SIERRA DE BÉJAR: ruta Llano Alto – Navamuño – Candelario

En la Sierra de Béjar hay multitud de rutas y senderos que permiten pasear con sosiego, disfrutando de sus bosques y lagunas, y uno de los enclaves más bellos, es la Sierra de Candelario.

La ruta que hemos elegido este fin de semana es ideal para realizarla en otoño. Se puede iniciar en varios puntos y tiene numerosas variantes, pero nosotros hemos optado por iniciarla en Llano Alto, que es un prado de grandes dimensiones en la cumbre del Monte Castañar, desde donde hay unas preciosas vistas de la sierra.

img_3935

Para llegar a Llano Alto, es necesario tomar desde Béjar la carretera DSA-181 hasta El Castañar, un bonito paraje en el que como su propio nombre indica predominan los castaños.

Aquí se encuentra el Santuario de la Virgen del Castañar y una de las plazas de toros más antiguas de España “La ancianita”.

Nosotros recomendamos hacer una parada en este punto, ya que es una zona con mucho encanto, donde se puede dar un paseo o descansar mientras los niños se divierten recogiendo castañas o correteando entre los castaños centenarios.

A tan sólo un kilómetro, se encuentra Llano Alto donde podemos dejar el coche e iniciar el itinerario. Hay un panel explicativo con las rutas que se pueden realizar, y que parten de esta cumbre.

Nosotros tomamos la senda que se dirige al pueblo de Candelario, es un camino forestal que nos lleva por varias fincas, algunas de ellas con ganado, pero que desde el inicio nos adentra en un bosque de robles y castaños que nos acompañará durante todo el trayecto.img_3939_default

En el primer desvío que nos encontramos, hay un cartel que nos informa que tomemos el ramal de la izquierda para ir hacia Candelario. Pero nosotros deseamos ir hasta la presa de Navamuño y disfrutar durante más tiempo de los parajes que nos rodean. De forma que, tomamos el camino de la derecha, que nos lleva hasta una vereda más estrecha y con peor firme, pero que permite el tránsito sin ningún problema. Aunque hay que tener en cuenta que este tramo en época de fuertes lluvias puede estar anegado por el agua.

img_3949_defaultPronto divisaremos un primer arroyo, que se pasa sin dificultad, para encontrarnos más adelante un segundo regato de mayores dimensiones, pero con piedras que permiten vadearlo.

Tras un leve ascenso, alcanzaremos un cruce, en el que debemos escoger si vamos hacia la derecha y visitamos la presa de Navamuño, o encaminamos nuestros pasos hacia la izquierda, y nos dirigimos hacia Candelario. En nuestro caso, una parte de los integrantes de la excursión se acercó hasta la presa, mientras que el resto esperaba tomando un pequeño tentempié.

Una vez todos juntos, comenzamos un pequeño descenso, hasta un puente de piedra, que permite atravesar el torrente de agua que baja de las montañas y dirigirnos a la carretera que une Candelario con la Dehesa.img_3965img_3956_painterly

Caminaremos con precaución por el arcén, aproximadamente durante un kilómetro, hasta llegar a las afueras del pueblo de Candelario. Aquí, visualizamos un cruce con varias señalizaciones, una de ellas, indica la posibilidad de seguir recto y entrar en la villa, y otra, muestra el desvío hacia la izquierda para regresar a Llano Alto.img_3971_soft-2

En este camino predominan los castaños, y  es ideal para que los niños de corta edad se acostumbren a andar por los senderos de la sierra. Pronto llegaremos a un puente de piedra que nos permite cruzar el río Cuerpo de Hombre, y donde quedan los restos de un antiguo molino.

Desde este punto, se comienza un ascenso, que quizás es el tramo que requiere mayor esfuerzo de toda la senda, ya que tiene bastante desnivel, pero que nos llevará por el Camino de Candelario hasta Llano Alto.

La Sierra de Béjar es una apuesta segura para deleitarse con la naturaleza, así que no dejéis escapar la oportunidad que esta comarca de Salamanca os brinda, y…, ¡a disfrutar del otoño!!!

Galería de fotos:


Track de mifamiliaviajera.com en Wikiloc.

Powered by Wikiloc

Sobre nosotros Ana Elvira Picado

Bienvenidos al blog de Ana, Manuel, Pablo Y Daniel. Somos una familia viajera, que a raíz del nacimiento de nuestros dos hijos hemos tenido que adaptar nuestras salidas a los más pequeños de la casa. Pero nunca hemos renunciado a la pasión por viajar, ya que pensamos que es una forma apasionante y diferente de educar a nuestros hijos, aportándoles valores tan esenciales como el amor por la naturaleza, la libertad, la igualdad y el respeto por todo lo que les rodea. Con este blog pretendemos aportar nuestras experiencias, ideas y consejos para que os sean de ayuda y os permitan disfrutar en familia de algo tan maravilloso, como es viajar.

Un comentario

  1. Pingback: RUTA DE LOS PASOS JÓVENES, un bosque mágico y con encanto – Mi familia viajera

No se admiten más comentarios