Inicio ESPAÑA CATALUÑA RINCONES CON ENCANTO EN LA COSTA BRAVA CON NIÑOS

RINCONES CON ENCANTO EN LA COSTA BRAVA CON NIÑOS

0
Pueblo y litoral de Calella
Costa Brava – Pueblo y litoral de Calella

En nuestra visita a Cataluña decidimos conocer un poco la Costa Brava, decimos un poco, porque son tantos los pueblos con encanto, las playas y las calas que en una semana no da tiempo a conocerlos todos. Tossa de Mar, Cap de Creus, Cadaqués, Pals, Tamariu o Begur fueron algunos de los destinos que elegimos para nuestra escapada y descubrir en primera persona qué ver en la Costa Brava.

En todo momento, intentamos mantener la esencia de nuestros viajes, por tanto, no faltó el senderismo, sobre todo, centrado en el Camino de Ronda. Aunque no realizamos los más de 200 km que tiene el recorrido. Había que dejar algo de tiempo para disfrutar del sol en las espléndidas playa y calas de la Costa Brava 😊.

Recomendaciones para visitar la Costa Brava

Panorámica de Tossa de Mar

La Costa Brava es un destino turístico demandado, y, por tanto, caro, especialmente en verano. Encontrar un alojamiento a un precio razonable en zonas costeras como Rosas o Cadaqués, es imposible. Por esta razón os recomendamos buscar en parajes menos atractivo como Llançá, o incluso en pueblos del interior. Nosotros estuvimos alojados en Rupiá, en el Bajo Ampurdán, y nos encantó. Por las tardes, después de una jornada de senderismo y playa, era maravilloso dar un paseo por sus calles empedradas y recorrer la villa medieval disfrutando del entorno de las murallas y el castillo que nos trasladaban a otras épocas más épicas.

Las playas y calas de la Costa Brava suelen estar muy concurridas, pero si nos adentramos en los senderos y los caminos que surcan el litoral costero, aún es posible encontrar alguna zona de baño en la que disfrutar del entorno, sino solos, casi.

La mejor forma de recorrer la Costa Brava es en vehículo propio o alquilado. Aunque si no tenemos esta opción hay trenes y autobuses hasta las localidades más importantes, pero luego hay que moverse en autobuses de línea hasta las poblaciones más pequeñas. No obstante, es una alternativa válida porque están bien comunicadas. El inconveniente es el tiempo que se pierde ajustando horarios. Si os decidís por alquilar un coche, podéis hacerlo en este enlace.

Ruta por la Costa Brava en una semana «Qué ver y recorridos por el Camino de Ronda con niños«.

Día 1:Tossa de Mar 

Arenal urbano de Playa Grande con Vila Vella de fondo
Playa Grande

Este bonito pueblo gerundense destaca por su precioso casco antiguo amurallado: la Vila Vella. En su interior, aunque de lejos pueda parecerlo, no hay un castillo. En su lugar, hay un laberinto de calles, miradores, escaleras y callejuelas salpicadas de torreones de vigilancia, casonas de piedra rojiza y torres.

A cada paso que se da en este enclave medieval hay una sorpresa. Desde una estatua de Ava Gardner, ubicada en uno de los mejores miradores hacia el pueblo y las playas de Tossa de Mar, levantada como homenaje a la actriz por rodar la película “Pandora y el Holandés Errante” en este enclave, en 1950. Como, un faro con mucha historia o una pequeña capilla barroca, con un encanto especial, denominada “Capilla de la Mare de Deu del Socors”.

Camino de Ronda de Tossa de Mar a Cala Pola (dificultad: baja, ideal para familias)

Cala Bona
Cala Pola

Otro de los atractivos de Tossa de Mar son sus playas. Cuenta con un amplio arenal urbano: playa Grande. Y, un poco más al norte: playa Mar Menuda.

Desde esta última se puede acceder al Camí de Ronda que se dirige hacia la cala de Giverola. Uno de los tramos más bonitos y accesibles del Camino de Ronda.

Si nos decidimos a hacer esta parte del camino, veremos qué pasa por uno de los muchos miradores que tiene Tossa de Mar, y que ya deja entrever, la belleza del entorno. Por un sendero cómodo y bien señalizado con balizas blancas y verdes, llegaremos en poco más de 20 min a cala Bona. Un pequeño arenal de aguas turquesas y azuladas, muy bonito, pero con un antiestético chiringuito y muy masificado.

