HAYEDO DE LA PEDROSA CON NIÑOS, un bosque lleno de sorpresas

Hayedo de La Pedrosa, Segovia

Hayedo de La Pedrosa

El Hayedo de La Pedrosa es uno de los bosques imprescindibles para visitar en otoño. Sus árboles centenarios se tiñen de precisos colores ocres,naranjas, marrones. Tras una suave ascensión se divisa el embalse de Riofrío y la llanura segoviana.

En el término municipal de Riaza, en Segovia, se encuentra uno de los hayedos más bonitos de Castilla y León. Se trata del Hayedo de La Pedrosa, un encantador bosque de hayas, acebos y robles, en la Sierra de Ayllón, al cual se puede acceder sin restricción.

Hayedo de La Pedrosa, Segovia

Hayedo de La Pedrosa

Al contrario, de lo que ocurre con el cercano Hayedo de la Tejera Negra, en el Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara, en el que es necesario reservar plaza para entrar con un turismo.

Hayedo de La Pedrosa:

Para llegar a este reducido enclave natural, debemos tomar la carretera SG-112 desde Riaza hacia el puerto de la Quesera. En el kilómetro 11, en una curva cerrada, se visualiza un cartel que anuncia el Hayedo de la Pedrosa. Es necesario aparcar el coche en esta zona, pero hay que tener en cuenta que no hay parking habilitado, por tanto, hay que dejar el coche en la carretera, siendo conscientes de que deben circular vehículos en ambos sentidos.

Desde el borde la calzada ascendemos hacia el hayedo, dejando un pequeño pedrero a la derecha y un arroyo con pequeñas cascadas hacia la izquierda. El ascenso será pronunciado, ya que tiene un fuerte desnivel y hay que seguir las señales, en ocasiones poco marcadas, de unos puntos rojos en los troncos de los árboles.

Hayedo de La Pedrosa, Segovia

Hayedo de La Pedrosa

Pero merecerá la pena porque la espesura del bosque muestra todo su esplendor, en otoño, con el contraste de colores: desde el verde del musgo, al marrón, rojo o amarillo de las hojas de los árboles centenarios. 

Igualmente es hermoso, en primavera, con el despertar de la naturaleza de un verde intenso, o en invierno, cubierto por un bonito manto de nieve blanco.

A medio camino, nos encontramos con los restos de un camión de bomberos, y nos hace preguntarnos, ¿cómo pudo llegar hasta allí?.

Hayedo de La Pedrosa, Segovia

Ruta Hayedo de La Pedrosa

Desde este punto, el bosque empieza a clarear. Una vez fuera del hayedo debemos seguir ascendiendo por una senda estrecha y poco marcada hacia la izquierda hasta llegar a un camino empedrado y rodeado de matorral bajo, donde debemos girar a la derecha.

Continuamos ascendiendo hasta la cima de un collado, en el que nos encontramos el vallado de una finca, cuya verja debemos atravesar.

Desde aquí se divisa la llanura segoviana y el embalse de Riofrío y nos permite, o bien, girar a la izquierda y ascender hasta la Peña de la Silla o continuar el camino hacia la derecha.

Nosotros decidimos no subir a la Peña de la Silla, para no agotar a los niños y continuamos la senda por la derecha, descendiendo por una calzada pedregosa pero mucho más amplia que las anteriores y franqueada por pinos, en lugar de hayas.

Ruta Hayedo de La Pedrosa

Tras aproximadamente media hora, llegamos a unos prados a la altura del kilómetro 12 de la carretera.

Una vez aquí, hay que decidir si se desciende aproximadamente 1 km con los niños, ya que la vía, aunque no tiene excesivo tráfico siempre supone un peligro; o si bien, un adulto baja a buscar el coche.

Esta ruta, aunque requiere un cierto esfuerzo debido a las características de terreno, es corta, y, por tanto, se puede realizar en familia en cualquier época del año, salvo en invierno, que puede estar cubierto de nieve y ser muy bajas las temperaturas.

Al ser circular, es indiferente comenzar la ruta en el km 11, junto al Hayedo de la Pedrosa, o en el km 12, en el puerto de la Quesera, en la que se inicia también la ascensión al Pico del Lobo.

Nosotros recomendamos realizar la ruta desde el km 11, porque si se realiza a la inversa, la bajada del hayedo es bastante peligrosa porque tiene mucho desnivel y hay muchas hojas húmedas, lo que genera una probabilidad alta de sufrir una caída. (Aunque tenemos que reconocer que nosotros comenzamos la ruta desde el Puerto de la Quesera).

Como indicaba al inicio del post, este hayedo es un pequeño espacio natural sin restricción de entrada, por tanto, es obligación de todos, cuidar el entorno y generar el menor daño posible a la flora y a la vegetación. Con nuestro ejemplo, estaremos transmitiendo respeto, responsabilidad y amor por la naturaleza a nuestros hijos.

Villa de Riaza:
Riaza, Segovia

Riaza

Una vez finalizada esta ruta, os recomendamos visitar la villa de Riaza, un bonito municipio turístico, en el que destaca la Plaza Mayor, con el suelo de arena y rodeada de coquetos soportales.

Sus calles invitan a pasear y conocer las Ermitas de San Juan, San Roque o de la Virgen de Hontanares, así como, la Iglesia de Nuestra Señora del manto, del siglo XV.

Además, cuenta con un gran parque municipal “El Rasero”, en que hay multitud de toboganes, balancines, columpios…que harán las delicias de los más pequeños.

Su clima suave, permite descansar y disfrutar de su gastronomía en las múltiples terrazas hosteleras del pueblo, degustando morilla de arroz frita, caldereta de bacalao o pinchos de chorizo.

Galería de fotos:

Track mifamiliaviajera.com en Wikiloc:

Powered by Wikiloc

Perfil MIDE(*):

 
(*)Los datos son siempre orientativos, hay que tener en cuenta las condiciones propias del día.

Sobre nosotros Ana Elvira Picado

Bienvenidos al blog de Ana, Manuel, Pablo Y Daniel. Somos una familia viajera, que a raíz del nacimiento de nuestros dos hijos hemos tenido que adaptar nuestras salidas a los más pequeños de la casa. Pero nunca hemos renunciado a la pasión por viajar, ya que pensamos que es una forma apasionante y diferente de educar a nuestros hijos, aportándoles valores tan esenciales como el amor por la naturaleza, la libertad, la igualdad y el respeto por todo lo que les rodea. Con este blog pretendemos aportar nuestras experiencias, ideas y consejos para que os sean de ayuda y os permitan disfrutar en familia de algo tan maravilloso, como es viajar.

Deja un comentario