SENDERISMO EN OTOÑO PARA DISFRUTAR CON NIÑOS

Monte Ranedo

Hay lugares que con el otoño se vuelven más hermosos e idílicos. Las tonalidades marrones, ocres y doradas… y la neblina los cubren todo. Las horas de sol se van reduciendo y los atardeceres se adelantan para dar lugar a un ambiente de paz y sosiego, que solo se respira en otoño.

Recorreremos 16 destinos que nos seducirán en otoño y que nos permitirán disfrutar de hermosos bosques y rincones otoñales en familia:

1. Las Médulas (León): 
Médulas, León

Las Médulas

Las Médulas es un paraje en el que los contrastes de colores resplandecen como en ninguna parte. Y en otoño aún más, porque se transforma en un lienzo de tonos marrones, amarillos, ocres y verdes que exaltan la belleza de las antiguas minas de oro con sus característicos tintes naranjas.

 

2. Parque Natural de Somiedo (Asturias):

Braña de Ordiales de Endriga

El Parque Natural de Somiedo cuenta con numerosos rincones donde sentirse feliz en otoño. Un balcón al paraíso que nos adentra en la naturaleza más pura y en los paisajes más auténticos. Podréis recorrer el parque por la Ruta de las Brañas entre desfiladeros de paredes verticales y pequeñas cascadas o ver atardecer junto al lago más grande de Asturias, en Lago del Valle.

 

3. Sierra de Francia (Salamanca): 
Camino de las raíces, P.N Batuecas-Sierra de Francia

Laguna de San Marcos

El Parque Natural Las Batuecas – Sierra de Francia se convierte en un bosque seductor en otoño. Los caminos se cubren de mantos de hojas secas y frutos del bosque que animan a dar un tranquilo paseo por sus senderos y por sus pueblos. Uno de los más conocidos es La Alberca, declarado uno de los pueblos más bonitos de España y que alberga la hermosa Ruta de las Raíces.

 

4. Picos de Europa (León): 
Majadas de Vegabaño

Majadas de Vegabaño

Los Picos de Europa albergan hermosos bosques de hayas que parecen encantados. Este encanto se hace especialmente latente, en otoño, al recorrer los bosques con árboles centenarios del Monte Ranedo o la Ruta de las Majadas de Vebagaño.

 

5. Sierra de Guadarrama (Segovia): 

Hayedo de La Pedrosa

La Sierra de Guadarrama alberga hermosos hayedos, con el de la Pedrosa, donde pisar las hojas secas bajo los pies se convierte en un auténtico placer. Los espesos bosques de hayas, acebos y robles forman un manto dorado que los hace resplandecer en otoño como en ninguna otra época del año.

 

6. Parque Natural de Pagoeta (Guipúzcoa): 
Senda de los Molinos de Agorregi, SL-GI 4001 de Agorregi

Senda de los Molinos de Agorregi

El Parque Natural de Pagoeta ofrece naturaleza en estado puro, con más de 5.500 especies catalogadas y clasificadas, por diferentes zonas del parque. Hay tal abundancia de vegetación, que el color verde toma multitud de tonalidades en otoño y nos regala un precioso paisaje de contraste de matices y colores.

 

7. Sierra de Béjar (Salamanca): 

Ruta de los pasos jóvenes

La Sierra de Béjar representa mejor que nadie el bello otoño de la sierra salmantina, como podréis comprobar en la Ruta de los Pasos Jóvenes, que os permitirá recorrer el bosque por sendas poco transitadas. El paisaje se hace mucho más estimulante y mágico en esta época del año, en la Sierra de Candelario, que es un paraíso climático para los castaños, que abundan en la zona.

 

8. Las Hurdes (Cáceres): 
Ruta petroglifos del Tesito de los Cuchillos o de la Zambrana, Las Erías, Castillo, Las Hurdes

Ruta petroglifos del Tesito de los Cuchillos o de la Zambrana

En Las Hurdes parece que se detiene el tiempo, especialmente en otoño, cuando se hace más palpable el amplío ecosistema de la zona. En el Valle de Esperabán pasearéis por sus hondonadas con espesa vegetación de jara, brezo y romero, acompañados por pinos, olivos y castaños. Os detendréis a contemplar los huertos en las riberas de los ríos, así como los rebaños de cabras, cada vez más escasos, que se alimentan en sus praderas.