En otros 20 min aproximadamente llegaremos a cala Pola. En este caso la playa es más amplia y las aguas son cristalinas, lo que invita al baño. A partir de aquí, se puede ir por un tramo de carretera hasta cala Giverola. Pero, nosotros decidimos regresar a Tossa de Mar desde cala Pola y disfrutar de las amplias panorámicas que se divisan desde la senda del mar Mediterráneo.

Este tramo del Camino de Ronda es muy bonito y no tiene dificultad, es ideal para hacer con niños. Y, aunque la senda es un poco abrupta en algunos tramos, se ve compensado este inconveniente con la hermosura del entorno. Sin lugar a dudas, os lo recomendamos.

Actividades en Tossa de Mar

Bautismo de buceo

Snorkel en la playa de la Mar menuda

Curso de buceo PADI Open Water

Día 2: Llancà

Ruta de las playas y de las artes de la pesca

El pueblo pesquero de Llançà está situado en el Ato Ampurdán. Es una villa tranquila con un bonito puerto y numerosas playas de aguas azules y tranquilas que son ideales para familias con niños pequeños.

Camino de Ronda de Llancà a Port de la Selva (dificultad baja, se puede hacer con carrito de bebé, es ideal para familias)

Camino de Ronda de Llancà a Port de la Selva
Punta de Arenella
Camino de Ronda de Llancà a Port de la Selva

El Camino de Ronda desde Llançà a Port de la Selva es un tramo semiurbano que discurre por una pista asfaltada con algún tramo de escaleras. Esta parte del GR 92 es muy sencilla y va de playa en playa. Además, tiene carteles didácticos sobre el arte de la pesca que nos ayudan a conocer este oficio que cada día está más en desuso. De hecho, a este tramo del Camino de Ronda se le denomina “Ruta de las playas y de las artes de la pesca”.

El recorrido comienza en el puerto de Llançà. Desde, aparcamiento, tenemos que dirigirnos hacia la playa de La Gola y seguir una senda asfaltada que se dirige hacia las pequeñas calas de Les Cambres d’en Poc y de L’Embarril. La senda costera es muy agradable con unas vistas espléndidas hacia el mar Mediterráneo y los salientes rocosos de La Miranda y Farella.

Sin darnos cuenta, llegaremos a los arenales de El Morer y Titarolites que invitan al baño. Aunque más adelante hay otras playas amplias para disfrutar del sol y la arena como son, el arenal de La Farella, Tonyines y Farella del Mig.

Tras asomarnos a el mirador de la playa de Les Tonyines proseguiremos el camino con vistas hacia las Illes del Falcó, pasando por las playas del Molló y Cau del LLop. Esta última es muy coqueta y es un buen lugar para hacer un receso disfrutando del sol.

Al continuar, apreciaremos que las puntas de Feliu y Podaire dan cobijo a las calas de Mite y Robert, mientras que Cap de Bol ampara a la playa de mismo nombre. El paisaje es muy relajante y hace que el paseo sea muy ameno. Antes de llegar a la Punta de Arenella, donde hay un faro, veremos las playas de Vaquers y Balleu, aunque el siguiente arenal extenso es de la playa de Vall, ubicada en frente del camping Port de la Vall y en la que está permitido el acceso con perros.

Sólo nos queda rebasar la Punta de Cap de Terra y las pequeñas calas de Taita y Bell Repóst para llegar al final del recorrido. Nos referimos a la playa de La Ribera, en Port de la Selva.

Actividades en Port de la Selva

Excursión en catamarán a Port de la Selva desde Rosas

Día 3: Parque Natural de Cap de Creus

Cabo de Creus
Calas de Cap de Creus
Itinerario 17: Paraje de Tudela

El Cabo de Creus es uno de los parajes más bonitos de la Costa Brava. Las vistas desde el Faro de Creus del mar Mediterráneo y los acantilados son magníficas. Pero no debemos quedarnos sólo con esta imagen. Nuestra recomendación, es que, todo el mundo, debería de recorrer al menos algunos kilómetros del cabo. Para ello, nada mejor que hacer senderismo para apreciar mejor la belleza del entorno natural.

Las rutas más significativas son: el Itinerario 15 que recorre “La punta del Cabo de Creus” y el Itinerario 17 que se adentra en el “Paraje de Tudela”. En nuestra entrada del Parque Natural del Cabo de Creus podréis ver cómo llegar, los requisitos, tarifas, detalles de las rutas de esta reserva marítimo terrestre.

