LA MONTAÑA, una escuela sin barreras

Valle del Lago (Asturias)

Ruta Valle del Lago (Asturias)

La montaña es una escuela sin barreras y al aire libre. Es el lugar ideal para que los niños tengas experiencias diferentes del día a día y mejoren su autoestima, motricidad, orientación, autonomía…

Cuando tienes un hijo por primera vez, te parece mentira que puedas llevar a la montaña un ser tan frágil e indefenso.

Pero superados los primeros miedos y asumido que no eres tan mal padre (a pesar de los múltiples consejos y advertencias que recibirás de familiares, amigos y conocidos para disuadirte de semejante idea) por querer hacer partícipe a tu hijo de tu amor por la naturaleza; te armas de valor y realizas la primera salida al campo, que será el inicio de muchas otras, os lo aseguro.

Ruta Hayedo de Monte Ranedo (León)

A partir de primer mes o mes y medio, si el estado de salud de la madre y del niño lo permite, se puede planear la primera salida al campo. Debe ser un recorrido corto y sin grandes desniveles, igualmente se debe evitar una exposición excesiva al calor o al frío, en la que hay que tener especial cuidado con los ojos y la piel de los niños (son muy sensibles cuando son bebés y, también, cuando ya no lo son tanto), para protegerlos podemos ayudarnos de cremas solares de protección total y gafas adaptadas para bebés (actualmente en el mercado se comercializan gafas para todas las edades, incluso para recién nacidos), así como de una gorra, un pantalón y una camiseta de manga larga.

Cumbre Coriscáu (Entre Cantabria y León)

También recomendamos llevar todo lo necesario para dar de comer al recién nacido, un termo con agua caliente será de gran ayuda. Si el niño toma leche materna, genial!!! Esto no será necesario. Cuando crezcan un poco más, igualmente aconsejamos llevar siempre comida y agua en la mochila, porque nunca se sabe lo que va a durar una ruta con niños. Os recordamos que los tiempos los marcan ellos, por tanto, un termo con compartimentos para sólidos, agua, galletas, fruta… no deben faltar nunca.

Flysch Sakoneta y Mendata (Costa Guipuzcoana)

Un niño con los pies o la ropa mojada, con frío, hambre o sed, sin su chupete o muñeco preferido puede hacer que la salida al campo deje de ser algo divertido para ser un pequeño infierno.

Zumaia (Guipuzcoa)

Una buena planificación y un correcto equipamiento, hará que la excursión sea un éxito.

Nosotros creemos que las salidas a la montaña llevan un proceso de aprendizaje, no solo para los niños, sino también, para los padres, por eso cuando antes se empiece a tener contacto con la naturaleza, mejor.
Además, desde el primer momento el bebé estará expuesto a múltiples estímulos y vivencias, que irán ampliándose según vayan creciendo, y que nos darán una idea de los grandes beneficios y ventajas que tiene el contacto con la naturaleza para nuestros hijos.

Parque Natural de Somiedo ( Asturias)

Y es que las salidas a la montaña implican despertar los 5 sentidos. Las preciosas vistas y paisajes le educarán para saber apreciar la belleza a través de la vista. El sonido del viento, el canto de los pájaros, el rumor de las hojas o del agua, agudizarán y educarán su oído. Al igual que el olor de las flores o de la tierra húmeda despertarán su olfato. Se verán atraídos por los frutos del bosque como moras, grosellas, cerezas, setas, castañas…y desearán probarlo todo (hay que estar siempre alerta para que no se lleven a la boca ningún elemento del bosque, muchos de los frutos pueden ser venenosos o perjudiciales para la salud). Pero sobre todo desarrollarán el sentido del tacto. Solo hay que mirar la carita de asombro que pone un bebé cuando toca por primera vez la hierba, la arena de la playa o la nieve.

Ruta Embalse de Riofrío (Segovia)

Y es que no hay mayor parque de atracciones y aula de aprendizaje que la naturaleza, una piedra, un palo, una cueva o un árbol puede ser el mayor de los tesoros y el mejor de los retos.

Porque los niños no se comportan igual en el campo que en la ciudad, los espacios abiertos invitan a jugar con libertad; al haber menos normas, ensuciarse, sentarse en el suelo, saltar en los charcos o tocar el barro deja de estar prohibido, y el tiempo tiene menos importancia, porque a la montaña se va a disfrutar, y si no se puede hacer todo lo que se tenía planeado, se deja para otro día.

Con las salidas a la montaña y el contacto con la naturaleza se mejora la coordinación física, el equilibrio y la agilidad; se adquiere una mayor capacidad de atención, y lo niños son más creativos, imaginativos y observadores. Reducirán el sedentarismo y la obesidad, aumentando la autoestima y mejorando la relajación.

Ruta Hayedo de la Pedrosa (Segovia)

Igualmente será un medio muy valioso para reforzar valores como el respeto, autodisciplina, superación, tolerancia, empatía, generosidad…que educará su carácter y su personalidad.

Y no olvidemos que la curiosidad de los niños es infinita y la montaña es una escuela al aire libre. Disfrutar de una noche estrellada con tus hijos, es una de las experiencias más bellas, y pondrán a prueba tus conocimientos de astronomía. Recoger rocas, observar aves, mamíferos o plantas, les convertirá en geólogos, biólogos o botánicos por unas horas. Responder a sus preguntas de porque unas montañas son más altas que otras, o porqué ya no existen los dinosaurios, pero si los lagartos, nos hará adentrarnos en la geografía, la historia o la física.

Ruta Castañar de Hervás (Cáceres)

Por estas y por otras muchas razones, creemos que los beneficios que reportan las salidas a la montaña a nuestros hijos, son infinitamente mayores, que los peligros a los que se pueden exponer.

Desde el mismo momento que empezamos a organizar la excursión y les hacemos partícipes de la misma, mostrándole los lugares a los que vamos a ir o la casa en la que nos vamos a alojar, el niño ya empieza de dejar fluir su imaginación y a sentirse parte del grupo. Y una vez de nuevo en el hogar, se puede ir ampliando y afianzando el amor por la naturaleza, clasificando los minerales, cultivando plantas o cuidando de una preciosa mascota.

Galería de fotos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Sobre nosotros Ana Elvira Picado

Bienvenidos al blog de Ana, Manuel, Pablo Y Daniel. Somos una familia viajera, que a raíz del nacimiento de nuestros dos hijos hemos tenido que adaptar nuestras salidas a los más pequeños de la casa.

Pero nunca hemos renunciado a la pasión por viajar, ya que pensamos que es una forma apasionante y diferente de educar a nuestros hijos, aportándoles valores tan esenciales como el amor por la naturaleza, la libertad, la igualdad y el respeto por todo lo que les rodea.

Con este blog pretendemos aportar nuestras experiencias, ideas y consejos para que os sean de ayuda y os permitan disfrutar en familia de algo tan maravilloso, como es viajar.

3 comentarios

  1. Pingback: 10 CLAVES PARA EL ÉXITO EN UNA EXCURSIÓN CON NIÑOS

  2. Pingback: BENEFICIOS DEL SENDERISMO EN LOS NIÑOS

  3. Pingback: TRUCOS PARA QUE LOS NIÑOS NO SE ABURRAN EN LAS EXCURSIONES

Deja un comentario