 

9. Nacedero del Urederra (Navarra): 
Nacedero de Urederra, Urbasa, Navarra

Nacedero de Urederra

La Reserva Natural del Nacedero de Urederra se convierte en un paraje de cuento en otoño, con sus cascadas de color azul y sus pozas de color turquesa y esmeralda. Siempre acompañadas por un bosque de hayedos, robles, avellanos, arces…. que en otoño muestran todo su esplendor con una sinfonía de colores.

 

10. Valle del Jerte (Cáceres): 
Ruta de Los Pilones, Jerte, Cáceres

Los Pilones (Marmitas de Gigante)

El Valle del Jerte es también conocido como el Valle del Agua, y es que prácticamente, no hay pueblo ni villa en todo el valle que no tenga marmitas o piscinas naturales. Las más conocidas las marmitas de gigantes de Los Pilones, una sucesión de pozas labradas en la piedra, rodeadas de un frondoso bosque de robles melojos y castaños. Un lugar de ensueño para enamorarse en otoño.

 

11. Valle del Ambroz (Cáceres): 
Ruta Castañar de Hervás (Cáceres)

Ruta Castañar de Hervás (Cáceres)

El Valle de Ambroz alberga un tesoro natural: El Castañar de Hervás. Un bosque mágico en cualquier época del año, pero especialmente en otoño, cuando el bosque se tiñe de colores amarillos, rojos y marrones y se cubren los senderos de hojas secas y erizos de castañas. En el mes de noviembre, se celebra en Hervás, “el Otoño Mágico en el Valle del Ambroz”, con jornadas gastronómicas, música, concursos fotográficos, rutas de senderismo o marchas en bicicleta BBT.

 

12. Parque Natural de Lago de Sanabria (Zamora): 
Cascada de Sotillo, Zamora

Cascada de Sotillo

El Parque Natural de Lago de Sanabria y alrededores es un paraíso de bosque de avellanos, castaños, robles o acebos. Un paraje encantador en el que podríamos perdernos para siempre entre sus bosques, cascadas y lagos. Como en la Cascada de Sotillo, un valle lleno de pinceladas doradas, cuando aún no ha llegado la nieve.

 

13. Parque Nacional de Ordesa (Huesca): 
Valle de Ordesa, Huesca

La Pradera con el Gallinero de fondo

Los espectaculares relieves del Valle de Ordesa son el telón de fondo de un preciso desfiladero, donde el agua es la gran protagonista. Un valle que invita a pasear por sus senderos donde la naturaleza se encuentra en estado puro.

 

14. Valle de Linza (Huesca): 
Bosque de Gamueta

Bosque de Gamueta

El Valle de Linza alberga uno de los bosques atlánticos menos afectados por la intervención humana: El Bosque de Gamueta. Un destino otoñal perfecto para disfrutar de un bonito paisaje de hayas y abetos.

 

15. Valle de Roncal (Navarra): 

Ruta Mata de Haya

Si hay un lugar donde el paisaje se convierte, en otoño, en un escenario de cuento es en el Valle de Roncal. Aquí los frondosos bosques adquieren multitud de colores y tonalidades, como ocurre en el Bosque de los Sentidos en la ruta Mata de Haya – Dronda o en el Camino de Zemeto.

 

16. Parque Natural de Redes (Asturias): 
Ruta del Alba, Asturias

Ruta del Alba

El Parque natural de Redes ofrece números recorridos entre bellos paisajes. Uno de ellos, es la Ruta del Alba, que trascurre por un cañón tallado en la roca por la acción del río Alba. Pozas, cascadas, marmitas… son el ingrediente perfecto para un paseo otoñal.

 

Sobre nosotros Ana Elvira Picado

Bienvenidos al blog de Ana, Manuel, Pablo Y Daniel. Somos una familia viajera, que a raíz del nacimiento de nuestros dos hijos hemos tenido que adaptar nuestras salidas a los más pequeños de la casa.

Pero nunca hemos renunciado a la pasión por viajar, ya que pensamos que es una forma apasionante y diferente de educar a nuestros hijos, aportándoles valores tan esenciales como el amor por la naturaleza, la libertad, la igualdad y el respeto por todo lo que les rodea.

Con este blog pretendemos aportar nuestras experiencias, ideas y consejos para que os sean de ayuda y os permitan disfrutar en familia de algo tan maravilloso, como es viajar.

Deja un comentario