Actividades en Cap de Creus:

Senderismo y snorkel en el Cabo de Creus

Paseo en catamarán por el Cabo Creus desde Rosas

Día 4: Cadaqués

Panorámica de Cadaqués

Este pequeño pueblo pesquero es conocido por ser la villa que cautivó a Salvador Dalí. Aquí tenía su casa. Un conjunto de casitas de pescadores que hoy en día, albergan la casa – museo de Dalí. Pero en Cadaqués también destaca la iglesia de Santa María y el casco histórico con sus callejuelas, plazuelas y callejones empedrados y estrechos. Un conjunto arquitectónico maravilloso en el que resaltan las piedras y losas de pizarra en contraste con las tonalidades blancas de las fachadas.

Camino de Ronda desde Playa Sa Conca a Faro de Cala Nans (Dificultad: fácil)

Vista de Cadaqués desde el Camino de Ronda desde Playa Sa Conca a Faro de Cala Nans
Cala sa Sabolla
Litoral del Alto Ampurdán desde el faro de Cala Nans
Sendero de acceso al faro de Cala Nans
Camino de Ronda desde Playa Sa Conca a Faro de Cala Nans
Cala sa Sabolla
Litoral del Alto Ampurdán

La pequeña playa de Sa Conca en Cadaqués es un auténtico tesoro natural. En sus aguas habitan numerosas especies de vegetales y animales. Es uno de los mejores arenales en los que se puede hacer snorkel en la Costa Brava.

Desde la propia playa de Sa Conca sale un camino de tierra que se dirige hacia el Faro de Cala Nans. Un agradable paseo que permite disfrutar de unas vistas espectaculares del pueblo de Cadaqués y su bahía. Según nos vamos acercando a la Cala sa Sabolla, una de las playas más hermosas de la Costa Brava, el camino se convierte en un sendero estrecho, desde el que podemos descender hasta el arenal. Os recomendamos bajar y disfrutar de sus cristalinas aguas, donde también podéis sumergiros en sus aguas porque hay una gran vida. Nosotros vimos: estrellas de mar, erizos, pulpos, multitud de peces…. Es la playa que más les gustó a nuestros hijos de toda la Costa Brava.

Tanto si bajáis hasta la playa como si no, hay que continuar hasta el faro de Cala Nans para disfrutar de uno de los mejores atardeceres de la zona con vistas al mar Mediterráneo y a los acantilados del litoral del Alto Ampurdán.

Actividades en Cadaqués

Tour privado por Cadaqués

Free tour por Cadaqués

Tour de Dalí por Cadaqués

Día 5: Estartit

Platja Gran de l’Estartit

Uno de los pueblos más turísticos y visitados de la Costa Brava es Estartit. Y aunque cuenta con numerosas playas y calas, como la platja Gran de l’Estartit, un inmenso arenal de arena dorada y aguas cristalinas con poca profundidad, lo que realmente atrae de Estartit son las Illes Medes.

Las Islas Medas es un archipiélago de siete pequeñas islas e islotes que albergan una gran riqueza marítima. Son varias las empresas que organizan viajes en barco con fondo submarino para conocer y apreciar esta riqueza, pero nosotros queríamos hacer una excursión en kayak a las islas. Fue la gran decepción del viaje porque un fuerte oleaje y la amenaza de una tormenta nos hizo cambiar de idea. Si tenéis la oportunidad, no la desaprovechéis, desplazarse en kayak desde Estartit a las Islas Medas os llevará unos 30-40 min y podréis hacer snorkel en uno de los mejores paraísos naturales de la costa catalana.

Actividades en Estartit:

Snorkel en las Islas Medas

Tour en kayak por las Islas Medas

Bautismo de buceo en el Parque Natural de Montgrí

Paseo en catamarán por la Costa Brava

Tour en paddle surf por Estartit

Curso de windsurf en Estartit

Curso de kitesurf en Estartit

Pals

Calles de Pals
Torre románica Les Hores
Murallas de Pals

La pequeña villa medieval de Pals es uno de los reclamos turísticos del Bajo Ampurdá. A pesar de no contar con grandes edificaciones o museo, sus calles empedradas y cuidas hasta el último detalle, la hacen una villa coqueta con un precioso casco histórico.

