QUÉ VER EN POTES Y EL VALLE DE LIÉBANA

-

Potes
Qué ver en Potes

En pleno corazón de la comarca de Liébana, encontramos la villa cántabra de Potes. Un precioso pueblo de montaña en el que confluyen los ríos Deva y Quiviesa, dejando a su paso un espectacular paisaje de montañas y valles verdes. Debido a la especial orografía del Valle de Liébana, es el lugar ideal para disfrutar de los deportes al aire libre como el senderismo, las rutas BBT, el montañismo o la escalada. Además, todo ello, enmarcado en un entramado de pueblos preciosos, en el que tomaremos a Potes como punto de referencia. Aquí os dejamos las mejores cosas que ver en Potes y en el Valle de Liébana.

Pero, no olvidéis que en Potes se celebran numerosas ferias ganaderas a lo largo del año que son un gran reclamo turístico, así como la Fiesta del Orujo, que se organiza el segundo fin de semana del mes de noviembre. Sin olvidar, que es el lugar ideal para degustar un buen cocido lebaniego, los quesos artesanales de la zona, la morcilla cántabra de borono, hecha con manzanas repinaldas o los postres de arroz con leche o frisuelos.

Potes, la capital de la comarca de Liébana

Cómo llegar a Potes

Iglesia nueva de San Vicente
Iglesia nueva de San Vicente

Se puede llegar a Potes por la carretera CA-184 que atraviesa las tierras palentinas desde Cervera de Pisuerga hacia Cantabria. Así como, por la N-621 que surca los territorios leoneses de Riaño y el Puerto de San Glorio o desde el norte por la N-621 cruzando el maravilloso desfiladero de la Hermida. Todos los accesos tienen su encanto, por los maravillosos enclaves naturales por los que atraviesan.

Los lugares imprescindibles que ver en Potes

1. Iglesia de San Vicente

Iglesia de San Vicente de Potes
Oficina de turismo en la Iglesia de San Vicente

Se trata de un templo gótico comenzado a construir en el siglo XV y que ha sufrido posteriores modificaciones y amplificaciones, pero que ha permanecido en pleno casco urbano de Potes. En la actualidad, alberga la Oficina de Turismo y el Centro de Estudios Lebaniegos. Mientras que, en la parte más moderna de la iglesia, se sigue oficiando misa. En su interior se conservan varios retablos procedentes del desaparecido Convento de San Raimundo y dos lienzos importantes, como es la Conversión de Pablo y el Cristo de Burgos.

Horarios y tarifas en la web: centros.culturadecantabria.com

2. Torre del Infantado

Torre del Infantado en Potes
Fortaleza del Infantado

Es la fortaleza cántabra del siglo XIV más importe de la comarca de Liébana. Se caracteriza por tener una preciosa escalinata de entrada, un gran balcón en su fachada principal, cuatro pequeñas torres almenadas y un agradable patio interior que da luz natural a las estancias.

En su interior hay 6 plantas con salas ambientadas con exposiciones como la del Beato de Liébana. Así como, juegos interactivos y vestidos de época. Pero lo que más llama la atención, son las vistas hacia los Picos de Europa que se divisan desde lo alto de la torre, a la que se accede por una escalera o en ascensor.

Horario: De noviembre a febrero se puede visitar de lunes a domingo de 10:00 a 14:00 h y de 16:00 a 18:00 h. De marzo a octubre, de lunes a domingo, de 09:30 a 14:00 h y de 16:00 a 19:30 h.

Tarifas: La entrada general (mayores de 12 años): 3 €. La entrada reducida tiene un coste de 1.5 € y los menores de 3 años entran gratis.

3. Senda de los puentes de Potes

Puente de San Cayetano
Puente de San Cayetano
Puente Nuevo de Potes
Puente Nuevo de Potes
Vista de la Torre del Infantado desde la senda de los Puentes
Vista de la Torre del Infantado desde la senda de los Puentes

Se trata de una senda fluvial, de unos 2 km, que discurre por la ribera del río Quiviesa y que se puede comenzar a la altura del puente de San Cayetano. De esta forma, recorreremos un espacio natural en el que veremos vestigios de antiguos molinos, el puente de la Cárcel y la desembocadura del río Deva, en el río Quiviesa. En precisamente en este punto, donde también comienza la ruta verde del río Deva que podemos seguir si queremos alargar el paseo.

