CÓMO VISITAR EL CASTILLO DE OLITE CON NIÑOS

-

Olite
Olite

Hoy vamos a viajar al pasado y visitar uno de los castillos más impresionantes de territorio nacional. Nos convertiremos en príncipes y princesas, y recorreremos las estancias y las galerías que Carlos III “el Noble” y su mujer doña Leonor de Trastámara, mondaron construir en el s. XIV.

Subiremos a las almenas y a las altas torres para divisar el horizonte como hacían hace siglos los caballeros que protegían a los monarcas de Navarra.

En definitiva, vamos a visitar una fortaleza de cuento: el Castillo de Olite.

Historia del Castillo de Olite

Castillo de Olite
Castillo de Olite

El Palacio Real de Olite o Castillo de Olite, tiene una estructura un tanto desordenada, debido a que, no se planificó su construcción en conjunto, sino que se realizó en distintas fases.

El impulsor de este palacio-castillo fue Calos III “el Noble” para acoger en la corte a los numerosos emisarios europeos y nacionales que visitaban la ciudad medieval de Olite.

La ciudadela se erigió sobre los restos de una antigua fortaleza romana que en la actualidad es el Palacio Viejo y alberga el Parador de Turismo.

En sus inmediaciones del Palacio Real se encuentran las ruinas de la Capilla de San Jorge que es otra de las edificaciones destacables de Olite. Y, por último, el Palacio Nuevo que es la parte que se visita.

Pero este alcázar se vio seriamente deteriorado tras la invasión de Navarra por el reino de Castilla a principios del s. XVI. Quedando finalmente en estado ruinoso tras el incendio provocado por el general Espoz y Mina, en 1813, para evitar que las tropas francesas de Napoleón lo utilizaran como bastión en su retirada.

No es hasta 1937 cuando se acomete la restauración del Castillo de Olite, obras que se ha alargado hasta la actualidad. Otorgándole tras numerosas reformas el encanto de una edificación palaciega.

Cómo visitar el Castillo de Olite

Visita guiada por la Reina Blanca
Visita guiada por la Reina Blanca de Navarra

Se ofertan visitas libres o visitas guiadas. Nosotros recomendamos hacer la visita guiada que tiene una duración de unos 45 min, y que os permitirá conocer en profundidad las curiosidades y la historia del castillo. Después podéis recorrer libremente las 4 plantas con las que cuenta el palacio y apreciar cada detalle con tranquilidad.

Tened en cuenta que la visita guiada puede ser para el público general o adaptada para niños.

Si vais con vuestros hijos os recomendamos la opción teatralizada. Nosotros elegimos esta alternativa y a los niños les encantó la historia del Castillo de Olite contada por la Reina Blanca de Navarra. Un personaje histórico muy amable que fue la tercera hija del rey Carlos III de Navarra, y reina propietaria de este territorio desde 1425 hasta 1441.

Además, dan un cuadernillo con pasatiempos, un cuento del Palacio Real de Olite y el Principe de Viana que narra una historia que nos lleva por las distintas estancias del lujoso edificio, y un diploma que se puede personalizar. Este material didáctico se puede comprar a parte si se desea en la recepción.

Horarios, tarifas y compra de entradas para el Castillo de Olite

Castillo de Olite
Castillo de Olite

Actualmente la gestión de las visitas al Palacio Real de Olite lo tramita la empresa de turismo cultural Guiarte. En su página web podéis ver los horarios y tarifas para acceder al Castillo de Olite, así como, para otros monumentos y recursos turísticos de Navarra.

Igualmente, la empresa de tours y excursiones guiadas de Civitatis, ofrece una visita guiada por Olite y su castillo, o si lo preferís un tour privado para ti y tu pareja, familiares o amigos.

Independientemente de la empresa que elijáis para comprar las entradas, hacedlo con antelación porque el Castillo de Olite es uno de los monumentos que más visitas recibe de la Comunidad Foral de Navarra.

Principales estancias visitables del Palacio Real de Olite

Jardín de la Reina
Jardín de la Reina

Olite no era en realidad un castillo, sino un palacio que servía de residencia para los nobles de la época. Por tanto, sus estancias, torres, galerías y jardines son amplios y la mayoría impresionan por su belleza.

