BARDENAS REALES: Escapada al desierto navarro con niños

Cabezo de Castildetierra

Bardenas Reales – Cabezo de Castildetierra

Las Bardenas Reales configuran un paisaje natural cambiante, abrupto y semidesértico que se refleja en grandes planas, cabezos y barrancos. Un paraje extenso, modelado por la acción de la naturaleza con suelos blanquecinos sobre los que se elevan terrazas aluviales de caprichosas formas.

El Parque Natural y Reserva de la Biosfera de Bardenas Reales de Navarra es un espacio protegido con un alto valor geomorfológico. La composición del suelo está formada predominantemente por estratos moldeables como arcilla, arenisca y yeso. Esto hace que la erosión producida por la lluvia y el viento sea la responsable de crear formaciones rocosas caprichosas y parajes espectaculares en los que predominan los barrancos, cerros y mesetas.

El paisaje de las Bardenas Reales es austero y abrupto. La vegetación es escasa, prácticamente semidesértica. Las mesetas y cerros forman los llamados cabezos —estructuras rocosas de forma tabular— que rompen con el relieve plano de la depresión del valle del Ebro. Pero, este paisaje severo y sobrio conserva una gran naturalidad y es un destino privilegiado para los amantes de la naturaleza y de la fotografía.

El Parque Natural cuenta con una extensa red de senderos que atraviesa los parajes más significativos de las Bardenas Reales: El Plano, La Blanca Alta y Baja, y la Plana de la Negra. Sin olvidar las Reservas Naturales de Rincón del Bru o Caldas de la Negra.

Un territorio basto. Sorprendentemente agreste, y poco poblado. Atravesado por barrancos, cañones fluviales, cerros aislados y amplias mesetas que dan como resultado un paisaje excepcional. Y la mejor forma de conocerlo es recorriendo los senderos a pie, en bicicleta, a caballo o en coche. Así descubriremos cada rincón y podremos sorprendernos por el carácter cambiante del paisaje.

Cómo llegar a Las Bardenas Reales:

Bardena Blanca

Bardena Blanca

Para llegar al Centro de Información del Parque Natural es necesario desviarse desde la carretera NA-8712 que une Tudela con Arguedas por el camino de las Bardenas Reales. Tras recorrer 6 kms por una pista asfaltada, pero estrecha, llegamos al Centro de Visitantes. Aquí podemos recabar información sobre el espacio natural y comenzar la visita.

El acceso es gratuito y se puede permanecer en el parque desde las 8:00 de la mañana hasta una hora antes del anochecer.

De todos los recorridos balizados y las opciones BTT, a pie, a caballo, vehículo a motor o visita guiada en 4*4, quad o buggy. Nosotros elegimos realizar la visita por libre, en nuestro coche y por el sendero más frecuentado y turístico: La Blanca Baja.

Toma nota: Hay visitas guiadas de dos horas por el paisaje desértico de las Bardenas Reales con explicaciones detalladas del paisaje lunar.

Recorrido La Blanca Baja:

Formaciones Bardenas Reales

Formaciones Bardenas Reales

La ruta es sencilla, está correctamente señalizada. Discurre por un camino de tierra con mucho polvo — hay que lavar el coche sí o sí tras la visita — La pista está acondicionada para poder parar en cualquier momento junto al camino principal y disfrutar del entorno. Es un recorrido amplio, con una longitud de 34 kms, que se realiza en el sentido contrario a las agujas del reloj.

El único problema que se nos puede plantear es el estado de las pistas con abundantes lluvias o el excesivo calor en época estival.

Partimos del aparcamiento del Centro de Información Turística. Solo unos metros más adelante, encontramos el Mirador Bardena Blanca. Una vez disfrutado de las panorámicas que nos dan una idea de la zona semidesértica en la que nos encontramos, continuamos el recorrido hasta alcanzar una bifurcación de caminos. Nos encontramos a la altura de las instalaciones militares del Acuartelamiento Aéreo Bardenas.  Debemos girar a la derecha y bordear el campo de entrenamiento de tiro aéreo. Podremos para a lo largo del recorrido donde deseemos para contemplar y fotografiar el paisaje, pero sin abandonar los senderos balizados.

Cabezo de Castildetierra

Cabezo de Castildetierra

Las zonas más frecuentas son el Cabezo de Castildetierra y el Cabezo de Cortinillas. En ambos hay un aparcamiento amplio donde estacionar el coche, y se encuentran casi al final de la excursión.

El Cabezo de Castildetierra es el cerro más representativo de las Bardenas Reales, es el que figura en todos los folletos y el más fotogénico. Si bordeamos la formación rocosa por la izquierda podemos descender hasta el fondo del barranco de las Cortinas y obtener perspectivas diferentes de este emblemático paraje natural. También hay algunas cavidades y oquedades en las que podemos entrar con precaución, pero siempre respetando el entorno.

Panorámica desde Cabezo de Cortinillas

Panorámica desde Cabezo de Cortinillas

El Cabezo de Cortinillas es una gran meseta que se eleva sobre el desierto de las Bardenas Reales. Se puede ascender a su parte superior por unas escaleras que se encuentran en mal estado, pero si se tiene cuidado no implican un gran peligro. Alcanzada la cima, las vistas panorámicas son extraordinarias, se aprecia todo el Parque Natural con su contraste de colores.

Una vez disfrutado de este espectáculo que nos brinda la naturaleza solo queda regresar al Centro de Visitantes… y lavar el coche 😂.

Código ético: el artículo Bardenas Reales: Escapara al desierto navarro con niños está basado en nuestra propia experiencia, pero contiene enlaces de afiliados. Esto quiere decir que, si adquieres servicios a través de nuestro blog, recibimos una pequeña comisión, pero no incrementa el precio final del producto. De esta forma nos ayudas a continuar con el blog.

Galería de fotos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Vídeo:

 

 

Sígueme

Deja un comentario


Looking for Something?