CASCADAS DE ONETA CON NIÑOS, un entorno con encanto

Oneta – Concejo de Villayón

Las cascadas de Oneta, en el concejo de Villayón, es una de las rutas más bellas y sencillas que se pueden realizar en Asturias. Es un precioso recorrido de ida y vuelta, por un espacio natural excepcional, que fue declarado Monumento Natural por el Gobierno del Principado.

Iniciamos nuestros pasos desde el centro de la aldea de Oneta, junto al Albergue turístico del pueblo, donde podemos dejar aparcado el coche y continuar a pie por un camino agrícola en el que veremos la señalización a seguir para llegar a las Cascadas.

Ruta Cascadas de Oneta

Iremos dejando las casas del pueblo a la derecha y el río a la izquierda hasta llegar a una zona más boscosa en el que el camino se estrecha y empieza a descender acercándonos más al cauce del río Oneta.

Llegados a un punto del recorrido se gira bruscamente a la derecha y se desciende por una senda entre robles, castaños y abedules hasta llegar al primer salto de agua, de unos 15 metros de altura, se trata de la Cascada de la Firbia.

Cascada de la Firbia

Es de gran belleza, ya que se aprecia un gran contraste de colores entre el musgo, la vegetación y las rocas por las que desciende el agua.

A la izquierda de la cascada hay un antiguo molino de agua, en el que se puede observar la estructura y el funcionamiento del molino hidráulico para moler cereales en otras épocas no tan lejanas.

Ruta Cascadas de Oneta

Continuamos el camino dejando atrás la cascada y el molino, tomando una senda junto al río por un camino empedrado y protegido por un muro de piedra, donde podremos apreciar pequeños saltos de agua y pozos escavados por la fuerza del agua.

Hasta llegar a un segundo molino hidráulico, que se encuentra a la izquierda del camino.

Cascada la Ulloa

Para acceder a este molino y a la segunda cascada es necesario descender por una estrecha senda, pero merece la pena, porque nos llevará a otra cascada, que tiene menos altura que la primera, pero no por ello deja de ser menos bella.

Una vez disfrutado de la Cascada de la Firbia de abajo o la Ulloa, se puede regresar de nuevo por el mismo camino o ver una última cascada, más pequeña, la Maseirúa, pero es más inaccesible, ya que no está señalizada y el terreno es más abrupto.

Nosotros intentamos acceder a la tercera cascada, pero no nos fue posible con los niños, por tanto, recomendamos disfrutar en familia de las dos primeras cascadas, que son ya de por sí, un entorno precioso y privilegiado.

Galería de fotos:

 

Track de mifamiliaviajera.com en Wikiloc:

Powered by Wikiloc
Perfil MIDE(*):
(*)Los datos son siempre orientativos, hay que tener en cuenta las condiciones propias del día.

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sobre nosotros Ana Elvira Picado

Bienvenidos al blog de Ana, Manuel, Pablo Y Daniel. Somos una familia viajera, que a raíz del nacimiento de nuestros dos hijos hemos tenido que adaptar nuestras salidas a los más pequeños de la casa. Pero nunca hemos renunciado a la pasión por viajar, ya que pensamos que es una forma apasionante y diferente de educar a nuestros hijos, aportándoles valores tan esenciales como el amor por la naturaleza, la libertad, la igualdad y el respeto por todo lo que les rodea. Con este blog pretendemos aportar nuestras experiencias, ideas y consejos para que os sean de ayuda y os permitan disfrutar en familia de algo tan maravilloso, como es viajar.