BRAÑAGALLONES CON NIÑOS: fin de semana entre montañas y verdes prados

Brañagallones, Parque Natural Redes, Asturias

Brañagallones

El Parque Natural de Redes, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco, ofrece numerosos rincones y rutas de gran belleza. Una de ellas es la Vega de Brañagallones. Una preciosa majada rodeada de montañas, verdes prados y bosques de hayas centenarias. Un destino ideal para disfrutar en familia de la naturaleza y en especial del otoño.

Aprovechando las buenas temperaturas otoñales nos hemos desplazado al norte de la península. Hemos pasado el fin de semana en el Parque Natural de Redes, en el concejo de Caso (Asturias).

Teníamos reservada desde hace tiempo una estancia en el Refugio de Brañagallones. Es la primera vez que los niños van a pernoctar en este tipo de alojamientos, por tanto, hemos elegido un refugio de montaña que ofrezca ciertas comodidades, o al menos, que no sea muy austero (si habéis dormido en un refugio de montaña, sabéis de que os hablo).

 

Cómo llegar a Brañagallones:

Brañagallones, Parque Natural Redes, Asturias

Vega Brañagallones

Para llegar a Vega Brañagallones es necesario contratar los servicios de un taxi 4*4 (el acceso está limitado a vehículos autorizados) o subir a pie o con bicicleta de montaña, desde Bezanes (650 m de altitud).

Nosotros tenemos contratado un taxi 4*4, debido a que el refugio se encuentra a 1.250 m de altitud y el desnivel es demasiado elevado para realizarlo a pie o en bicicleta con nuestros hijos.

Por tanto, el sábado por la mañana madrugamos para poder estar en Bezanes a la hora establecida (10:30 a.m) con la empresa de transporte “Bezanes-Brañagallones 4*4”. (Aquí podéis ver las empresas de transporte autorizadas del Parque natural de Redes).

Brañagallones, Parque Natural Redes, Asturias

Taxi 4*4

Los niños están emocionados ante la idea de subir a un 4*4 y ascender por una pista forestal con algún que otro bache.

Nos recoge Rafa, en su taxi todoterreno, en el amplio aparcamiento de Bezanes, donde hemos dejado, a su vez, estacionado nuestro vehículo.

Muy amablemente nos va informado en el trayecto entre Bezanes y Brañagallones (aprox. 30 min, 11 kms) de las características de la arquitectura local con casas de piedra y madera, la flora, la fauna de los bosques y las rutas más importantes que se pueden realizar desde el refugio.

 

Refugio de Bañagallones:

Durante la ascensión, ya se va apreciando la belleza del valle con las confluencias de los ríos Monasterio y Nalón. Pero nada que ver con el precioso entorno en el que está situado el refugio de Brañagallones, una enorme pradera a los pies de las montañas.

Brañagallones, Parque Natural Redes, Asturias

Vega Brañagallones – Refugio

Es realmente, un entorno idílico en el que disfrutar de un fin de semana otoñal.

Además, las instalaciones del refugio distan mucho de los refugios de montaña tradicionales, debido a que en su día este complejo fue un hotel con categoría de tres estrellas. Por lo que conserva un amplio salón con chimenea, restaurante y 9 habitaciones (de 4, 5 y 6 plazas) con baño propio, calefacción y agua caliente.

Pero a los amantes de la naturaleza, lo que realmente nos trae hasta aquí es poder disfrutar del Parque Natural de Redes, reserva de la Biosfera desde 2001.

Así que, nada más finalizar el registro en el refugio nos calzamos las botas de montaña y a caminar por el bosque.

 

Senda Nacimiento del Río Monasterio:

Brañagallones_Parque_Natural_Redes_(Mi_familia_viajera)

Brañagallones, Parque Natural Redes, Asturias

Senda Nacimiento Río Monasterio

Aunque nos hubiera gustado hacer el PR.AS – 66.1: Ruta de la Peña’l Vientu o el PR.AS – 66.2: Ruta del Cantu l’Osu por Valdebezón. Al ir con dos niños pequeños nos tenemos que conformar con realizar la primera parte de estas rutas hasta la majada de Valdebezón, pero aun así merece la pena.

El sendero parte por debajo del edificio en el que estamos hospedados, en dirección sur. Veréis un panel informativo del PR.AS – 66.1: Ruta de la Peña’l Vientu.

Hay que seguir en todo momento, esta pista forestal, no tiene pérdida. Es amplia y está correctamente señalizada.