4. Plaza del Capitán Palacios

Plaza del Capitán Palacios en Potes
Plaza del Capitán Palacios

Llamada por los lugareños, “La Plaza” es el centro neurálgico de la villa, tanto a nivel comercial como de ocio. Aquí, se congregan la mayoría de los bares, restaurantes y tiendas de regalos de Potes. Tiene como dos alturas, una inferior y otra superior, presidida por un templete y unos preciosos soportales.

5. Casco Antiguo

Calles de Potes
Calles de Potes

La mejor forma de conocer el casco antiguo de Potes es callejeando por sus calles. En cada rincón, hay una pequeña plaza, un soportal, una fuente, un mirador que llama la atención y que sorprende al viajero con su belleza.

De todas formas, la mejor forma de conocer cualquier lugar, es con una visita guiada. Y, en Potes se puede reservar un recorrido guiado para no os perdáis absolutamente nada.

Monasterio de Santo Toribio de Liébana, un lugar de peregrinaje

Monasterio de Santo Toribio de Liébana
Monasterio de Santo Toribio de Liébana
Patio interior Monasterio de Santo Toribio de Liébana
Patio interior Monasterio de Santo Toribio de Liébana

El Monasterio de Santo Toribio de Liébana es uno de los sitios imprescindibles que hay que ver en Potes y el valle de Liébana. Ubicado en la ladera norte de la sierra de Viorna, en el concejo de Camaleño, está a tan solo 2.8 km de Potes. De hecho, se puede llegar por un carril peatonal y apto para bicicletas desde Potes hasta el Santuario.

Se trata de un monasterio de estilo gótico, cuya visita es gratuita. Se puede realizar todos los días del año de 10:00 a 18:00 h, teniendo en cuenta que, se celebra también todos los días, a las 12:00 h, la misa del Peregrino. Este templo es uno de los más importes que se encuentran al llevar a cabo el Camino Lebaniego o al desviarse del Camino de Santiago. En ambos casos, los peregrinos se desplazan hasta este lugar para venerar el Leño de la Cruz, un trozo de la Cruz de Cristo. Por este motivo, a los peregrinos del Camino Lebaniego se les denomina Crucenos.

Durante el recorrido por el Monasterio de Santo Toribio podremos apreciar la Capilla del Lignum Crucis en la que destaca la cúpula, el Camarín y el Claustro del siglo XVII, a cuya entrada hay un relieve de Jesús Otero. Ya en el exterior, destaca la puerta del Perdón de estilo románico y decorada con la imagen de 15 Santos lebaniegos, en bronce.

Ermita de Cueva Santa, Ermita de San Pedro, Ermita de Santa Catalina y Ermita de San Miguel, las grandes desconocidas

Vistas del valle de Liébana desde el Monasterio de Santo Toribio en Potes
Vistas del valle de Liébana desde el Monasterio de Santo Toribio
Ermita de San Miguel en el Valle de Liébana
Ermita de San Miguel
Ermita de Santa Catalina
Ermita de Santa Catalina
Campanario de la ermita de Santa Catalina
Campanario de la ermita de Santa Catalina

En las inmediaciones del Monasterio de Santo Toribio de Liébana se encuentra la ermita semirupestre de Cueva Santa, la ermita de San Pedro, la ermita de Santa Catalina y la ermita de San Miguel.

La que tiene mejor acceso es la última, la ermita de San Miguel, a la que se puede acceder en coche y desde cuyas inmediaciones se tiene un mirador excepcional hacia el valle de Liébana. A las ermitas de San Miguel y de Santa Catalina no se acceder en coche, pero se puede ir a pie dando un paseo desde el propio monasterio, ya que el camino está señalizado. La que tiene peor acceso es la ermita de la Cueva Santa, pero igualmente se puede visitar si lo deseamos.