Durante dos horas, que es aproximadamente lo que se tarda en visitar el pueblo, veremos construcciones y arcos de estilo gótico, casas fortificadas, sepulturas medievales excavada en la piedra. Además, de una torre románica de 15 m de altura, denominada Les Hores y que es la torre del homenaje del antiguo castillo. Así como, una de las joyas de la localidad, la iglesia Sant Pere que data del siglo X – XI, y que fue construida con las piedras procedentes del castillo. Muy cerca de este templo religioso está la Torre de Ramonet, de 8 m de altura, y las murallas que nos llevan hasta el mirador de Josep Pla, donde siempre hay mucho ambiente en las terrazas de los bares y cafeterías.

Playa de Pals

Ubicada a 4 km del pueblo medieval, este arenal sorprende por las espléndidas vistas que tiene de las Islas Medas y sus 3.5 kilómetros de arena dorada y aguas azuladas que se dividen en dos zonas: Playa Gran y Playa del Grau. Ambas integradas en el Parque Natural del Montgrí, las Islas Medas y el Bajo Ter.

Actividades en Pals:

Free tour por Pals

Free tour por los misterios y leyendas de Pals

Tour privado por Pals

Día 6: Tamariu

Tamariu

Tamariu es un bonito pueblo pesquero con una coqueta bahía de aguas cristalinas, ubicado en el municipio de Palafrugell, en el Bajo Amprudán.

Es una villa con mucha vida sobre todo en torno a la playa de Tamariu y al paseo marítimo donde hay numerosos bares y restaurantes. Aunque el gran atractivo de Tamariu son sus pequeñas calas y el Camí de Ronda.

En el margen izquierdo de la bahía se encuentra la cala Aigua Dolça. Un pequeño arenal escondido entre los árboles y los acantilados que tiene su propio embarcadero. Mientras que en el margen derecho está la preciosa playa Dels Liris, rodeada de acantilados y con unas aguas transparentes que invitan al baño y a hacer snorkel.

Camino de Ronda desde Tamariu a Cala Roig (dificultad: media)

Bahía de Tamariu
Playa Dels Liris

Desde la playa los Liris parte el Camino de Ronda que se dirige a Llafranc. Solo hay que seguir las marcas blancas y rojas del GR 92. Nosotros sólo pudimos hacer el recorrido hasta la cala d’en Roig, pasando por Cova d’en Riola y el puntal des Burro porque la lluvia arreciaba y decidimos regresar a Tamariu. Pero el tramo que recorrimos nos encantó, aunque nos pareció que estaba un poco descuidado en algunas zonas.

Cala Aigua Xélida y Cala Aiguablava

Cala Aigua Xélida
Vistas por el camino de acceso a Cala Aigua Xélida
Cala Aiguablava
Una de las playas más demandadas de la Costa Brava es Aiguablava

Otra cala preciosa es Aigua Xélida que se ubica a 1.7 km de Tamariu, en la localidad de Palafrugell, y en la que sumergirse para ver el fondo marino no es una opción, sino que es casi una obligación. Nosotros fuimos a primera hora de la mañana, y estuvimos solos. Nos encantó bañarnos en este pequeño rincón natural de la Costa Brava, rodeados de pinos y formaciones rocosas.

Aprovechando que el día no acompañaba mucho para el baño (de hecho, como ya hemos dichos llovía) fuimos hasta Cala de Aiguablava, en Begur, porque habíamos leído que se formaban largas colas para acceder hasta el aparcamiento. Tuvimos suerte, había poca gente y pudimos ver la playa que se ubica en un entorno natural muy bonito, pero que, a nuestro modo de ver, pierde encanto con tanta edificación alrededor.

Begur

Vistas de Platja de Sa Riera desde el Camino de Ronda

El pequeño pueblo de Begur está ubicado sobre un promontorio rocoso, en pleno corazón del Ampurdán, y bañado por las cálidas aguas del mar Mediterráneo. Entre los tesoros que esconde esta localidad, están además de sus calas y playas, el castillo medieval y un casco histórico repleto de casas indianas o torres defensivas.

