BELÉM CON NIÑOS: descubriendo Portugal

Barrio de Belém, Portugal

Uno de los barrios más conocidos y representativos de Lisboa, a pesar de estar alejado del centro, es el barrio de Belém. De aquí partieron la mayoría de los exploradores portugueses que tanto prestigio le han dado a Portugal y se encuentran dos de los monumentos más representativos, son dos joyas imprescindibles que no debemos dejar de visitar: el Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belém.

Barrio de Belém, Portugal

Jardines Torre de Belém

Para llegar a Belem podemos:

  • Ir en coche, aunque no es fácil aparcar cerca de los monumentos más representativos.
  • Desplazarnos en el tranvía número 15 que parte de la Estación de Cais do Sodré, ubicada en la Plaza del Comercio de Lisboa (Praça do Comércio). El precio del billete sencillo son 2.90 € y el horario de lunes a sábados de 05:45-01:00 y domingos y festivos de 06:05-01:00. Existen bonos para viajar ilimitadamente durante 24 horas. Es una línea muy concurrida por los turistas, por tanto, hay que tener cuidado con los carteristas.
  • Coger el autobús desde distintos puntos de Lisboa, como las líneas 28, 201, 727, 729 y 751 que te acercan a Belém.
  • En tren, aunque es más lento y te deja más alejado de la zona turística, permite sentarse tranquilamente al estar menos masificado y disfrutar de las vistas del Tajo, se puede coger en la Estación de Cais do Sodré.
  • En barco, junto a la Estación de Cais do Sodré, se encuentra la estación fluvial de donde parten barcos hacia Belem, es ideal para disfrutar de las vistas de Lisboa desde el agua.

    Barrio de Belém, Portugal

    Torre de Belém

Nosotros decidimos ir en coche y aparcamos cerca de la Torre de Belém.

Que vamos a decir de esta hermosa edificación que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1983 y que ha tenido usos tan dispares como centro aduanero, faro, prisión y centro de defensa contra los invasores en el estuario del río Tajo.

El monumento cuenta con cinco plantas que se distribuyen en: la Sala del Gobernador con las torres de vigilancia (planta 1ª). La Sala de los Reyes con salida a la Terraza del Baluarte (planta 2ª). La Sala de Audiencias con dos ventanas balaustradas (3ª planta). La Capilla (4ª planta). Y, por último, la estancia más concurrida por los turistas, la Terraza de la Torre con vistas al estuario del río Tajo, El Monasterio de los Jerónimos y el Monumento de los Descubrimientos (5ª planta).

Tenemos que reconocer que nosotros no entramos dentro porque no se puede visitar con carrito y nuestros niños eran muy pequeños para apreciar el interior de este edificio emblemático, pero la vista desde el exterior merece considerablemente la pena.

Barrio de Belém, Portugal

Monumento a los Descubrimientos

Desde la Torre de Belém fuimos dando un hermoso paseo siguiendo el estuario del Tajo hasta el Monumento a los Descubrimientos (Monumento aos Descobrimentos), construido como homenaje a los descubridores y navegantes portugueses. Este monumento de hormigón de unos 50 metros de altura, cuenta con un ascensor más unas escaleras, que permite tener unas bellas vistas del Tajo y del barrio de Belém.

La siguiente parada será el Monasterio de Los Jerónimos, que al igual que la Torre de Belém fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Para ello recorremos los hermosos jardines de Belém hasta llegar a este importante monumento portugués de estilo manuelino (mezcla estilos arquitectónicos y decorativos del gótico y del renacimiento) y que fue construido para conmemorar el regreso de Vasco de Gama de la India.

Barrio de Belém, Portugal

Monasterio de Los Jerónimos

El interior es grandioso y muy luminoso, esto se aprecia claramente en la Capilla mayor y en la Sacristía, donde están enterrados reyes y personajes destacados de la cultura portuguesa, así como Vasco de Gama.

Pero la parte más hermosa de este conjunto es el Claustro, con sus motivos marítimos y de navegación. Además, permite acceder a una primera planta para ver el coro alto de la iglesia.

Barrio de Belém, Portugal

Monasterio de Los Jerónimos

La última parada, y no por ello menos importante, fue a la famosa pastelería de Belém Pastéis de Belém (a pocos metros del monasterio). Nada más entrar en el recinto se percibe un aroma embriagador. Y aunque es difícil degustar los pasteles en el interior del establecimiento merece la pena hacer la cola para comprar estos ricos pasteles, elaborados con una receta secreta del convento.

Nosotros compramos seis pasteles de Belém y dos bollos de nata que fueron el colofón perfecto a un día en familia en este maravilloso barrio portugués. (Estaban tan ricos que olvidamos hacer las fotos. Os dejamos una foto de flickr.com).

Pero de vuelta al coche nos pareció que el día podía dar más de sí, y es que habíamos visto que unos bonitos barcos turísticos recorrían el estuario del Tajo.

Barrio de Belém, Portugal

Barco turístico en el río Tajo

Así que, a última hora de la tarde alquilamos un hermoso velero pirata que nos permitió disfrutar de la Torre de Belém, del Monumento a los Descubrimientos y del Monasterio de los Jerónimos, en definitiva, del barrio de Belém desde otra perspectiva, desde el agua.

Os lo recomendamos, a los niños les encanta y como hay mucha oferta los precios no son excesivamente caros.

Recomendaciones:

Para esta visita os vamos a dejar algunos consejos que creemos que os serán de ayuda:

  • Los carritos y sillas de rueda en Belém tienen preferencia, por tanto, no es necesario esperar a la cola, podéis dirigiros directamente a la entrada.
  • Antes de visitar Belém consultar detalladamente las páginas web oficiales de los monumentos emblemáticos porque hay días en que el acceso es gratuito (normalmente los domingos).
  • Además, tienen descuentos especiales por ser estudiante, pensionista, desempleado…
  • Con la tarjeta Lisboa Card puedes obtener importantes descuentos en los monumentos, museos, transportes públicos…
  • Y si no te compensa adquirir la tarjeta Lisboa Card hay billetes combinados para visitar distintos monumentos o pack familiares.

Galería de fotos:

 

Sobre nosotros Ana Elvira Picado

Bienvenidos al blog de Ana, Manuel, Pablo Y Daniel. Somos una familia viajera, que a raíz del nacimiento de nuestros dos hijos hemos tenido que adaptar nuestras salidas a los más pequeños de la casa. Pero nunca hemos renunciado a la pasión por viajar, ya que pensamos que es una forma apasionante y diferente de educar a nuestros hijos, aportándoles valores tan esenciales como el amor por la naturaleza, la libertad, la igualdad y el respeto por todo lo que les rodea. Con este blog pretendemos aportar nuestras experiencias, ideas y consejos para que os sean de ayuda y os permitan disfrutar en familia de algo tan maravilloso, como es viajar.

Deja un comentario