Inicio ESPAÑA CASTILLA Y LEÓN QUÉ VER EN TORDESILLAS “LA VILLA NOBLE Y COMUNERA” EN UN DÍA

QUÉ VER EN TORDESILLAS “LA VILLA NOBLE Y COMUNERA” EN UN DÍA

0
Vistas de Tordesillas desde el puente medieval sobre el Duero
Vistas de Tordesillas desde el puente medieval sobre el Duero

Tordesillas, un enclave con mucha histórica

Tordesillas es una ciudad con una gran legado histórico. A lo largo del tiempo ha sido una encrucijada de caminos, y uno de los puntos geográficos mejor comunicados del territorio español. Lo que le ha valido para ser la protagonista de importantes hechos históricos que se reflejan en sus monumentos y sus calles.

Historia de Tordesillas

Firma del Tratado de Tordesillas

Panorámica de Las Casas del Tratado y el Museo de San Antolín

Aquí se firmó “El Tratado de Tordesillas”, el 7 de junio de 1494. Mediante el cual, la Corona de Castilla y Aragón y el Reino de Portugal se dividían las tierras del Nuevo Mundo, creando un nuevo ordenamiento territorial que afectaba tanto a territorios marinos como terrestres. Se fijó una línea imaginaria de polo a polo, situada a 370 leguas al oeste de las Islas de Cabo Verde. Cediéndose el hemisferio oriental a Portugal y el occidental a la Corana de Castilla.

Morada de Juana I de Castilla

Monumento a Juana I de Castilla

La villa también fue testigo de la triste historia de Juana I de Castilla que siendo la legítima reina de España, estuvo confinada 50 años en un palacio de Tordesillas. Fue casada a la temprana de edad de 17 años por un matrimonio de conveniencias con el archiduque de Austria, Felipe el Hermoso. Fruto de esta unión con el heredero de las casas de Borgoña y Habsburgo nació una relación tumultuosa, pero con un fuerte nexo de unión. No en vano, tuvieron seis hijos. Todo hacía presagiar que su vida estaría dedicada a la tranquila vida de la corte.

Pero todo se vio truncado tras el fallecimiento de sus hermanos mayores, Juan e Isabel, que convirtieron en 1500 a Juana en la heredera de las coronas de Castilla y Aragón. Esto hizo que su madre, Isabel la Católica, dejara Castilla en manos de Juana. Hecho que se constata en el testamento redactado poco antes de su muerte, el 26 de noviembre de 1504.

Pero Juana nunca llegó a gobernar. Bien porque, tanto su esposo Felipe, como su padre Fernando el Católico y más tarde su hijo Carlos, no estuvieron dispuestos a dejar gobernar a Juana, como si, fue debido a una enfermedad mental que aquejaba a Juana. El caso es que, tras la muerte de Felipe el Hermoso, Juana I de Castilla, llamada ya “Juana la loca” quedaría recluida en el castillo-palacio de Tordesillas desde 1509 hasta su muerte el Viernes Santo de 1555, a los 76 años de edad.

Guerra de las Comunidades de Castilla

Entre los años 1520-1522, coincidiendo con el reinado de Carlos I, hijo de Juana I de Castilla, se produce un levantamiento popular. Para unos es una revuelta antiseñorial, para otros una de las primeras revoluciones burguesas. Fuera como fuese, el caso es que, a partir de un incremento fiscal para sufragar los gastos de la corte de Carlos I de Castilla y V del Imperio Romano Germánico en el extranjero, dieron lugar a las revuelas. El levantamiento comunero quedó muy dañado tras la derrota de los comuneros en la batalla de Villalar, el 23 de abril de 1521. Ya que, fueron decapitados los cabecillas de la revuelta: Padilla, Bravo y Maldonado. Quedando sólo la ciudad de Toledo como resistencia ante la corte de Castilla, al mando de María Pacheco.

Con este importante legado histórico es normal que a cada paso por Tordesillas queden vestigios de una ciudad que fue refugio y villa cortesana.

Qué ver en Tordesillas

Callejear por sus calles

Plaza Mayor de Tordesillas

La ciudad estuvo amurallada y contaba con cuatro puertas de entrada, una por cada punto cardinal. En la actualidad sólo quedan algunos restos de la fortificación.

Si nos dirigimos al centro neurálgico de la villa, la Plaza Mayor, veremos que tiene cuatro salidas. Cada una de ellas desembocaba en las puertas de la ciudad. Esta construcción es de marcado carácter castellano con una estructura cuadrada con soportales y balconadas que dan refugio a varios establecimientos hosteleros. Uno de los más frecuentados es la Heladería Baonza, en la que sirven una estupenda leche helada.

Aunque no están en la plaza, si abandonamos este emplazamiento por la salida norte, tenemos la Pastelería Galicia a la derecha y la Bodega Muelas a la izquierda. Os recomendamos visitar ambos espacios. El primero porque venden los famosos Polvorones del Toro y el segundo porque es una bodega familiar de los más llamativa.

