MONASTERIO DE PIEDRA CON NIÑOS, donde el agua juega con la naturaleza

Monasterio de Piedra, Nuévalos

Monasterio de Piedra

El Parque Natural del Monasterio de Piedra y el Monasterio Cisterciense son un entorno privilegiado de la naturaleza modelada por la acción del agua. Es un vergel entre rocas calizas, formando cascadas y arroyos de gran belleza.

La comunidad autónoma de Aragón alberga numerosos espacios naturales, uno de ellos, se encuentra en Zaragoza, en el término de Nuévalos.

Nos referimos al Monasterio Cisterciense y el Parque Natural del Monasterio de Piedra, situados junto al embalse de la Tranquera.

Monasterio de Piedra, Nuévalos

Cascada Trinidad

La comunidad de Calatayud cuenta con quince ríos que atraviesan su territorio, moldeando el paisaje y proporcionando identidad a cada rincón. Esto se aprecia notablemente en el entorno de Jaraba, Paracuellos de Jiloca y Alhama de Aragón, que poseen aguas termales y numerosos balnearios.

Y es que el agua siempre ha sido un factor importante en esta zona, ya que le da vida y configura el entorno por la erosión de las rocas calizas.

El río Piedra es el que da lugar al famoso Parque Natural del Monasterio de Piedra, una auténtica maravilla de la naturaleza y uno de los lugares turísticos más visitado de Aragón.

Monasterio de Piedra, Nuévalos

Conjunto turístico Monasterio de Piedra

El río Piedra nace en la provincia de Guadalajara y se desliza hacia los parajes secos y áridos de Zaragoza, para encañonarse en pliegues calcáreos en el término de Nuévalos y formar un oasis de arroyos y cascadas.

El Monasterio de Piedra es un complejo turístico que cuenta con un parking gratuito, una tienda de regalos y souvenirs, dos restaurantes: Restaurante Piedra Vieja, es el más informal con juegos para niños, menús, pizzas, platos combinados… y el Restaurante Reyes de Aragón, donde se puede degustar cocina tradicional aragonesa. A su vez, dispone de 62 habitaciones en el Hotel & Spa situado en el antiguo Monasterio Cisterciense del s. XIII y con vistas al parque o al claustro.

Monasterio de Piedra, Nuévalos

Cascada La Caprochosa

El Parque es un espacio natural privado, por tanto, la entrada no es gratuita, pero os aseguramos que merece la pena abonar el importe. Podéis ver los precios, horarios, descuentos…, y, realizar la compra de entrada online con descuento del 10%, en su página web.

La organización del parque recomienda visitar en primer lugar el Monasterio Cisterciense, pero nosotros recorrimos primero el paraje natural para evitar las horas de mayor calor (aunque debemos reconocer que en el Parque hay muchas sombras y se está muy fresco), luego disfrutamos del espectáculo de aves rapaces y por último el Monasterio.

Parque del Monasterio de Piedra

El Monasterio de Piedra y las fincas adyacentes fueron inaugurados en 1218 cuando unos monjes cistercienses, oriundos del Monasterio de Poblet, se establecieron en el antiguo castillo de Piedra Vieja. Fueron los primeros en iniciar el edificio actual en honor a Santa María la Blanca.

Monasterio de Piedra, Nuévalos

Los Vadillos

No es hasta el s.XIX, que se mostró al público esta Paraje Pintoresco, que ha asombrado a visitantes, turistas, escritores, fotógrafos…de todo el mundo. Su artífice fue Juan Federico Muntadas, escritor, poeta y amante de la naturaleza que transformó el lugar, modificando en algunos tramos el curso del río para resaltar las cascadas y saltos de agua y acondicionó los senderos y caminos.

Nada más entrar en el Parque, se puede adquirir una bolsa de comida para truchas (1 €) y unos amables fotógrafos te realizan unas fotos de recuerdo con un hermoso Búho Real (a la salida se pueden adquirir las fotos).

Monasterio de Piedra, Nuévalos

Los Fresnos Bajos

A partir de aquí, el caminante debe seguir las flechas azules para visitar las distintas zonas del parque y las rojas para dirigirse a la salida. No tiene ninguna dificultad y es complejo perderse. Además, con las entradas entregan un plano del conjunto turístico.