Mogrovejo y Bejes, dos de los pueblos más bonitos de Cantabria

Mogrovejo
Calles de Mogrovejo
Uno de los pueblos más bonitos de Cantabria
Uno de los pueblos más bonitos de Cantabria

No podemos abandonar el valle de Liébana sin visitar dos de sus pueblos más bonitos: Mogrovejo y Bejes.

Mogrovejo es un pequeño pueblo de montaña del municipio de Camaleño en el que se conservan casas con arquitectura lebaniega, casonas del siglo XVII y XVIII y una torre defensiva del XIII, sin olvidar su iglesia del siglo XVII. Todo este patrimonio le valió para obtener el título de uno de los pueblos más bonitos de España, en el año 2020.

Bejes es otra pequeña aldea de montaña, perteneciente al municipio de Cillorigo de Liébana y conocida por el queso picón Bejes-Tresviso, que no debemos perdernos. El queso picón se madura en la cueva de Sotorraña, a la que se puede hacer una visita guiada con la Quesería Alles.

Fuente Dé, paraíso de los amantes de los paisajes de montaña

Senderos que parte de la plataforma de Fuente Dé
Senderos que parte de la plataforma de Fuente Dé
Vista panorámica de Fuente Dé
Vista panorámica de Fuente Dé
Picos de Europa
Picos de Europa

El teleférico de Fuente Dé es otro de los grandes atractivos que ver en Potes y el valle de Liébana. Ya solo la aventura de subirse a una telecabina que superar los 750 m en 4 minutos es toda una experiencia, pero lo realmente interesante está arriba. Desde el mirador de Fuente Dé, se aprecia uno de los paisajes de montaña más hermosos del territorio español.

Pero os recomendamos, no quedaros ahí. Desde la plataforma del teleférico parten varias rutas de senderismo y de montaña. Algunas son para montañeros experimentados, pero otras se pueden hacer sin dificultad. Igual, no os atrevéis a ir hasta Horcados Rojos, pero dar un paseo hasta las lagunas de Lloroza, siguiendo el PR-PNPE 23, es sencillo. Y, si os quedáis con ganas de más, podéis seguir hasta el singular refugio de Cabaña Verónica. Igualmente, tened en cuenta que es posible subir al mirador de Fuente Dé en el teleférico y bajar andando. Para ello, podéis hacer la ruta de los Puertos de Áliva. ¡Es preciosa!

En cualquier caso, una excursión hasta el corazón de los Picos de Europa es imprescindible si estáis en la zona. Aquí podéis adquirir los pases para el teleférico de Fuente Dé. Y si no os atrevéis a hacer senderismo solos en este impresionante paraje natural, siempre podéis hacerlo de mano de un experto. Las dos excursiones más demandadas son: senderismo por los Picos de Europa y la excursión al Monasterio de Liébana con subida en teleférico al mirador de Puente Dé.

Desfiladero de la Hermida, la foz más larga de España

Desfiladero de la Hermida desde el mirador de Santa Catalina
Desfiladero de la Hermida desde el mirador de Santa Catalina
Vista del pueblo de Tresviso desde el mirador de Santa Catalina
Vista del pueblo de Tresviso desde el mirador de Santa Catalina

Ubicado entre Asturias y Cantabria, el Desfiladero de la Hermida se desliza durante 22 km entre grandes paredes calizas de una enorme verticalidad. Recorrerlo en coche ya es todo un espectáculo. Pero en la garganta hay otros alicientes que se pueden disfrutar en un entorno natural de inigualable belleza, como son las vías ferratas de la Hermida, el descenso de barrancos o la entrada al balneario para relajar cuerpo y mente.

Además, desde el desfiladero de la Hermida, concretamente desde Urdón, se puede iniciar una de las rutas de senderismo más conocidas de la zona, es la que asciende hasta el pueblo de Tresviso. Un recorrido de dificultad media que salva 800 m de desnivel por el antiguo sendero que se utilizaba para baja el mineral de las minas de Ándara, y que, en la actualidad, es un paraje de infinitas panorámicas.