Camino de Ronda desde Platja del Racó a Platja de Sa Riera (Dificultad: fácil)

Playa Illa Roja
Llegada a playa Illa Roja

Esta parte del GR 92 que va desde Punta de la Creu a la playa del Racó es muy bonita. Nosotros solo hicimos un tramo. Comenzamos en Platja del Racó y abandonamos el arenal por su margen derecho para dirigirnos hacia la playa Illa Roja. Este pequeño arenal es muy bonito, ya que tiene un saliente rocoso, que da nombre a la cala, y que al estar rodeado de aguas limpias y de color turquesa da la sensación de estar en otras latitudes. Esta playa es nudista y suele estar muy frecuentada tanto para disfrutar del sol, como del agradable chiringuito con terraza que hay en las inmediaciones.

Si proseguimos por el sendero que no tiene pérdida y además está hormigonado, llegaremos a Platja de Sa Riera, una amplia bahía de arena dorada. Luego sólo hay que desandar el camino hasta el inicio de la ruta, disfrutando de nuevo de los bellos paisajes costeros.

Día 7: Llafranc – Calella de Palafrugell

Litoral de la Costa Brava, en Calella

Tanto Llafranc, como Calella, son dos de los núcleos más demandados de la Costa Brava, ya que han sabido mantener el encanto de las pequeñas casas encaladas y conservar los espesos bosques de pinos que rodean un entorno natural único. Pasear por la bahía y por el puerto de Llafranc es una de las mejores cosas que se pueden hacer en esta zona del Bajo Ampurdán. Y lo mismo ocurre en Calella de Palafrugell, donde se aprecia la esencia de los pueblos pesqueros con casas blancas de dos pisos y cubiertas de teja.

Camino de Ronda desde la playa de Llafranc a cala el Golfet (dificultad: fácil)

Camino de Ronda desde la playa de Llafranc a cala el Golfet
Calella
Cala el Golfet
Bahía de Calella
Camino de Ronda desde la playa de Llafranc a cala el Golfet

El camino de Ronda comienza en Plaça de la Marinada, cerca de la playa de Llafranc y solo hay que seguir la señalización blanca y roja del GR 92. La senda está asfaltada y recorre el litoral costero dejando atrás la bahía de Llafranc para dirigirse hacia la población de Calella. Tras cruzar el paseo marítimo de Calella, continuamos el camino, que ahora tiene algo más de desnivel y que avanza por los parajes de Ses Negres, Punta des Forcats y Punta d’Aiguadolça, antes de llegar a El Golfet.

La cala de El Golfet es una maravilla, pero cuando nosotros estuvimos, estaba masificada. El día era idóneo para pasarlo en la playa y era agosto, se daban todos los ingredientes para que no hubiera ni un hueco donde poner la toalla. Aun así, pudimos pasar un rato en la arena y hacer snorkel.

Camino de Ronda desde Cap Roig a Cala Estreta (dificultad: media)

Cala Estreta
Las playas de la Costa Brava son espléndidas como la de Cala Estreta.

Otro recorrido del Camí de Ronda que realizamos es el que va hasta las Calas de Estreta, Roca Bona y Cap de Planes. Para ello aparcamos en la zona donde se celebra el Festival de Cap Roig, en Calella de Palafrugell. Desde aquí, cogimos un camino amplio de tierra, dejando las instalaciones del festival a la izquierda. En una intersección de caminos proseguimos de frente, cogiendo el ramal de la derecha. No será la única bifurcación que encontraremos, pero no es difícil seguir el itinerario, a pesar de no estar señalizado. A la altura de un nuevo cruce de caminos, debemos continuar otra vez de frente. Si aquí, nos desviaremos por el ramal de la izquierda, descenderemos hacia la Cala del Crit.

Pero nosotros, en esta ocasión vamos a Cala Estreta, por tanto, vamos a continuar por el bosque por el camino agrícola, superando algunas edificaciones hasta llegar a un punto señalizado, en el que tenemos que descender por un sendero estrecho y pegado a una valla hasta alcanzar el litoral costero. En este punto, giraremos a la izquierda y enseguida alcanzaremos la Cala Estreta. Es una pequeña bahía de aguas transparentes y turquesas, muy bonita. Si caminamos hasta el final del arenal, veremos otra cala de las mismas características, es Cala Bona e inmediatamente después, está cala Cap de Planes. Las tres playas son preciosas con unas panorámicas espléndidas de las Illes Formigues y las Illes de Cap de Planes de fondo.

Esta fue la última excursión que hicimos en la Costa Brava, y fue todo un acierto, porque nos dejó un gran sabor de boca. Volveremos, seguro 😉.

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario Cancelar respuesta

Salir de la versión móvil