EL BOSQUE DE OMA CON NIÑOS, árboles convertidos en arte

Bosque de Oma, Vizcaya

Bosque de Oma

El Bosque de Oma es un agradable paseo que se puede realizar en cualquier estación del año. Aquí veremos 47 obras de  una corriente creativa, denominada “land art”, que traslada el arte a la naturaleza.

Bosque_de_Oma_(Mi_familia_viajera)

El Bosque de Oma es una obra del pintor y escultor Agustín Ibarrola en la que se traslada el arte a la naturaleza utilizando como lienzo los troncos de los árboles.

Cuando entras en el Bosque Encantado, Pintado o Animado, como también se le conoce, se tiene una extraña sensación. El lugar desprende paz y sosiego, pero al mismo tiempo es un lugar estimulante, vivo y lúdico.

Diferentes figuras y formas se van moldeando ante nuestros ojos según vamos paseando por la espesura del bosque.

En ocasiones tenemos que fijarnos solamente en un árbol para dar sentido a la obra, y en otras, es necesario contemplar un conjunto de árboles para poder apreciar lo que Ibarrola plasmó en la naturaleza.

En definitiva, cuando entras en el bosque el verdadero protagonista no son las figuras, personajes, animales, formas… que se crean según la perspectiva con la que las miremos, sino que el protagonista eres tú y tu percepción, tu capacidad para ver, contemplar y apreciar el arte.

Cómo llegar al Bosque de Oma:

 

Bosque de Oma, Vizcaya

Bosque de Oma

Para visitar el Bosque de Oma debemos dirigirnos a la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. Aquí, tomaremos como referencia la localidad de Gernika (Vizcaya), y nos desplazamos por la BI-2238 hasta el municipio de Kortezubi que se encuentra a 5 minutos.

En Kortezubi seguiremos las señales que informan la dirección a tomar hacia el Bosque de Oma y las Cuevas de Santimamiñe por la carretera BI-4244.

Nuestro destino es el aparcamiento gratuito de Lezika, en el Barrio de Basondo. Punto de inicio para las visitas de la Cueva de Santimamiñe y del Bosque de Oma.

Preparación de la visita:

 

Bosque de Oma, Vizcaya

Bosque de Oma

Cuando planifiquéis la visita al Bosque de Oma no debéis olvidar que también se puede acceder a la Cueva de Santimamiñe.

Santimamiñe es un importante yacimiento arqueológico que alberga numerosas pinturas rupestres que representan bisontes, cabras, caballos, osos…así como, restos de asentamientos humanos de hace más de 14.000 años.

Todas las visitas son guiadas y se necesita cita previa (en este enlace veréis los horarios, tasas y cómo hacer la reserva).

Si vais en temporada alta, reservar con antelación. Nosotros fuimos en agosto y no pudimos hacer la reserva porque llevaban agotadas las entradas desde hacía semanas.

Por tanto, esta visita queda pendiente para la próxima vez. Ya que nos parece muy interesante para los niños, a pesar de que, solo se puede visitar el entorno natural de la cueva y el vestíbulo de la misma, donde se realizan los trabajos de excavación. El resto de la visita es una proyección en 3D.

Ruta del Bosque de Oma:

 

Bosque de Oma, Vizcaya

Bosque de Oma

La ruta parte, cómo hemos indicado anteriormente, del aparcamiento de Lezika. En frente del restaurante parte un camino ascendente y asfaltado.

Sólo tiene desnivel en el primer tramo de la ruta, luego, ya llanea el camino por un bosque de pinos y helechos.

Bosque de Oma, Vizcaya

Ruta Bosque de Oma

No tiene pérdida y está correctamente señalizado con marcas amarillas y blancas. Incluso cuenta con la posibilidad de escanear un código QR y acceder a la página oficial del Bosque de Oma.

Durante el trayecto, hay un único cruce de caminos donde giraremos a la izquierda.

Tras descender unos 150 m. por unos escalones labrados en la tierra nos adentraremos en el Bosque de Oma. (Habremos recorrido unos 3kms desde el aparcamiento).

Una vez en el Bosque Pintado, ¡Imaginación al poder! Y los niños tienen mucha.

Bosque de Oma, Vizcaya

Bosque de Oma

Hay que fijarse en las señales que hay en el suelo y mirar en la dirección que indican. Dónde unos ven labios, otros ven pájaros, personas, loros, cuadros, círculos, peces, ojos, olas de mar…. Ya os he dicho que los niños tienen mucha imaginación, jiiii…

Creemos que el actor principal del bosque eres tú y que debes de ser tú el que le de forma y vida a cada obra. Pero si queréis saber que figuras plasmó realmente Ibarrola, descargar audioguías o signoguías, lo podéis hacer aquí.

Igualmente, podéis descargar material didáctico y un juego de aventura en el bosque que os será de ayuda si vais con niños pequeños.

El recorrido por el Bosque lo decide cada uno, aunque ayuda seguir la numeración de los puntos de observación del suelo. En total hay 47 obras que se pueden ver correlativamente o por libre.

Bosque de Oma, Vizcaya

Salida del Bosque de Oma

Una vez disfrutado de este hermoso entorno, hay dos opciones:

  • Retroceder sobre nuestros pasos y volver al aparcamiento por el mismo camino que nos llevó hasta el Bosque. Para ello, tomamos la salida sur. (3 kms ida)
  • O bien, realizar la ruta circular. Regresando por el Valle de Oma, para lo que tenemos que salir por el lado opuesto del Bosque. (4.5 kms ida)

Si elegimos la segunda opción, descenderemos por una pista forestal con escalones cavados en la tierra que nos lleva hasta la carretera vecinal de Oma.

Si giramos a la derecha, podremos ver a unos 300m, los restos de dos antiguos molinos: el molino Olakoerrota y el molino de Goikolea. Pero desde nuestro punto de vista no merece la pena, ya que están vallados por una cerca eléctrica y no permite acercarse.

Bosque de Oma, Vizcaya

Valle de Oma

Por tanto, una vez en la carretera, giramos a la izquierda para adentrarnos en el Valle de Oma.

El Valle es un paraje con grandes pastos y caseríos con fachadas de ladrillo, piedra y madera.

También permite apreciar algún puente con la base de pizarra y la iglesia de San Pedro.

Aunque el recorrido se desarrolla en un entorno de gran belleza, la verdad, es que se hace un poco monótono y los niños se cansan.

Bosque de Oma, Vizcaya

Valle de Oma

Además, hay que tener en cuenta que el regreso se está realizando por una carretera asfalta que tiene en algunos tramos fuertes subidas y bajadas.

Nosotros estamos acostumbrados a caminar y recomendamos la segunda opción por ser circular. Además, suponen solamente 1.5 kms más, pero esto el opcional y cada uno debe elegir cómo regresar.

Una vez en el aparcamiento se pueden reponer fuerzas, bien en el restaurante, o bien, en el área recreativa que cuenta con mesas, fuente y sombras.

El Bosque de Oma es un lugar donde relajarse y dejar volar la imaginación. ¡Un espectáculo de la naturaleza! ¡No os lo perdáis!

Galería de fotos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Track de la ruta:
Powered by Wikiloc
Perfil MIDE (*):
Bosque_de_Oma_(Mi_familia_viajera)

Sígueme

Deja un comentario