Nos iremos adentrando en el valle del Río Monasterio por un frondoso bosque de hayas centenarias, que en otoño adquiere unos hermosos colores naranjas, ocres, amarillos y marrones.

Brañagallones, Parque Natural Redes, Asturias

Senda Nacimiento Río Monasterio

Tras caminar unos 15-20 minutos, veremos un puente de madera que nos ayuda a cruzar el río Monasterio y una pequeña cascada. Es un bonito rincón del parque de Redes.

Cuando nosotros estuvimos, el salto de agua no existía, debido a la sequía que estamos sufriendo 😔. Aun así, era hermoso.

Continuaremos la pista forestal ascendente hacia Valdebezón. Por el camino encontraremos la fuente l`Otero, donde podemos coger agua fresca y cristalina. Desde aquí, ya veremos a la derecha las majadas de Valdebezón: unas pequeñas cabañas ganaderas, usadas para guardar el ganado.

Unos pasos más adelante, veremos una bifurcación con un cartel informativo de las distintas direcciones a tomar, según la ruta que vayamos a hacer:

Brañagallones, Parque Natural Redes, Asturias

Cueva Monasterio

  • Si giramos a la derecha, en dirección oeste, seguiremos el AS – 66.1: Ruta de la Peña’l Vientu y pasaremos por delante de las majadas de Valdebezón.
  • Mientras que, si continuamos por el fondo del valle, iremos por el PR.AS – 66.2: Ruta del Cantu l’Osu y también, hacia la cueva Monasterio, donde nace el río de mismo nombre.

Nosotros queremos ir hasta el nacimiento del río, así que continuamos recto, por un camino que ahora se estrecha un poco, pero que está bien señalizado.

En unos 10 minutos, alcanzamos un puente de madera, que debemos atravesar.

Aquí, debemos abandonar el PR.AS – 66.2 y seguir el curso de río, desviándonos a la derecha.

Brañagallones, Parque Natural Redes, Asturias

Majada de Valdebezón

Enseguida, veremos la entrada de la Cueva de Valdebezón, donde nace el Río Monasterio.

Es posible adentrarse en la cueva varios metros, pero es necesario frontal, y hay que tener en cuenta, que se acaba con los pies mojados.

Pero a los niños les encantó poder internarse unos metros en la profundidad de la cavidad rocosa.

Ahora, solo queda volver sobre nuestros pasos, aunque nosotros nos desviamos un poco para hacer un receso y reponer fuerzas en la pradera de las majadas de Valdebezón.

 

Qué hacer en el refugio con los niños:

Una vez en el refugio hay que entretener a los pequeños hasta la hora de la cena o de irse a dormir.

Hay varias opciones para que este periodo de tiempo sea divertido:

Brañagallones, Parque Natural Redes, Asturias

Majada Brañagallones

  • El refugio se encuentra en un valle glaciar con una gran pradera donde pasta el ganado. Los niños estarán encantados de correr libremente, saltar y deslizarse por el prado. Sentarse un rato a observar el entorno no tiene precio.
  • En el valle suele haber caballos, y les gusta mucho el pan. Podéis darle de comer un trozo de vuestro bocadillo…
  • Intentar avistar urogallos. Gallones son gallos de monte y en este valle antes abundaban, aunque ahora están en peligro de extinción.
  • En el exterior del refugio, hay una terraza. Podéis tomar un refresco, al sol o la sombra.
  • Por la noche, el cielo se cubre de estrellas. No perdáis la oportunidad de salir a contemplarlas y escuchar el sonido de la naturaleza cuando el sol se esconde.

 

Ruta de Brañagallones a Bezanes:

Brañagallones_Parque_Natural_Redes_(Mi_familia_viajera)

Brañagallones, Parque Natural Redes, Asturias

Vega Brañagallones

Después de una noche de sueño reparador y un rico desayuno, toca recoger las cosas para descender hacia Bezanes (donde hemos dejado el coche).

Como ya hemos indicado, además de en taxi se puede acceder a Brañagallones a pie o en bicicleta.

Así que, aprovechando el desnivel a nuestro favor, decidimos descender hasta el pueblo andando con los niños.

Muy a nuestro pesar, abandonamos la vega glaciar de Bañagallones por la misma pista forestal que nos trajo el taxi 4*4 y seguimos las señales del PR.AS – 66.

