos que decidir si lo cruzamos y volvemos por el camino de Mataelpino, correspondiente a la ruta sencilla a la que hacíamos mención al principio del post, o si regresamos por el margen izquierdo del río.

Regreso por el PR-M 18 a Cantacochino

Regreso a Cantocochino por el PR-M 18
Río Manzanares

Nosotros regresamos siguiendo el antiguo PR-M 18, ya que, cómo hemos dicho, este sendero es mucho más bonito que la pista. Por tanto, no cruzamos el puente y continuamos de frente, disfrutando del bosque y del sonido del agua que se desliza por el valle formando pequeñas cascadas.

Al ir bajando veremos un puente de madera que sortea el río. Este primer puente conecta la ruta de nuevo con la pista, por tanto, lo obviamos y seguimos la excursión. Haremos lo mismo con el segundo puente que encontremos ya que éste enlaza con los aparcamientos de Las Machacaderas y La Rana. Será al llegar al tercer puente, donde tendremos que cruzar para finalizar nuestra ruta en el aparcamiento de Cantacochino.

Dónde alojarse en Manzanares el Real:

En Manzanares el Real hay muchos alojamientos turísticos de calidad. Encontraréis desde hostels hasta chalets con piscina, escapadas románticas o alojamientos más sencillos, pero todos de gran calidad. Nosotros para esta escapada nos decantamos por los Apartamentos AR de Soto del Real que son espaciosos, luminosos y cuentan con todo los necesario para que la estancia sea agradable: cocina equipada, terraza, wifi…., todo un acierto. Pero si queréis ver más opciones podéis hacerlo en el siguiente enlace:

Booking.com

También te puede interesar:


Galería de fotos:

Panorámica de Charca Verde

Vídeo:

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario Cancelar respuesta

Salir de la versión móvil