Iglesia Santa María de Lebeña e Iglesia Santa María de Piasca, arte mozárabe y románico en estado puro

Iglesia Santa María de Lebeña
Iglesia Santa María de Lebeña. Foto: Wikimedia Commons

A tan solo 9 km de Potes, tenemos la iglesia de Santa María de Lebeña, ubicada en el municipio de Cillorigo de Liébana. Este templo es una de las representaciones del arte mozárabe (prerrománico) más importe de Cantabria. Se realizan visitas guiadas desde el 1 de julio hasta el 15 de septiembre, en horario de martes a domingo de 10:00 a 13:30 y de 16:00 a 19:00 h.

A igual distancia, pero en el municipio de Cabezón de Liébana, se encuentra la iglesia de Santa María de Piasca, fiel reflejo del arte románico cantábrico. En este caso, la visita hay que concertarla a través de la oficina de turismo de Potes, ya que no tienen establecidos horarios.

Miradores del Valle de Liébana

Mirador de Llesba
Mirador de Llesba
Mirador de Santa Catalina
Mirador de Santa Catalina

El valle de Liébana cuenta con numerosos miradores desde los que otear los impresionantes parajes que forman este espacio natural. Pero hay 4 atalayas que no deben dejar de visitarse:

  • Mirador del Llesba, en el Puerto de San Glorio: ubicado a 30 km de Potes, y por una carretera de acceso un tanto sinuosa, merece la pena acercarse hasta este impresionante mirador de los Picos de Europa y del valle de Liébana. Aquí, se ubica el monumento al Oso Pardo y es el punto de inicio de varias rutas de montaña, como la subida al Coriscao.
  • Mirador de Piedrasluengas, en el puerto homónimo: situado a 40 km de Potes, ya en territorio de la provincia de Palencia, ofrece unas vistas maravillosas de los macizos Central y Oriental de Picos de Europa.
  • Mirador de Liébana, en Cahecho: en este caso, más cerca de Potes, a tan solo a 11 km del pueblo, se encuentra un mirador excepcional hacia las cumbres montañosas de Picos de Europa. Además, se puede aprovechar para visitar el pueblo de montaña que tiene un gran encanto.
  • Mirador de Santa Catalina, en Piñeres: Tan solo 26 km separan Potes de este mirador que se asoma hacia el desfiladero de la Hermida. Es un balcón precioso que se puede completar con la Senda Mitológica de Peñarrubia.

Senderismo para toda la familia

Trayecto desde Las Ilces a Pido
Trayecto desde Las Ilces a Pido
Invernales de Igüedri
Invernales de Igüedri, en los Puertos de Áliva

Potes y el Valle de Liébana cuenta con numerosas rutas de senderismo, de montaña y recorridos BTT. Así como, actividades de aventura que podréis disfrutar en familia. Nosotros os recomendamos, además, de las rutas de senderismo indicadas a lo largo de la entrada, la citada vía ferrata de la Hermida; la senda del Hayedo de las Ilces, en el Valle de Camaleño; la ruta Peña Oviedo, que parte del bonito pueblo de Mogrovejo o la ruta de las Agüeras, en La Hermida. Pero, en cualquier caso, ya os decimos que hay muchas posibilidades, sólo hay que elegir alguna y disfrutarlas 😉.

Mapa de las ubicaciones más importes de que ver en Potes y el Valle de Liébana

Dónde alojarse en Potes – Planifica tu viaje

Potes y el Valle de Liébana cuenta con numerosos alojamientos rurales. Algunos ideales para familias son la casa Matapalacios, que cuenta con un amplio jardín y zonas de juego; la Casuca La Solana o el Hotel Balneario de La Hermida. Pero, hay muchos más, en los siguientes enlaces tenéis todo lo necesario para planificar vuestro viaje.

Ana Elvira Picado
Ana Elvira Picado
Siento fascinación por los viajes, por los paisajes de ensueño y las culturas diferentes a las que me ha tocado vivir, por eso quiero compartir y difundir en este blog las experiencias más motivadoras y las vivencias más enriquecedoras que realizo junto a mi familia. Espero que os sean de ayuda para seguir manteniendo vivo el sueño de viajar.

Deja un comentario