SECUOYAS DEL MONTE CABEZÓN CON NIÑOS: El bosque encantado de Cantabria

Secuoyas del Monte Cabezón

Secuoyas del Monte Cabezón

El recorrido por el Bosque de Secuoyas ubicado en Cabezón de la Sal es corto, pero de una gran belleza. Pasear entre los árboles nos recuerda lo insignificantes que somos ante las creaciones de la naturaleza.

Secuoyas del Monte Cabezón

Las secuoyas son árboles perennes de tronco recto y tubular que alcanzan alturas entre los 40 y los 100 m. Estos gigantes del bosque pueblan la costa del Pacífico, en la zona occidental de Estados Unidos, pero en España no es habitual encontrarse con bosques de estas características.

En Cantabria se encuentra el Monumento Natural de las Secuoyas del Monte Cabezón en el que se alzan las impresionantes secuoyas Sempervivens y, en menor medida, el Pinus radiata. Ambas especies, proceden principalmente de California y alcanzan una longitud aproximada de 40 m.

Pasear por este bosque de Cabezón de la Sal es una auténtica experiencia. La laberíntica y singular orografía permite perderse por el bosque disfrutando de una explosión de colores, olores y sonidos.

Cómo llegar al Monumento Natural de Secuoyas del Monte Cabezón:

Secuoyas del Monte Cabezón

Secuoyas del Monte Cabezón

Para llegar al bosque de Secuoyas, debemos partir de la localidad de Cabezón de Sal (Cantabria) por la carretera N-634, para luego enlazar con la C-135 que se dirige a Comillas. Superada la rotonda sobre la autovía del Cantábrico A-8, solo restan unos 700 m para alcanzar un aparcamiento habilitado para visitar el Monumento Natural. Se trata de un parking pequeño. Tiene cabida para unos 10 coches. Pero unos 100 m. más adelante, hay otra zona de aparcamiento más amplia.

Toma nota: Cerca del Bosque de Secuoyas se encuentra Comillas. Una villa preciosa en la que podemos ver Villa Quijano, el Seminario Mayor o el cementerio declarado Bien de Interés Cultura. No te pierdas Comillas y el Capricho de Gaudí.

Itinerario por el 🌳Bosque de Secuoyas 🌳:

Secuoyas del Monte Cabezón

Las secuoyas son como gigantes del bosque

Arrancamos del aparcamiento más alejado, para llegar al comienzo de la ruta. Se ha habilitado el arcén de la carretera C-135 para que puedan caminar los peatones sin peligro. Por tanto, superar este tramo no tiene ninguna dificultad.

Tras recorrer unos 100 m, alcanzamos unas pasarelas de madera que nos conducirán hasta el Bosque de Secuoyas. El camino adaptado a personas de movilidad reducida y sillas de bebé, tiene una longitud aproximada de 300 m y permite llegar hasta el inicio del Monumento Natural. Luego ya hay que salirse a los caminos habilitados y adentrarnos en el magnífico bosque.

Se inicia aquí, un recorrido en sentido descendente por la espesura del bosque. El trazado es claro, aunque se pueden coger caminos alternativos por escaleras labradas en la tierra que nos ayudan a superar el desnivel hasta el fondo del valle. Cualquier lugar es ideal para pararse a disfrutar del entorno y apreciar la belleza que nos rodea. Es un lugar mágico en el que los protagonistas son las secuoyas y nosotros somos unos meros espectadores, muy pequeñitos por cierto 😉.

Regresamos al aparcamiento inicial, ascendiendo por el bosque entre los altivos troncos de las secueyas. Eso sí, no podremos evitar sucumbir a la tentación de realizar numerosas fotos para inmortalizar un paraje natural que es realmente extraordinario.

Código ético: el artículo Secuoyas del Monte Cabezón con niños: El bosque encantado de Cantabria está basado en nuestra propia experiencia, pero contiene enlaces de afiliados. Esto quiere decir que, si adquieres servicios a través de nuestro blog, recibimos una pequeña comisión, pero no incrementa el precio final del producto. De esta forma nos ayudas a continuar con el blog.

Galería de fotos de las Secuoyas del Monte Cabezón:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Track de la ruta:

Powered by Wikiloc

Perfil MIDE (*):

Secuoyas del Monte Cabezón

Sígueme

Deja un comentario


Looking for Something?