Inicio PLANES CON NIÑOS Cómo hacer una caja de recuerdos de viajes

Cómo hacer una caja de recuerdos de viajes

0
Caja de recuerdos de viajes

Lo que más apetece después de viajar con niños durante las vacaciones es atesorar los buenos recuerdos. Para ello tenemos una idea que, además, se puede hacer en familia: crear una caja de recuerdos que contenga los mejores momentos del viaje, algo tan divertido como sencillo.

¿Por qué elaborar una caja de recuerdos de viaje?

Visitar los destinos family-friendly que te ofrece España seguramente va a resultar una experiencia inolvidable. Ver cómo los pequeños van descubriendo el mundo y sorprendiéndose de todas las cosas nuevas que van conociendo, no tiene precio.

Nada mejor para conseguir que el viaje sea eterno que elaborar una caja especial donde colocar los recuerdos que cada uno trae de las vacaciones. De esta forma, la familia podrá compartir momentos y experiencias de esa aventura en cualquier momento que se reúna.

Hay muchas opciones que sirven para crear una divertida caja de viajes. Es una actividad muy sencilla, que se puede hacer como un proyecto DIY con los más pequeños utilizando materiales que tengas en casa.

Estos son los materiales con los que debes contar:

  • Una caja del tamaño deseado
  • Pegamento de calidad
  • Tijeras y lápices de colores
  • Papel para forrar la caja

¿Cómo hacer tu caja de recuerdos?

Este es un proyecto que puedes adaptar a cada viaje que realices. De esta forma, podrás ir creando una colección de cajas de recuerdos de todos tus viajes con los niños, algo que te servirá para volver a vivir los mejores momentos con tu familia.

Te animamos a usar para el proyecto una caja antigua de DVD. Es pequeña, pero la idea es meter aquí lo esencial de cada estancia. Comienza por forrar por completo tanto el interior de la caja como el exterior con un papel que te guste. También puedes encargar que esto lo hagan los niños. Deja que hagan dibujos y decora la caja con sus creaciones, ya que así se sentirán parte del proyecto de una forma más activa.

Mientras los peques se entretienen con el paso anterior, tú puedes ir seleccionando todo lo que estará en la caja: billetes de avión, tickets, monedas del país visitado y muchas otras cosas. La lista es prácticamente infinita, así que diviértete escogiendo y recordando momentos de las vacaciones.

Cuando tengas todos los elementos que vas a guardar y la caja esté forrada, pega con el pegamento todo lo que quieras. Lo mejor es que incluyas también dentro alguna foto de toda la familia y que crees un texto resumiendo el viaje para dar un toque más emotivo y personal al conjunto.

Variantes del mismo proyecto

Como has visto, te hemos recomendado que uses pequeñas cajas de DVD, pero esto no significa que esta sea la única posibilidad. Si quieres algo más grande, puedes apostar por cajas en formato libro que sean más gruesas.

En este caso, necesitarás más o menos los mismos materiales, aunque, eso sí, deberás tener más objetos para crearla. Es más, te aconsejamos que si te decides por las cajas grandes crees pequeñas divisiones con cartón, ya que así podrás crear un recorrido día a día por el viaje que resultará muy divertido.

Los niños se divertirán mucho al tomar parte en el trabajo de creación. Sus dibujos, el elegir los detalles que se pegarán en el interior de la caja e incluso, el que ellos mismos escriban lo que sintieron y pensaron en el destino es algo que hará que la caja de recuerdos sea mucho más emotiva de cara al futuro.

En definitiva, viajar con niños puede ser una experiencia inolvidable. Pero ten en cuenta que el tiempo pasa deprisa y los recuerdos se van difuminando, así que crear una caja que contenga los mejores momentos de un viaje es una forma de contar con una cápsula de vivencias para siempre.

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario Cancelar respuesta

Salir de la versión móvil