Brañagallones, Parque Natural Redes, Asturias

Túnel de Crestón, Ruta Brañagallones – Bezanes

Nada más abandonar la majada de Bañagallones, encontraremos una fuente, donde provisionarnos de agua para el camino.

Por el sendero disfrutaremos de unas hermosas vistas y de los bosques de hayas y abedules que pueblan esta parte del parque de Redes.

Tras caminar 35-40 minutos (con niños unos 60 min) alcanzaremos el Túnel de Crestón, un orificio en la roca, que nos permite continuar nuestro camino hacia Bezanes.

Brañagallones, Parque Natural Redes, Asturias

Ruta Brañagallones – Bezanes

Esta es la parte del recorrido más espectacular, a nuestro modo de ver, ya que permite disfrutar de las montañas y los bosques que rodean a Brañagallones.

Continuamos el descenso, observando algunas brañas y disfrutando de la diversidad del paisaje.

Encontraremos una segunda fuente con dos caños de agua, cerca de la braña del Andorvíu, donde podemos hacer un merecido descanso. (Estamos aproximadamente en la mitad del recorrido).

Continuaremos descendiendo, hasta alcanzar el Mirador al Texu l’ Oración. Desde aquí tenemos unas hermosas vistas de la Peña’l Vientu, la Rapaona y las confluencias del Ríu Monasteriu y Nalón. (Resta apenas 1h, 1:20h con niños, para alcanzar Bezanes).

Brañagallones, Parque Natural Redes, Asturias

Mirador al Texu l’ Oración, Ruta Brañagallones – Bezanes

A partir de aquí, el bosque cambia por completo y abandonamos las hayas y abedules, para observar frondosos bosques de castaños.

Sin darnos cuenta, estaremos en el pueblo de Bezanes, donde podemos tomar unos culines de sidra (quién no tenga que conducir) y degustar unas ricas fabes 😋.

 

 

En definitiva, un inolvidable fin de semana, rodeados de montañas y verdes prados. Os animamos a visitar este bello paraje del Parque Natural de Redes, donde cada estación deja una estampa diferente, pero siempre de gran belleza.

Recomendaciones:

Brañagallones, Parque Natural Redes, Asturias

Majada de Valdebezón

  • Para pernoctar en el refugio hay que realizar reserva previa, suele estar bastante solicitado, por tanto, realizarla con tiempo.
  • Aunque es un refugio con bastantes comodidades, no deja de ser un refugio. Es decir, las camas son literas y debes llevar toalla y sábana saco. (Te lo pueden facilitar en el refugio, pero tiene coste).
  • La comida es sencilla, tener en cuenta que no es sencillo transportar el material hasta las instalaciones.
  • No se puede acceder a las habitaciones hasta la 19:00 horas y no hay taquillas. Tenerlo en cuenta, para las cosas de valor.
  • Al refugio no se puede acceder con calzado exterior, pero os facilitan unos zuecos.
Agradecimiento:

En último lugar, queremos agradecer a José Manuel y Carmela que estuvieran siempre atentos a las necesidades de los niños, y nos permitieran disfrutar de un fin de semana como si estuviéramos en casa.

Así como, a Juana y Ángel Luís por acompañarnos este fin de semana y poder disfrutar de su compañía.

Galería de fotos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Track de Wikiloc Senda del Nacimiento del Río Monasterio:

Powered by Wikiloc
Perfil MIDE (*):
Brañagallones_Parque_Natural_Redes_(Mi_familia_viajera)
Track obtenido de Wikiloc de la ruta Brañagallones – Bezanes:
 
Powered by Wikiloc
Perfil MIDE (*):
Brañagallones_Parque_Natural_Redes_(Mi_familia_viajera)
(*)Los datos son siempre orientativos, hay que tener en cuenta las condiciones propias del día

Sobre nosotros Ana Elvira Picado

Bienvenidos al blog de Ana, Manuel, Pablo Y Daniel. Somos una familia viajera, que a raíz del nacimiento de nuestros dos hijos hemos tenido que adaptar nuestras salidas a los más pequeños de la casa.

Pero nunca hemos renunciado a la pasión por viajar, ya que pensamos que es una forma apasionante y diferente de educar a nuestros hijos, aportándoles valores tan esenciales como el amor por la naturaleza, la libertad, la igualdad y el respeto por todo lo que les rodea.

Con este blog pretendemos aportar nuestras experiencias, ideas y consejos para que os sean de ayuda y os permitan disfrutar en familia de algo tan maravilloso, como es viajar.

Deja un comentario