Visita guiada a la Bodega Muelas

Bodega Muelas
Visita guiada a la Bodega Muelas en Tordesillas
Bodega subterránea Muelas

Si os decidís a hacer una visita guiada a la Bodega Muelas, podréis conocer de primera mano cómo se elaboran de manera tradicional los vinos de esta casa. El recorrido por la bodega subterránea se interna unos 13 m bajo tierra, pasando por tres niveles que sirven de morada para los caldos de esta denominación de origen de Rueda. Es una visita recomendada 100*100 por el trato y por la calidad de los vinos que se degustan. —Horarios, tarifas y visitas en www.bodegamuelas.com—.

Pero los grandes protagonistas de la visita a Tordesillas son: Las Casas del Tratado, la Iglesia-Museo de San Antolín y el Convento de Santa Clara.

Las Casas del Tratado

Museo del Tratado de Tordesillas
Maquetas del Museo del Tratado de Tordesillas

El Museo del Tratado de Tordesillas, está ubicado en las Casas del Tratado. Un edificio noble del siglo XV, elegido para las negociaciones entre los representantes de Castilla y Portugal, y la posterior firma del acuerdo.

A través de sus salas podremos conocer mejor los aspectos políticos, sociales y los conocimientos cartográficos que se tenían antes y después de la firma del Tratado, y que llevaron a Colón a intentar llegar a Oriente por Occidente, descubriendo un Nuevo Mundo. Además, hay una exposición de maquetas que reproducen edificios de Castilla y León como el Castillo de Simancas, el Castillo de Fuensaldaña o la Iglesia de Santa María la Antigua.

La visita es libre y gratuita. Además, se puede acceder a una autoguía por medio de un código QR. —Horarios, tarifas y autoguías en www.tordesillas.net—.

Iglesia-museo de San Antolín

Museo de San Antolín en Tordesillas
Terraza de la Iglesia-Museo de San Antolín

El Museo de San Antolín, se sitúa al lado de Las Casas del Tratado. Se trata de un templo religioso de estilo gótico del siglo XVI y XVII, desacralizado que contiene obras de Pedro de Mena, la capilla de los Acevedo, la capilla de los Ulloas, la capilla de los Alderete y un Cristo Yacente, entre otras reliquias.

Se puede acceder a una magnífica terraza, tras subir por una escalera de caracol por una de las torres circulares, desde la que se pueden ver los amplios páramos de Castilla, la villa de Tordesillas y el río Duero. —Horarios y tarifas en www.tordesillas.net—.

Real Monasterio de Santa Clara

El Real Monasterio de Santa Clara, es sin duda, la gran joya de Tordesillas. Es una de las mejores edificaciones de arte mudéjar de Castilla y León. Aquí se mezcla el románico con el gótico y la admiración de los reyes cristianos por la cultura andalusí.

Mandado construir por Alfonso XI, era en su inicio un palacio musulmán sobre el que se edificó un palacio mudéjar. En él nació y vivió Pedro I con su amante María Padilla. Fue su hija Beatriz quien transformó el palacio en el Convento de Santa Clara, en 1363.

De la abadía de las monjas clarisas se puede visitar: la capilla dorada del convento, su coro con sillería de nogal, los baños árabes, el retablo de alabastro de la Capilla Mayor creado en los últimos años de vida de Juana I de Castilla y la capilla de los Saldaña, entre otros espacios magníficos. —Horarios y tarifas en https://www.patrimonionacional.es —.

Puente medieval y arte urbano

Street Art en Tordesillas
Arte urbano en las calles de Tordesillas

Una mención especial merece el puente medieval sobre el Duero que da paso a la villa. Desde sus miradores se obtienen unas estampas preciosas de Tordesillas, sobre todo por la noche, iluminada por las farolas. Así como, el arte urbano que se aprecia en las calles de la villa y que se ha incorporado recientemente a su oferta turística.

Y mucho más…

Convento del Carmelo

Pero hay muchas más paradas interesantes que se pueden realizar en esa ciudad “noble y comunera” como: el Museo del Encaje, la Iglesia de San Pedro (siglo XVI), la Iglesia de Santa María (siglos XVI, XVII y XVIII), la Iglesia de San Juan, las ruinas de la Iglesia de Santiago (siglos IX y X), la ermita de las Angustias, el Santuario de Nuestra Señora de la Peña…

Si os sobra tiempo no olvidéis acercaros a la cercana Medina del Campo. Allí podréis caminar con tranquilidad por su casco histórico, degustar catas de vinos y quesos en el Mercado de Abastos más antiguo de España “Las Reales Carnicerías” y visitar el Castillo de La Mota.

Dónde alojarse en Tordesillas

Cómo ya hemos indicado Tordesillas es un cruce de caminos, por tanto, cuenta con numerosos alojamientos. Podéis encontrar hoteles con todos los servicios, como el Parador de Tordesillas, o alojamientos más sencillos como la agradable Casa del Duero.

Tenéis todos los hospedajes en el siguiente enlace:

Booking.com

También te puede interesar:


SIN COMENTARIOS

Deja un comentario Cancelar respuesta

Salir de la versión móvil