Nuestros primeros pasos nos llevan al Vergel de Juan Federico Muntadas, donde ya empezamos a intuir la belleza del paisaje que vamos a visitar con sus árboles centenarios y la frescura de sus aguas.

Todo el parque está rodeado de bosques de ribera, lo que lo hace un ecosistema de gran riqueza biológica, donde predominan especies como el aliso, chopo, olmo, fresno, arces, nogales…

Monasterio de Piedra, Nuévalos

Cascada Iris

El Baño de Diana con la Cascada La Caprichosa de fondo, será uno de los primeros parajes, de los muchos que nos quedaran por visitar, que nos sorprenderá por su belleza.

Circunvalaremos el Lago de los Patos para dirigirnos seguidamente hacia la Cascada de la Trinidad, donde el agua desciende en finas hileras sobre la roca.

Continuaremos hacia una de las cascadas estrella del Parque por ser la más exuberante y la que podemos ver desde más cerca, es la Cascada La Caprichosa.

Monasterio de Piedra, Nuévalos

Gruta Iris

Tomaremos altura, con la ayuda de unas escaleras talladas en la piedra hasta llegar al Mirador de la Caprichosa, donde tendremos una vista de la parte superior de la cascada y del lago que se forma al precipitarse el agua.

El Parque Natural es ideal para visitarlo con niños porque ofrece estímulos a cada paso: cascadas, escaleras, grutas, puentes… y sobre todo algo que a todos les gusta: agua. ¡Estarán encantados!

Cruzaremos el río Piedra por un puente que nos llevará hasta Los Vadillos y posteriormente a Los Fresnos Altos, un paseo relajante solo roto por el sonido del agua al descender en pequeños saltos de agua hacia Los Fresnos Bajos.

Monasterio de Piedra, Nuévalos

Gruta Iris

Nuestro siguiente destino después de descender por las escaleras que nos llevan a Los Fresnos Bajos, es la Cascada Iris, un precioso salto de agua que es la antesala del lugar más mágico del Parque.

La Gruta Iris nos adentra en un mundo subterráneo de estalactitas y estalagmitas. El acceso por unas empinadas escaleras, en las que el clamor del agua de la Cascada Cola de Caballo, la falta de luz y las gotas de agua que se filtran por las paredes rocosas, ya es toda una aventura para los más pequeños.

Monasterio de Piedra, Nuévalos

Gruta Iris

Una vez que hemos descendido a la gruta, el entorno es embriagador, ya que te encuentras en una cueva con un lago de aguas color turquesa y esmeralda y como telón de fondo la cortina de agua de la cascada.

Es sin duda uno de los rincones más impactantes del Parque. Además, permite adentrarse en la profundidad de la cueva por un pasillo lateral protegido con barandillas que muestra la grandeza de la naturaleza.

En esta zona hay que tener especial cuidado, ya que el suelo está muy húmedo y es susceptible de alguna caída; además las gotas de agua que se filtran harán que salgáis un poco mojados, pero muy fresquitos, 😉 … a los pies de la Cascada de la Cola de Caballo.

Monasterio de Piedra, Nuévalos

Cascada Cola de Caballo

Siguiendo el curso del río, llegaremos al Centro de Piscicultura “Las Pesqueras”, el primero creado en España y en el que se crían truchas. Aquí podemos dar de comer a los peces con el pienso comprado a la entrada.

Asimismo, contemplaremos otro de los lugares con más encanto, el Lago del Espejo a los pies de la Peña del Diablo. Aquí las aguas reflejan todo los que está a su alrededor, como un enorme espejo, como si el tiempo se hubiera detenido.

Una vez disfrutado de este remanso de paz, nos dirigimos a la zona de descanso, donde los niños pueden jugar en un pequeño parque infantil y reponen fuerzas.

Monasterio de Piedra, Nuévalos

Lago del Espejo

Sólo queda ascender desde la Fuente del Señor hasta la Gruta de la Carmela, acompañados por el rumor de las aguas cristalinas de la Cascada de los Chorreaderos.

Al final de la Gruta de la Carmela, apreciaremos de nuevo la belleza de la Cascada Iris y siguiendo las flechas rojas, nos dirigiremos a la salida, pasando previamente por la Cascada Sombría.

Las Cuatro Calles nos llevarán a nuestro próximo evento, la exhibición de aves rapaces.