  • Sala de los Arcos. Esta parte del palacio se construyó para dar amparo al jardín colgante de la reina, ubicado en la parte superior. Como su propio nombre indica tiene numerosos arcos góticos en su interior. También se le conoce como la sala de los murciélagos por sus habitantes nocturnos.
  • Sala de la Reina. En la actualidad esta estancia tiene una decoración espartana, pero en su época lucía una decoración lujosa. Era el lugar elegido por la reina Leonor para disfrutar de su tiempo de ocio mirando el jardín.
  • Sala del Rey. Es la sala más grande de Olite. Aquí se celebraban fiestas y banquetes amenizadas por bufones y juglares.
  • La Galería del Rey. Carlos III de Navarra no era un hombre especialmente bélico y disfrutaba más de la música y de la naturaleza que de las confrontaciones con otros reinos. Por ese motivo, esta sala era de las más bellas del palacio con vidrieras, techos pintados y paredes revestidas de azulejos, madera y tapices. Pero en la actualidad no queda nada de este lujo. El rey era además un amante de los animales y coleccionaba animales exóticos. Tenía cisnes, gamos, búfalos, avestruces, una camella y hasta dos leones.
Jardín de la Reina
Jardín de la Reina
  • El Jardín de la Reina. La estancia favorita de Leonor, donde cultivaba naranjos, rosales o jazmines. Es una de las zonas del palacio más cautivadoras y que transmiten mayor sosiego y paz.
  • Pozo de Hielo. En la zona más sombría del castillo y asomándonos desde las murallas se puede ver una antigua nevera donde se almacenaba nieve para conservar los alimentos. Debido a que tiene una cubierta ovalada, parece una gran cáscara de huevo.
  • Jardín de la Morera. En el centro de este patio hay una morera de centenaria, declarada Monumento Natural de Navarra
  • La Torre de las Tres Coronas. Era una sala de juegos para los niños. Aquí los más pequeños disfrutaban de largas sesiones de ajedrez y actividades como el escondite. Cómo curiosidad indicaros que en la parte superior de la torre hay un pasillo estrecho por el que solo pueden pasar los niños, los adultos, imposible.
Torre de las tres coronas
Torre de las tres coronas
  • Resto de torres almenadas del Castillo de Olite. Son varias las torres con las que cuenta el Palacio Real y todas ofrecen unas panorámicas espléndidas. Ahora sí, prepararos a subir peldaños y peldaños por escaleras de caracol. Pero, aun así, merece la pena ascender a:
    • La Torre del Homenaje: con 40 m de altura y 136 escalones.
    • La Torre de los Cuatro Vientos: desde aquí los nobles disfrutaban de los torneos que se celebraban en palacio.
    • El complejo hidráulico de la Torre del Aljibe
    • Y, la Torre del Vigía.

Dónde alojarse en Olite

Visitar Olite es imprescindible
Visitar Olite es imprescindible

Olite ofrece numerosos alojamientos para hacer que en vuestra estancia en la villa medieval os sintáis como auténticos príncipes y princesas. Podéis cumplir vuestro sueño de pernotar en un castillo y alojaros en el Parador de Olite, o bien, elegir otro hospedaje en la localidad medieval de Olite.


También te puede interesar:


Galería de fotos:

  • Palacio Real de Olite
  • Calles de Olite
  • Santa María la Real
  • Entramado de calles medievales
  • Desde todos los puntos se ve el castillo de Olite
  • Visitar Olite es imprescindible
  • Visita guiada por la Reina Blanca
  • La Reina Blanca nos cuenta cada detalle del castillo
  • Torre de vigía
  • Jardín de la Reina
  • Torre de las tres coronas
  • Reina Blanca
  • Castillo de Olite
  • Palacio Real de Olite
  • Olite
  • Iglesia de Santa María la Real
  • Castillo de Olite
  • Torres
  • Castillo de Olite
  • Castillo de Olite
  • Olite
  • Palacio Real de Olite
  • Castillo de Olite
  • Jardín de la Reina
  • Palacio Real de Olite
  • Pozo de Hielo
  • Zona exterior Palacio Real de Olite
Ana Elvira Picado
Ana Elvira Picado
Siento fascinación por los viajes, por los paisajes de ensueño y las culturas diferentes a las que me ha tocado vivir, por eso quiero compartir y difundir en este blog las experiencias más motivadoras y las vivencias más enriquecedoras que realizo junto a mi familia. Espero que os sean de ayuda para seguir manteniendo vivo el sueño de viajar.

2 COMENTARIOS

  1. Este castillo siempre me ha fascinado y por suerte vamos a ir a conocerlo en Semana Santa. No sabía que había rutas guiadas adaptadas a los niños pero me lo apunto porque a mis peques les encanta la historia y creo que una actividad así les va a gustar mucho.

Deja un comentario