LAS MÉDULAS CON NIÑOS, fin de semana en la mina de oro

Mirador Orellán

Las Médulas – Mirador de Orellán

Las Médulas representan uno de los parajes más bellos de Castilla y León. Estas antiguas minas de oro a cielo abierto forman un contraste de colores naranjas, marrones, ocres y verdes que no dejan indiferente a nadie.

Hoy os proponemos la visita a una de las zonas más bonitas de Castilla y León, considerada como uno de los diez rincones naturales más bellos de España. Se trata de una antigua explotación minera de oro a cielo abierto en el paraje de las Médulas, declarado en 1997 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Médulas

Médulas

Es el lugar ideal para viajar y hacer senderismo con niños en cualquier estación del año, aunque la mejor opción, es en primavera y en otoño que permite ver la naturaleza en pleno esplendor. Y aunque en verano, también es una buena elección, hace mucho calor, hay pocas sombras y carece de fuentes. Pero, sea cual sea, la época del año en que visitemos las Médulas, su entorno será espectacular y le aportará a los más pequeños, más de una sorpresa.

El acceso a las Médulas se puede realizar desde varios puntos, pero recomendamos la aproximación desde Ponferrada. Bien por la A-6, o bien, por la N-536, hasta Carucedo, en el que hay un desvío hacia las Médulas.

Ya en la entrada de la villa, y desde el parking público, se puede entrever el maravilloso paraje que estamos a punto de visitar. A unos 500 metros atravesando el pueblo, donde se pueden adquirir productos típicos de la zona como manzanas, castañas, licores…, recuerdos o artesanía; nos encontramos con el Centro de Visitantes. Donde está el Aula Arqueológica y se puede ver un audiovisual sobre la explotación y el abastecimiento de agua para el desarrollo de los trabajos en la mina. Además de paneles informativos sobre las distintas rutas que se pueden realizar ,y, contratar si se desea, visitas guiadas por la zona.

Senda de las Valiñas

Médulas

Médulas

Nosotros elegimos ir por libre y por una de las rutas más frecuentadas, la Senda de las Valiñas. La dificultad es baja y permite realizarla con carrito, pero no creemos que sea posible efectuarla por personas con movilidad reducida. Para las familias con niños mayores, pueden recorrer esta ruta también en bicicleta.

Es un itinerario circular que parte del Centro de Visitantes y discurre por el interior de las Médulas. Y, por tanto, de la explotación minera, lo que permite ver enormes montículos de tierra anaranjada que es lo que queda de la montaña derrumbada. Porque para extraer el oro de esta mina romana, utilizaban sistemas de explotación, que consistían en la excavación de túneles por los que encauzaban torrentes de agua hasta que la montaña se desplomaba.

De esta forma, también se crearon varias cuevas, unas más accesibles que otras, pero que pueden ser visitadas. Como son las cuevas de “La Cuevona” y “La Encantada”, que harán de la ruta una maravillosa aventura para los más pequeños, que se sentirán como pequeños exploradores. Todo ello salpicado por bosques de castaños, que dejarán en nuestro recuerdo, un maravilloso paisaje de colores de contraste entre verdes y anaranjados.

Mirador de Orellán

Cueva "La Cuevona"

Cueva “La Cuevona”

Al día siguiente, decimos visitar el Mirador de Orellán, otro punto de gran interés y muy frecuentado en las Médulas.

Al mirador, se puede acceder a pie, desde el pueblo de las Médulas o desde Orellán. En ambos casos, la senda tiene bastante pendiente, pero merece la pena el esfuerzo porque permite contemplar las Médulas desde varias perspectivas y disfrutar de la vegetación.

También se puede subir en coche hasta un parking. Donde obligatoriamente hay que dejar el vehículo y ascender por una pista asfaltada durante unos 20 minutos hasta el mirador. Desde aquí, se puede disfrutar de una vista panorámica de las Médulas y contemplar el atractivo paisajístico de la zona con una sinfonía de colores que no deja indiferente a nadie.

Mirador de Orellán

Mirador de Orellán

También, se puede visitar la Galería de Orellán, que es un antiguo conducto de agua, cuya función era, reventar la montaña para extraer el oro. Se recorren unos 100 metros ataviados con un casco, con lo cual los niños podrán disfrutar del recorrido con una mezcla de aventura y curiosidad, que les llevará a un balcón en medio de un corte vertical de la montaña.

 

 

Animaros y disfrutar de un fin de semana rodeados de naturaleza y bellos paisajes en esta zona leonesa del Bierzo. Descansando en los múltiples alojamientos rurales que ofrece la zona y degustando su variada gastronomía.

Galería de fotos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Perfil de la ruta obtenido de Wikiloc.

Powered by Wikiloc

Sobre nosotros Ana Elvira Picado

Bienvenidos al blog de Ana, Manuel, Pablo Y Daniel. Somos una familia viajera, que a raíz del nacimiento de nuestros dos hijos hemos tenido que adaptar nuestras salidas a los más pequeños de la casa. Pero nunca hemos renunciado a la pasión por viajar, ya que pensamos que es una forma apasionante y diferente de educar a nuestros hijos, aportándoles valores tan esenciales como el amor por la naturaleza, la libertad, la igualdad y el respeto por todo lo que les rodea. Con este blog pretendemos aportar nuestras experiencias, ideas y consejos para que os sean de ayuda y os permitan disfrutar en familia de algo tan maravilloso, como es viajar.

Un comentario

  1. Pingback: SENDERISMO EN OTOÑO PARA DISFRUTAR CON NIÑOS

Deja un comentario