Exhibición de vuelo de aves rapaces

Monasterio de Piedra, Nuévalos

Exhibición vuelo aves rapaces

En la exhibición de vuelo podremos ver de cerca el vuelo de buitres, búhos, águilas, halcones… así como, comprender la importancia de estas aves rapaces para la conservación del medio ambiente.

Un cetrero experto explica en todo momento las características de las aves, si son nocturnas, diurnas, carroñeras, ratoneras…

Todo un espectáculo, que maravillará a pequeños y mayores. Los horarios se modifican según las fechas del año, por tanto, hay que informarse con antelación.

Monasterio Cisterciense Santa María de Piedra

Monasterio de Piedra, Nuévalos

Monasterio Cisterciense Santa María de Piedra

El Monasterio Cisterciense tiene su origen en 1.186. En la visita guiada por las distintas estancias: claustro, abadía, cocina monacal, refectorio, calefactorio…podemos hacernos una idea de la vida y costumbres de los monjes que habitaron este edificio histórico.

En el interior se encuentra el Museo del Vino con denominación de origen de Calatayud, el Museo del Carruaje, una muestra sobre la Historia del chocolate, ya que aquí fue donde se recibió el primer cacao procedente de México, tras su descubrimiento por Hernán Cortés y la receta para el chocolate.

Igualmente, cuenta en el Refectorio, con una copia del “Tríptico Relicario del Monasterio de Piedra”. Es una joya del mudéjar aragonés.

¿Os animáis a visitar El Monasterio de Piedra? es un oasis de agua y naturaleza, ideal para disfrutarlo en familia. Además, podéis pernoctar en el Hotel & Spa Monasterio de Piedra y vivir una experiencia única. 😃

Recomendaciones:

Monasterio de Piedra, Nuévalos

  • El recorrido del parque son entre 5-6 kms y el tiempo que se tarda en ver depende de los descansos, pero como mínimo se emplean 2 horas y 30 min. Con niños el recorrido puede llevar de 3-4 horas.
  • El Parque es un espacio natural y aunque los senderos son amplios y tiene paneles informativos sobre la fauna, la flora, la geología en braille, no es posible recorrer todo el parque por personas con movilidad reducida, en silla de ruedas o con carrito de bebé.
  • Debe llevarse calzado cómodo, evitando tacones, sandalias, chanclas…
  • No está permitido introducir comida y bebidas al parque. Hay dos zonas de descanso donde se pueden adquirir estos productos. Fuera del Parque, pero dentro del recinto amurallado hay un merendero cubierto y un parque infantil.
  • Es un entorno natural, por tanto, cuídalo. No arrojes basura ni dejes desperdicios abandonados. No recojas plantas, rocas, animales…
  • No arrojes monedas al agua, afectan al ecosistema.
  • El acceso de perros está permitido, pero con correa.
  • No está permitido el uso de drones ni reportajes profesionales de video y foto.
  • El aparcamiento es gratuito de 08:00 a 22:00 horas, pero no está vigilado.
  • Recomendamos llevar un chubasquero si no queréis mojaros en la Gruta Iris.
  • Se puede salir del Parque y entrar de nuevo, solo tenéis que solicitar que os pongan un sello.

Este post ha sido patrocinado por la empresa Monasterio de Piedra, S.A

Nuestras opiniones coincidan plenamente con las descritas en el artículo en función de la experiencia vivida.

Galería de fotos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Sobre nosotros Ana Elvira Picado

Bienvenidos al blog de Ana, Manuel, Pablo Y Daniel. Somos una familia viajera, que a raíz del nacimiento de nuestros dos hijos hemos tenido que adaptar nuestras salidas a los más pequeños de la casa.

Pero nunca hemos renunciado a la pasión por viajar, ya que pensamos que es una forma apasionante y diferente de educar a nuestros hijos, aportándoles valores tan esenciales como el amor por la naturaleza, la libertad, la igualdad y el respeto por todo lo que les rodea.

Con este blog pretendemos aportar nuestras experiencias, ideas y consejos para que os sean de ayuda y os permitan disfrutar en familia de algo tan maravilloso, como es viajar.

Un comentario

  1. QUE HERMOSA NATURALEZA Y SI SE COMPARTE EN FAMILIA MEJOR. PULGAR ARRIBA

Deja un comentario